21 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

VARIOS ATENTADOS EN DIFERENTES TERRITORIOS DE ESPAÑA Y UNOS TERREMOTOS DE GRAN MAGNITUD EN GRANADA MARCARON EL DESARROLLO De ese verano

Serie El Cierre Digital: "Qué fue del verano de...": Incendio del Hotel Corona de Aragón, 1979 (IV)

Los bomberos intentan apagar el incendio del Hotel Corona de Aragón en 1979
Los bomberos intentan apagar el incendio del Hotel Corona de Aragón en 1979
El verano español de 1979 es conocido como un verano negro. La causa de esta consideración se debe a la cantidad de fallecimientos registrados. La época estival ya dio comienzo con la sospecha de que una estación espacial podía caer en nuestro país. Incendios de desconocida causa, atentados terroristas y terremotos en Granada marcaron el desarrollo de estos meses. Todas estas catástrofes llevaron a los españoles a buscar el apoyo de la virgen María y del Superman de Miguel Bosé.

La primera quincena de julio de 1979 comenzaba con una sospecha que alertaba a los españoles. Unos estudios de la NASA citaban a la península como uno de los posibles lugares de aterrizaje de los restos de una estación espacial. El Skylab, un laboratorio espacial puesto en órbita por Estados Unidos, iba a caer de forma inevitable en la Tierra. Sin embargo, hasta unas pocas horas antes del impacto no se podía saber el lugar que resultaría afectado. Finalmente, el 11 de julio el Skylab cayó en Australia, uno de los países contemplados por la NASA.

El alivio que experimentaron algunos españoles tras la caída de la estación espacial en Australia duraría exactamente un día. El 12 de julio de 1979 se produjo una de las mayores tragedias de la historia de España por el impacto social. En el Hotel cinco estrellas Corona de Aragón de Zaragoza tuvo lugar un incendio que provocó el fallecimiento de 78 personas. La investigación del suceso no pudo esclarecer que el incendio fuese intencionado pero la sospecha sobre la posible autoría de algún grupo terrorista aún no queda descartada por la presencia de sustancias incendiarias en el lugar de los hechos.

Imagen de los daños provocados por la bomba explotada en Barajas en el triple atentado de ETA

Los episodios negros en el mes de julio de 1979 no se quedaron aquí. Pocos días más tarde del incendio del hotel, el grupo terrorista ETA mataba a un joven con una bomba en Malasaña. Pero no fue el único atentado con implicación de la mano armada del nacionalismo vasco. Una semana después del fallecimiento del joven, colocaron explosivos en Chamartín, Atocha y Barajas. Siete personas serían las víctimas de estos tres atentados en Madrid. El triple atentado de ETA del 29 de julio ha sido considerado como el 11-M de la Transición.

No todas las catástrofes que tuvieron lugar en el verano de 1979 tenían la sospecha de ser consecuencia de la acción humana. La naturaleza, y en concreto, los temblores sísmicos hicieron acto de presencia en Granada. Si bien se produjeron más de cincuenta terremotos en la provincia, los con más intensos, con mayor puntuación en la escala Richter, se desarrollaron en el verano. Cuatro de los seísmos superaron los 3,8 grados y uno llegó hasta los 4,8. Los terremotos eran diarios y algunas familias decidían abandonar sus casas para dormir en descampados por miedo.

Granadinos durmiendo al raso después de abandonar sus casas por los terremotos

La sucesión de terremotos en Granada condujo a los pueblos de la provincia a buscar ayuda en lo espiritual. El arzobispo granadino celebró una eucaristía en la iglesia de la Virgen de las Angustias para pedir que librase a su pueblo de los seísmos.  El 16 de julio de ese mismo año en Beniaján, una localidad murciana, los católicos coronaban a Nuestra Señora del Carmen como la patrona de su localidad.

Ante tantas calamidades muchos querrían contar con la figura de un superhéroe. Quizás por esto, las pistas de baile se llenaban de personas cuando sonaba “Super Supermán” de Miguel Bosé. Un cantante que había tenido un éxito rotundo dos veranos atrás y que en este, nuevamente volvía al primer puesto con la canción más escuchada. Un verano lleno de episodios negros que terminaría con la llegada de la película “Alien” a nuestros cines.

COMPARTIR: