21 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Cristina Gabarda, diputada de Ciudadanos en la Comunidad Valenciana, está condenada por injurias por el Juzgado de lo Penal número 4 de Castellón

La doble vara de Ciudadanos: exige al PP "no tener imputados" en las instituciones y ellos tienen a una diputada ya condenada

Isabel Bonig y Toni Cantó, reunidos en Alicante el pasado 6 de junio.
Isabel Bonig y Toni Cantó, reunidos en Alicante el pasado 6 de junio.
El grupo autonómico de Ciudadanos en la Comunidad de Valencia ha exigido al PP de aquella Comunidad no "tener imputados" en las instituciones autonómicas, cuando ellos tienen en sus filas a Cristina Gabarda, diputada por Castellón condenada penalmente el pasado mes de mayo por injurias vertidas sobre, precisamente, Miguel Barrachina, diputado de los populares en las Cortes Valencianas.

El pasado 6 de junio Toni Cantó, portavoz de Ciudadanos en las Cortes Valencianas, lo dejaba claro antes de comenzar las rondas de negociaciones de su partido con el PP, en Alicante: “Nuestras condiciones para sentarnos a negociar son la lucha contra la corrupción y acabar con chiringuitos y enchufados”.

Los líderes de PP y Ciudadanos en la Comunitat Valenciana, Isabel Bonig y Toni Cantó, respectivamente se reunían ese día 6 para pactar la gobernabilidad en el Ayuntamiento y en la Diputación de Alicante y en otros consistorios donde suman la mayoría.

Pero en el mismo acto, Cantó entregó a los representantes del PP un documento que detallaba las exigencias de Ciudadanos. En el caso de la Diputación o en el Ayuntamiento de Alicante, Cantó dijo que “Ciudadanos no quiere a imputados en estas instituciones ni tampoco una Diputación con siete vicepresidencias”.

Lo que no dijo el diputado autonómico y portavoz de Ciudadanos, Toni Cantó, es que esa exigencia no se la aplica a su propio partido, ya que su compañera por Castellón, Cristina Gabarda, fue condenada el pasado mes de mayo por el Juzgado de lo Penal número 4 de Castellón a pagar 4.380 euros por un delito de "injurias graves con publicidad", tras haber publicado en su muro de Facebook en 2015 un fotomontaje en el que acusaba al presidente del PP de Castellón, Miguel Barrachina, de "imputado por corrupción", un día antes de la celebración de las elecciones generales de aquel año.

Cristina Gabarda en el banquillo de los acusados.

De esta manera, Ciudadanos ya tiene a su primer cargo público condenado, una diputada autonómica por Castellón. La denunciada y condenada, Gabarda, ya juró su cargo, al igual que, el denunciante y perjudicado, Miguel Barrachina, del PP y ahora son compañeros en Les Corts valencianas, ambos como diputados autonómicos.

La sentencia de Gabarda

La sentencia que ya fue contada por elcierredigital.com considera probado que Gabarda publicó en su perfil de Facebook la imagen de Barrachina, el 18 de diciembre de 2015, un "fotomontaje con la clara intención de ocasionar un menoscabo en la imagen y el honor de Miguel Barrachina". El cabeza de lista por el PP de Castellón era en ese momento vicepresidente de la Diputación de Castellón y candidato número uno al Congreso de los Diputados por el PP de aquella provincia.

Según la sentencia, la imagen y el texto eran un "montaje" que fue elaborado por un tercero, no identificado, quien "lo hizo circular a través de la aplicación de telefonía móvil whatsapp", pero la acusada, tras recibirlo en su teléfono móvil, "optó por publicarlo en su perfil de Facebook, de público acceso para los usuarios de esa red social, a sabiendas de que tendría difusión".

La difusión "fue tal", explica el titular del Juzgado, Ramón Ferrer Barquero, en la sentencia que "esa misma tarde, alrededor de dos horas después de haberse publicado el fotomontaje, un periodista alertó a Barrachina de la publicación, sintiéndose éste ofendido y contactando por teléfono con la acusada, quien se disculpó de forma privada, pero se negó luego a emitir un comunicado en el sentido que exigía el afectado".

La vista, de la que también informó elcierredigital.com se celebró el pasado 23 de abril y la acusada, según recoge la sentencia, afirmó que había publicado la foto "por descuido" y "sin mala intención". Gabarda se exculpó diciendo que quería publicar otra foto y "de modo inconsciente" publicó ese fotomontaje de Barrachina que "borró a los 4 minutos".

Delito de injurias graves

El magistrado la considera autora de un delito de injurias graves con publicidad a "pena de ocho meses de multa, con cuota diaria de doce euros y responsabilidad personal subsidiaria privativa de libertad para caso de impago del art. 53 CP. y añadió que "le impongo el pago de costas, incluidas las derivadas de la acusación particular".

En total, Gabarda fue condenada a pagar una multa de 4.380 euros, aunque con la atenuante de dilaciones indebidas. El pago corresponde a una multa de 2.880 euros y una indemnización a Barrachina por daño moral de 1.500 euros. También ha sido condena en costas, valoradas por la acusación en 4.000 euros.

Cristina Gabarda recurrió la sentencia, pero tuvo que publicar el fallo de la misma y hacerlo público durante un tiempo mínimo de 48 horas en su perfil de Facebook a fin de "limpiar el honor de Miguel Barrachina".

COMPARTIR: