17 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

ANTES DE LAS ELECCIONES DE MAYO DE 2015, el extesorero de C's HIZO FIRMAR A SUS CANDIDATOS LOCALES UN DOCUMENTO llamado “CARTA ÉTICA Y FINANCIErA"

Financiación en Ciudadanos: Carlos Cuadrado pidió a sus alcaldes que destinaran el 10% de las subvenciones al partido

Exclusiva Inés Arrimadas y Carlos Cuadrado.
Inés Arrimadas y Carlos Cuadrado.
Carlos Cuadrado es el gran apoyo de Inés Arrimadas, su gran gran baza en un partido que se descompone después de los últimos momentos que han puesto patas arribas el tablero político nacional. Cuadrado fue el tesorero de la formación naranja y también ha controlado la militancia sin llegar a los métodos Fran Hervías, 'el Señor Lobo', que ha abandonado el partido rumbo al PP, le ha seguido Toni Cantó, lider en Valencia, que ha dejado la política.

Este lunes se reúne el Comité Ejecutivo de Ciudadanos tras la exigencia de explicaciones de los barones a Inés Arrimadas sobre las decisiones del partido que han provocado todo un terremoto político en España. El Comité ha dejado la dimisión de Carlos Cuadrado y José María Espejo-Saavedra, artífices del intento de moción de censura en Murcia y también deja su acta de diputado en la comunidad valenciana Toni Cantó que además ha anunciado que deja la política.

Antes de todo esto Fran Hervías 'Señor Lobo', el gran muñidor durante años de todo lo que ocurría dentro del partido, ha abandonado el barco camino del Partido Popular. Su marcha viene a probar aún más la soledad de Inés Arrimadas al frente de un partido en descomposición. 

Carlos Cuadrado, el hacedor en la sombra

Carlos Cuadrado ha dimitido finalmente de su cargo en la vicepresidencia del partido, aunque se mantiene en el núcleo duro de Arrimadas, convirtiéndose en el gran escudero de Inés Arrimadas en sus últimas operaciones del partido que tanto han sorprendido a propios y extraños. Estos movimientos, tal y como adelantó Elcierredigital.com, se pactaron hace un mes entre los dos partidos. Por el PSOE lo hicieron tres miembros destacados de la formación socialista: su número tres, Santos Cerdán, del que elcierredigital.com ya hizo una semblanza y al que bautizamos con el apodo de "el hombre invisible del PSOE"; Félix Bolaños, secretario general de la Presidencia del Gobierno; y José Luis Ábalos, en su condición de Secretario de Organización del PSOE.

Por parte de Ciudadanos, y aquí viene la gravedad del asunto, sólo eran conscientes de estas conversaciones y conocedores de su contenido dos hombres: Carlos Cuadrado, vicesecretario primero y número dos de la formación y José María Espejo-Saavedra, vicesecretario adjunto, diputado en Cortes Generales y exvicepresidente segundo del Parlament de Cataluña, además, por supuesto, de la propia Inés Arrimadas. Por algo fueron apodados en su día "los sargentos" de Arrimadas. Ante el fracaso de la moción de censura en Murcia diseñada por los "sargentos", tanto Cuadrado como Espejo-Savedra acabaron dimitiendo de sus respectivas vicepresidencias.

Fran Hervías. 

Carlos Cuadrado era el tesorero de Ciudadanos que en julio de 2017 tuvo que acudir a declarar en las Cortes ante la Comisión de Investigación sobre la financiación de los partidos políticos, impulsada en aquellos momentos por el PP.  El entonces tesorero del partido de Albert Rivera tuvo que explicar los gastos de sus grupos municipales referidos al dinero que procedía de subvenciones públicas.

Carlos Cuadrado y sus negocios previos a la política ya eran muy conocidos en el seno de Ciudadanos, ya que un Juzgado Laboral de la ciudad de Itápolis, en Brasil, ordenó en 2018 el bloqueo de una cuenta del entonces secretario general de finanzas de Ciudadanos. Este embargo tendría su origen en una denuncia en el año 2014 por impago de las cuotas sociales de uno de sus trabajadores en Brasil, dentro de la sociedad Ibertex de la que es copropietario el que por entonces era tesorero del partido de Albert Rivera, 

Un hombre que controla férreamente a la militancia. Así lo ha denunciado Valle Miguélez, una de las tres diputadas de C's en Murcia que han acabado con el proyecto de Moción de Censura con PSOE, acusando a Cuadrado de haberla coaccionado. Un control de los movimientos de la militancia que no es la primera vez que se manifiesta. 

Una de las jugadas de Cuadrado

En 2015 Carlos Cuadrado protagonizó una de las decisiones más controvertidas de cara a la financiación del partido. Una prueba de su control de la militancia. En esa época, el partido, en esos momentos liderado por Albert Rivera, pidió a sus candidatos a las alcaldías municipales de las elecciones autonómicas y municipales que se celebraban el 24 de mayo de ese año, mediante la firma de un documento titulado “Carta Ética y Financiera” que destinaran el 10% de las subvenciones que el Estado proporciona por formar grupo político y por cada escaño recibido, a una cuenta central de C's para financiar el partido.

En este documento, titulado “Carta Ética y Financiera”, se indicaba textualmente que los candidatos de Ciudadanos deben “contribuir a la financiación del Partido mediante la aportación del 10% del total de los ingresos netos que le corresponden como cargo público para el caso de resultar elegido en las listas de C’s, de conformidad con lo dispuesto en los Estatutos del Partido. En todo caso, deberá facilitar la gestión por parte de los órganos competentes del Partido de los ingresos derivados de la financiación de los grupos parlamentarios o municipales en los que se integre”.

También debían contribuir con dichas subvenciones al pago de créditos que el partido hubiera podido contraer para hacer frente a los gastos de sus respectivas campañas electorales. Así se indica que hay “dedicar los ingresos, que se pudieran obtener para los grupos parlamentarios o municipales, al pago de los créditos que el Partido hubiera podido contraer para hacer frente a los gastos de sus respectivas campañas electorales”.

La Ley Orgánica 3/87 sobre la financiación de Partidos Políticos refleja que una formación política no puede emplear recursos públicos para fines privados, como propone Ciudadanos en esta cláusula. La formación naranja incurrió en una presunta ilegalidad.

Según el abogado experto en temas de financiación, Alberto Ganga Ruipérez, explicó que “el artículo 2.1 e) de la Ley Orgánica 8/2007, de 4 de julio, de financiación de los partidos políticos, al referirse a los recursos de los partidos políticos habla de las aportaciones de los grupos de los entes locales, este apartado ha de interpretarse acorde con el artículo 3 de la misma ley y con el 73.3 de la LRBRL, con todo podemos concluir que  estas aportaciones no pueden servir a la financiación de los respectivos partidos políticos”.

Ingresos en la cuenta del partido

Del mismo modo, la asignación municipal a un grupo no debe transferirse a la cuenta del partido, sino a la cuenta del grupo municipal. Los grupos pueden disponer de un NIF que se les otorga por la Agencia Tributaria cumplimentado el documento modelo 036 y acompañando una copia del escrito de constitución del grupo, que habrá de ir suscrito por todos los integrantes del mismo.

En este sentido la Dirección General de Cooperación Local dictó una resolución en la que decía que “no parece, sin embargo, admisible la petición de los grupos políticos de que la asignación municipal sea ingresada en la cuenta de la coalición provincial en vez de ser transferida a su cuenta específica. En dicho supuesto habría que entender que el ayuntamiento está subvencionando directamente a la coalición o partido político”.

Tampoco estas asignaciones económicas provenientes del Ayuntamiento podrán financiar “ni a fundaciones ni a otras entidades vinculadas al partido político, sometidas al régimen de fiscalización y control de los partidos políticos”, según la DA 7.ª de la Ley  Orgánica de Financiación de Partidos Políticos.

El papel controlador de Carlos Cuadrado

Para que se hiciera efectivo lo expuesto en la cláusula de la “Carta Ética y Financiera”, los candidatos debían abrir sus cuentas en una determinada entidad crediticia, según se recoge en el documento titulado “Protocolo Actualizado de apertura de cuentas bancarias y gestión de Grupos Municipales, Provinciales y Autonómicos”, y que obra en poder de ExtraConfidencial.com.

Aquellos municipios que superasen los 50.000 habitantes debían de abrir dos cuentas bancarias con las siguientes características:

a) En primer lugar, una cuenta de ingresos para meter el 10% de las subvenciones que recibían dichos grupos. Esta cuenta se encontraba registrada en una oficina bancaria próxima al Círculo de Bellas Artes en Madrid. La cuenta estaba controlada bajo el apoderamiento de dos hombres muy próximos a Albert Rivera, Carlos Cuadrado Arroyo, secretario de finanzas de C´s, y Jose Manuel Villegas Pérez, Vicesecretario General de C´s. Junto a ellos también figurarán dos concejales/diputados.

b) En segundo lugar, una cuenta de gastos para gestionar la cantidad de pagos del partido. Esta cuenta se podría abrir en cualquier sucursal de esta entidad crediticia. En este caso, los apoderados serán los concejales de estos grupos. En el caso de las localidades con menos de 50.000 habitantes, únicamente contarían con una cuenta de gastos e ingresos, administrada por un máximo de cuatro concejales.

La caótica estructura interna de Ciudadanos

La falsificación de los currículos parece ser una práctica habitual en la formación naranja, ya que sus líderes en Madrid, Cesar Zafra y Miguel Ángel Gutiérrez, también han sido acusados de falsificar su currículum. A su vez, en León, el candidato Sadat Maraña renunció a encabezar la candidatura por esta ciudad tras descubrirse que su currículo no era todo lo honesto que cabría esperar.

En Castilla-La Mancha, el partido de Albert Rivera expulsó al número uno de su candidatura al Congreso por Albacete, Ignacio García Sotos, por haber falseado presuntamente su currículo. El candidato expulsado recalcó en su biografía profesional algunas titulaciones que no tenía.

COMPARTIR: