06 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Las defensas las consideran desproporcionadas y logran que declaren seis testigos claves que no lo hicieron en el anterior juicio

Todo apunta a que se pueden modificar las sentencias del Caso Alsasua, que se revisan en la Audiencia Nacional

Imagen del juicio de Alsasua celebrado en la Audiencia Nacional.
Imagen del juicio de Alsasua celebrado en la Audiencia Nacional.
La sala de Apelación de la Audiencia Nacional decidirá entre este miércoles y jueves sobre las sentencias del caso Alsasua. Ocho jóvenes fueron condenados en junio de 2018 por este tribunal a penas de entre 2 y 13 años de cárcel por una pelea en un bar de esta localidad navarra producida en 2016. El fiscal pide que se les considere culpables de terrorismo mientras que las defensas califican lo ocurrido de "una simple pelea de bar, que se debería quedar en un antiguo juicio de faltas".

Este miércoles y el jueves la Sala de Apelación de la Audiencia Nacional celebrará las vistas para decidir sobre las apelaciones solicitadas por las defensas de los condenados por una pelea en un bar de la localidad navarra de Alsasua.

La Audiencia Nacional condenó a ocho personas a penas de entre 2 y 13 años de cárcel a ocho acusados de participar en una trifulca con dos guardias civiles y sus parejas en octubre de 2016. El juicio se celebró en junio del pasado año, pero las defensas apelaron ante el tribunal por considerar exageradas las penas.

Las condenas más altas, por atentado y lesiones, recayeron en Ohian Arnanz e Iñaki Abad, con 13 años de prisión, Adur Ramírez y Jokin Unamuno, 12 años cada uno, así como Julen Goicoechea, Jon Ander Cob y Aratx Urrizola, a 9 años de cárcel. Abad y Arnanz fueron además condenados por desórdenes públicos. La única mujer acusada, Ainara Urquijo, fue condenada a dos años de prisión por amenazas y desórdenes públicos.

Las vistas se celebrarán en las instalaciones de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares, por el volumen de abogados, acusados y nuevos testigos. La Fiscalía pidió que los acusados fueran condenados por terrorismo.

Algunos de los acusados durante el juicio de junio de 2018.

La sección primera de lo Penal de la Audiencia Nacional condenó en junio de 2018 a estos ocho jóvenes por participar en la agresión por delitos de atentado a agentes de la autoridad, lesiones, desórdenes públicos y amenazas, pero, en contra del criterio de la Fiscalía, descartó que fueran de carácter terrorista pese a la "notabilísima gravedad de los hechos".

Por ello la Fiscalía también ha recurrido la sentencia insistiendo en que la paliza que sufrieron los agentes "fue una agresión planificada y organizada contra dos miembros de la Guardia Civil y sus parejas con una finalidad terrorista". La sentencia apreció las agravantes de abuso de superioridad y de odio y consideró probado que los acusados actuaron por animadversión a la Guardia Civil y por motivos ideológicos, pero no vio en su acción ningún vínculo con ETA.

Por estos hechos, el fiscal José Perals pidió para los agresores entre 12 años y 62 años de cárcel por delitos de amenazas y lesiones terroristas o, alternativamente, entre 6 y 17 años manteniendo solo un delito de terrorismo y desórdenes públicos.

Acto terrorista lo que es una pelea de bar

Ahora las defensas creen que "el recurso de la fiscalía no debería prosperar, porque califica de acto terrorista lo que es una pelea de bar, nada más y las condenas a nuestros defendidos nos parecen excesivas".  Para ello contarán con la declaración de seis nuevos testigos que, inexplicablemente, no declararon en el juicio anterior porque se desestimó su comparecencia.

Las defensas sostienen que las lesiones, que en el caso del teniente de la Guardia Civil fue la rotura de un tobillo, "en realidad no son tan graves y en el anterior código penal hubiésemos ido a un juicio de faltas sin penas de cárcel".

La sala estará presidida por Juan Ramón Navarro, presidente de toda la Audiencia Nacional, junto a los jueces Eloy Velasco y Enrique López López. De los 120 juicios celebrados en esta nueva Sala de Apelación, éste es sin duda el más mediático y de mayor trascendencia de los celebrados hasta ahora.

COMPARTIR: