23 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

ACAIP-UGT y CSIF continuarán con las movilizaciones hasta que Interior aborde "soluciones concretas" a los problemas de esta Institución

El conflicto en prisiones se intensifica: El encierro en la sede de Instituciones Penitenciarias no será la única protesta

Funcionarios de prisiones se concentran en la puerta de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias en apoyo de los presidentes de ACAIP-UGT y CSIF Prisiones.
Funcionarios de prisiones se concentran en la puerta de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias en apoyo de los presidentes de ACAIP-UGT y CSIF Prisiones.
El encierro en la sede de Instituciones Penitenciarias que este martes protagonizaban los líderes sindicales de ACAIP-UGT y CSIF prisiones, no será la única movilización de un colectivo que en múltiples ocasiones ha mostrado ya su "hartazgo" ante la precaria situación de sus trabajadores. Ambos sindicatos han manifestado su intención de proseguir con las protestas "hasta que exista el compromiso público, firme y formal" del Ministerio del Interior.

El conflicto en prisiones se intensifica. La falta de entendimiento con el Ministerio del Interior provocaba este martes que el presidente de ACAIP-UGT, José Ramón López, y el responsable nacional de CSIF prisiones, Jorge Vilas, protagonizaran un encierro en la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias "como medida de presión y para desbloquear las negociaciones con la Administración". Ambos líderes sindicales han aprovechado la convocatoria del máximo representante de Prisiones para manifestarle su intención de no abandonar el edificio hasta que no se aborden "soluciones concretas" sobre los problemas que afectan a la institución.

En torno a las seis de la tarde, responsables de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, acompañados por un inspector de la policía, advertían del inminente desalojo en caso de que no abandonaran por su propia voluntad el lugar de encierro. "Vamos a seguir en el conflicto y vamos a seguir encerrados hasta que solucionen la situación de los trabajadores de prisiones. Si salimos esta tarde de aquí será obligados por la Policía Nacional" indicaba el responsable nacional de CSIF prisiones, Jorge Vilas

El desalojo finalmente se producía pasadas las ocho y media de la tarde. José Ramón López, el presidente de ACAIP-UGT, manifestaba que "esto en ningún caso es un final. Siempre será una medida más que hemos realizado. Será un principio para seguir haciendo cosas que nos permitan alcanzar los objetivos que todos estamos deseando".

"No vamos a parar hasta lograr la mejora para los trabajadores penitenciarios. Haremos lo que sea necesario. No le tenemos miedo al Ministerio. Tenemos claro que lo vamos a lograr", sentenciaban a la salida del edificio, tras comunicárseles  la posible imputación de delitos de coacciones, desobediencia y allanamiento de domicilio de persona jurídica por el encierro llevado a cabo durante este martes en la sede de Instituciones Penitenciarias. 

Hartazgo con la Administración

En un comunicado, ACAIP-UGT y CSIF han manifestado "el hartazgo" ante la situación generada, a su juicio, por la Administración, "que se ha mostrado totalmente incompetente e inoperante para solucionar los problemas de la institución y mejorar las condiciones laborales de sus empleados públicos".

José Ramón López y Jorge Vilas son desalojados de la sede Instituciones Penitenciarias. 

Los dos sindicatos entienden que esto supone una "vuelta al punto de partida" en las negociaciones después de que el pasado 20 de septiembre declararan el conflicto colectivo y tras exigir el cese de los gestores de Instituciones Penitenciarias "a causa de la mala fe en la negociación mostrada y la deriva de la institución; lo que se ha evidenciado en el aumento de graves incidentes".

Desde el año 2004 y hasta mayo de 2020, según los datos recopilados en las estadísticas anuales de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, los trabajadores de las cárceles han sido víctimas de 6.351 agresiones perpetradas por internos. Una cada tres días. En los últimos meses, según datos de ACAIP, esta cadencia se ha rebajado hasta las 36 horas. 

Dispositivo policial a las puertas de la sede de Instituciones Penitenciarias. 

Para muestra, tal y como denuncian ambos sindicatos, el pasado 27 de octubre un interno de la cárcel de Cuenca utilizó la astilla de un cristal para rajarle el cuello a un funcionario. Dos días antes, en la prisión de Zuera, en Zaragoza, otro preso decidió incendiar su celda cuando un funcionario le daba su medicación y esperaba delante de él a que se la tomase. El pasado día 22, una maestra del centro penitenciario de Jaén fue víctima de un intento de agresión sexual cuando iba a iniciar las clases en el aula multiusos de la prisión. 

Movilizaciones hasta que Marlaska se comprometa

Según han anunciado, los sindicatos ACAIP-UGT y CSIF continuarán con las movilizaciones "hasta que exista el compromiso público, firme y formal" del Ministerio del Interior, al que piden que atienda "las justas reivindicaciones del personal penitenciario".

Entre sus demandas, una retribución adecuada y la reclasificación de los centros, así como la declaración de agentes de autoridad, una formación universal y el reconocimiento y respeto por parte de los gestores de la Administración penitenciaria.

COMPARTIR: