21 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La demanda fue interpuesta por un agente contra el teniente general Félix Blázquez, uno de los mandos aupados a la cúpula de la Benemérita

Un mando de la Guardia Civil ascendido por Marlaska, investigado en el Supremo por acoso laboral

Félix Blázquez.
Félix Blázquez.
La Sala de lo Militar del Tribunal Supremo verá la denuncia por supuesto acoso laboral tramitada por un agente contra el teniente general Félix Blázquez, uno de los mandos aupados a la cúpula de la Guardia Civil en la última remodelación del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, una vez desestimado el recurso planteado por la Fiscalía.

En el auto con fecha de 21 de julio, el Tribunal Militar Central inadmite el recurso de apelación presentado por el Fiscal Jurídico Militar, que no ve hechos susceptibles para sostener la denuncia, contra el auto del Juzgado Togado Militar Central número 1, que se inhibió a favor de la Sala Quinta de lo Militar del Tribunal Supremo.

De esta forma, será el Supremo el que resuelva la denuncia de un agente del puesto de Llodio (Álava) tramitada a finales de 2015, cuando el responsable de la Guardia Civil en la zona era Félix Blázquez. Este general fue ascendido a finales de mayo al Mando de Operaciones, lo que supone ser en la actualidad el 'número tres' del Instituto Armado tras la directora general y el director adjunto operativo (DAO).

Fernando Grande Marlaska.

Al guardia civil denunciante le abrieron cuatro expedientes por faltas graves y uno por falta muy grave entre junio de 2017 y abril de 2018, lo que le supuso perder destino y multas que suman unos 15.000 euros, tras varios enfrentamientos con mandos que le llevaron a recurrir al servicio de psiquiatría del cuerpo.

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha criticado los "auténticos privilegios" que supone que Blázquez responda ante la Sala de lo Militar del Supremo, pendiente ahora de nombrar instructor, lo que ve como un ejemplo más de la "necesidad de reformar y modernizar la jurisdicción militar".

“Cuando la sociedad española y los partidos políticos han identificado la necesidad de acabar con los aforamientos, los tenientes generales de la Guardia Civil continúan aforados al igual que quienes tienen las más altas responsabilidades institucionales en nuestro país”, ha señalado AUGC en un comunicado, tachando esta situación de “anacronismo democrático”.

COMPARTIR: