22 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Este domingo le daba un infarto, a los 64 años, al exdirector general de Trabajo de la Junta de Andalucía, declarado culpable en la trama de los ERES

La muerte de Francisco Javier Guerrero abre otros trece extraños fallecimientos relacionados con causas de corrupción

Francisco Javier Guerrero.
Francisco Javier Guerrero.
La muerte este domingo de Francisco Javier Guerrero, imputado y condenado en la causa de los EREs de Andalucía ha roto el maleficio de los trece muertos relacionados de una u otra manera con causas del Partido Popular. Todas estas muertes se produjeron de manera inesperada o en momentos clave para las causas judiciales con las que estaban relacionados.

El exdirector general de Trabajo de la Junta de Andalucía, Francisco Javier Guerrero, principal imputado en el caso de los ERE fraudulentos, fallecía el pasado domingo en Sevilla, a los 64 años de edad. Así lo adelantaba su abogado Rafael Ramírez-García del Junco, que explicaba a Europa Press que Francisco Javier Guerrero "empezó a sentirse mal de madrugada" y que "a falta de que la autopsia confirme la causa de su fallecimiento, parece que ha sido un infarto".

Guerrero fue condenado en noviembre de 2019 por la Sección Primera de la Audiencia de Sevilla a siete años, once meses y un día de cárcel y 19 años, seis meses y un día de inhabilitación por un delito continuado de prevaricación en concurso medial con uno continuado de malversación, por el procedimiento específico a través del cual eran canalizadas las subvenciones autonómicas con las que fueron financiados los ERE fraudulentos y ayudas directas y supuestamente arbitrarias a empresas. En junio de este año, Guerrero, que no había ingresado en prisión todavía, formalizó su recurso de casación con destino al Tribunal Supremo (TS).

La muerte de Guerrero, del PSOE, rompe el maleficio de los trece muertos relacionados de una u otra manera con causas del Partido Popular. No es el único imputado o encausado que ha eludido la cárcel por fallecer de manera inexplicable o extraña. En este sentido llama la atención las otras trece muertes que se produjeron antes de la suya, algunas por enfermedad, otras por accidente y otras por suicidio. 

Miguel Blesa, suicidado con su escopeta de caza

Entre los últimos el más sonado sin duda fue el de Miguel Blesa, expresidente de Cajamadrid, que se suicidó el 29 de julio de 2017 con su rifle de caza de un disparo en el pecho. 

Miguel Blesa.

Con el fallecimiento de Blesa se extinguía no solo su responsabilidad penal en los tres procesos donde se hallaba imputado por corrupción, sino que también su posible responsabilidad civil derivada de los mismos delitos, exonerando por tanto a sus herederos de cualquier responsabilidad. Su muerte llenó de extrañeza a su familia, pero la posterior autopsia reveló que Blesa se disparó con su rifle en la finca Puerto del Toro (Villanueva del Rey) propiedad de su amigo Rafael Alcaide. Con su muerte, el embargo de sus bienes se levantó y su familia pudo disponer de ellos. Hasta entonces Miguel Blesa vivía de su pensión de la Seguridad Social como jubilado y tenía embargado todo su patrimonio, tanto bienes inmuebles como cuentas corrientes, en el procedimiento conocido como caso de la tarjetas black y también en las diligencias abiertas en el Juzgado de Instrucción número 45 de Madrid por los sobresueldos presuntamente cobrados por el comité de dirección de Caja Madrid en la época en la que él era presidente de la entidad. Su patrimonio consistía, según los registros públicos, en seis propiedades en Madrid, San Lorenzo del Escorial y Jaén.

La exalcaldesa Rita Barberá, en plena Gürtel

La exalcaldesa de Valencia, Rita Barberá, murió en plena investigación” de la causa Gürtel. Su muerte tampoco estuvo exenta de polémica al encontrarse su cuerpo sin vida en un hotel de Madrid el 23 de noviembre de 2016, una vez que hubiera sido suspendida de militancia en el PP, aunque continuaba siendo senadora. Tenía 68 años y su autopsia desveló que padecía una cirrosis hepática que derivó en una fallo multiorgánico.

Rita Barberá.

Rita Barberá había sido relacionada con la causa Gürtel en 2009, cuando la Policía interceptó una conversación entre Francisco Correa, principal acusado y condenado por la trama con Álvaro Pérez “El Bigotes”. En la misma el segundo aparece comentando que se encontraba en una tienda de lujo comprando un bolso para la entonces alcaldesa.

El extraño accidente de Alcón 

María José Alcón murió al caerse o tirarse desde el balcón de su casa de vacaciones a los 57 años de edad. La Guardia Civil encontró el cuerpo sin vida de la exconcejal del PP de Valencia María José Alcón muerta tras precipitarse desde el balcón de su casa en Callosa d’En Sarrià, Alicante.  Alcón estaba imputada en el caso Taula sobre blanqueo de dinero y presunta financiación irregular del Partido Popular. Alcón había reconocido las mordidas y la financiación ilegal del PP de Valencia en una conversación telefónica con su hijo, y había llegado a hablar de que existía “corrupción total”.

Francisco José Yáñez, antes de declarar

El padre de Iván Yánez, acusado de ser testaferro de Luis Bárcenas murió antes de declarar.  Francisco José Yáñez Román, padre de Iván Yáñez, murió cuatro días antes de tener que ir a declarar y solo cuatro días después de que fuese imputado ante la Audiencia Nacional por un delito de blanqueo de capitales, tras supuestamente ayudar a Bárcenas y su mujer a esconder el dinero de forma ilícita. Era el 24 de enero de 2014.

La esposa de Tomás Burgos que se suicidó

María del Mar Rodríguez Alonso, esposa del senador del PP Tomás Burgos, se suicidó en pleno juicio. Era la esposa de uno de los portavoces adjuntos del PP en el Senado, Tomás Burgos, fue hallada muerta en un hotel de Bilbao el 21 de enero de 2015.

Lo cierto es que Rodríguez no tenía muchas posibilidades de acabar en la cárcel, ni siquiera de resultar culpable de ningún cargo, pero había denunciado en varias ocasiones se sentía víctima de un sistema que la perseguía por unos delitos que no había cometido. Había sido imputada junto a 42 personas más por falsear un documento mercantil y malversar fondos públicos. La Fiscalía pidió para ella dos años y nueve meses, lo que hacía fácil que en caso de ser condenada eludiese la cárcel.

Isidro Cuberos, víctima de un extraño accidente

Isidro era Jefe de Prensa de Javier Arenas y estaba imputado en la Gürtel. Fue encontrado muerto el 29 de octubre de 2015 en un barranco al lado de su moto tras una semana desaparecido. Había tenido un accidente y nadie le había auxiliado. Su testimonio era importante para conocer el comportamiento del PP de Andalucía en ciertas causas abiertas, además dos sedes de sus empresas en Madrid eran usadas por ministros y diputados del PP que vivían fuera de Madrid y así poder ahorrarse parte de las dietas que paga el Congreso.

El juez de la Gürtel 

Otra de las muertes que más llamó la atención, un 13 de agosto de 2015, fue la del juez que inició la causa Gürtel, Antonio Pedreira, fallecido por un accidente cerebral tras investigar durante tres años este caso. Tenía 66 años y estuvo 36 meses hospitalizado luchando contra la muerte. 

Juan Pérez Mora que engañó a Correa

Juan Pérez Mora era un comercial de productos dietéticos que se hizo pasar por juez para engañar al cerebro de la trama Gürtel, Francisco Correa y así afirmar que conocía de primera mano la deriva de la investigación. Consiguió que Correa le creyese y le pagase por una información de la que en realidad no disponía. Cuando estalló el caso y se descubrió todo el montaje decidió suicidarse en verano de 2009.

El constructor Martínez Núñez y el sicario

José Martínez Núñez, un conocido constructor de El Bierzo, fue juzgado por contratar a un sicario para asesinar a otro constructor con el que estaba enfrentado, que resultó ser Xosé Cuiña, del PP de Galicia. Martínez también fue investigado por beneficiarse de la Gürtel. El sicario contratado por Núñez se ahorcó en el año 2000 tras escribir una carta en la que reconocía haber recibido el encargo de matar a Cuiña, el empresario con el que el imputado no guardaba buenas relaciones.

                               El constructor Martínez Núñez.

El juez absolvió posteriormente al empresario. En el momento de su muerte, Núñez había pasado también otra imputación en Gürtel por la concesión de una carretera de la que también quedó absuelto. No corrieron la misma suerte sus dos hijos, que ingresaron en prisión por su supuesta vinculación con la trama. Martínez Núñez falleció a los 86 años en Galicia en agosto de 2015. 

“Paco Avión”, investigado después de muerto

Francisco Sánchez Arranz era popularmente conocido como ‘Paco Avión’. Intentó adjudicar un contrato en condiciones muy ventajosas para empresas relacionadas con la Gürtel y en connivencia con Francisco Correa y Arturo González Panero ‘El Albondiguilla’. Cuando le imputaron, ya se encontraba muerto. Sánchez formaba parte del Consejo de Administración de Iberia y por eso el apodaron “Paco Avión”. El juez quería que respondiese además por la adjudicación de una parcela pública a una constructora en la que habrían intervenido Correa y Arturo González Panero, apodado el “Albondiguilla” y exalcalde de Boadilla del Monte.

Rafael Naranjo, empresario de Boadilla 

Relacionado con la misma trama fallecía en septiembre de 2019 Rafael Naranjo Anegón, que se adjudicó los contratos de limpieza y mantenimiento de las calles de Boadilla del Monte (Madrid) cuando Arturo González Panero “El Albondiguilla” era alcalde de la localidad madrileña. Naranjo era uno de los empresarios procesados por cobrar presuntas mordidas. El pasado 12 de septiembre de 2019 la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional archivó el caso contra él por su fallecimiento.

Leopoldo Gómez, operación asfalto 

El empresario Leopoldo Gómez era amigo de Jesús Sepúlveda, falleció en pleno juicio en 2016. Sepúlveda fue alcalde de Pozuelo y senador del PP, además de marido de la exministra Ana Mato con la que tuvo tres hijos. Cuando falleció en 2016 Gómez estaba imputado por dos delitos de prevaricación y cohecho en el marco de la ‘Operación Asfalto’ de Pozuelo de Alarcón, realizada por Jesús Sepúlveda.

Álvaro Lapuerta, tesorero del PP

Uno de los fallecimientos más llamativos fue, por la trascendencia de lo que podría haber declarado, el de Álvaro Lapuerta, que padecía demencia sobrevenida después de caerse en su domicilio y padecer varias hemorragias cerebrales.

Lapuerta fue tesorero del Partido Popular antes de Luis Bárcenas, entre los años 1993 y 2008, y comenzó a tener graves problemas de salud, tras una fuerte caída en su domicilio en abril de 2013, que deterioró de manera importante su salud al producirle varias hemorragias cerebrales dejándolo incluso en coma.  Falleció en junio de 2018 a los 91 años de edad.

Álvaro Lapuerta.

Lapuerta era sucesor en el puesto de Rosendo Naseiro, implicado en varios escándalos de corrupción y fue antecesor de Luis Bárcenas. El juez que instruyó Gürtel aseguró que Lapuerta había cometido varias “irregularidades” en la financiación del PP.

 

COMPARTIR: