18 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La inquietud se ha instalado en el Palacio de Fuensalida ante el hartazgo de Pedro Sánchez por los sucesivos encontronazos con el barón socialista

Alarma en el PSOE por controlar Castilla-La Mancha: Page baja en las encuestas y Ferraz perfila el nombre de su sustituta

/ Emiliano García-Page
Emiliano García-Page se ha visto obligado a cambiar de estrategia respecto a Pedro Sánchez después de que el presidente del Gobierno le haya 'retado' en público al nombrar como portavoz del Ejecutivo a la ciudadrealeña Isabel Rodríguez, quizás como paso previo a convertirse en candidata del PSOE en Castilla-La Mancha en 2023 o 2027.

La percepción de que Pedro Sánchez ha barrido a las voces críticas dentro del PSOE, véase la derrota en las primarias andaluzas de Susana Díaz y la elección de la ciudadrealeña Isabel Rodríguez como portavoz del Ejecutivo central, quizás como paso previo a convertirse en candidata socialista en Castilla-La Mancha en 2023 o 2027, ha puesto contra las cuerdas a Emiliano García-Page, que ha tenido que modular su discurso respecto a los indultos a los líderes políticos del procés catalán.

El presidente castellano-manchego es consciente del hartazgo que provocan sus disensos públicos respecto a Ferraz, 'fuego amigo' que es aprovechado por la derecha política y mediática para horadar a Sánchez.

Además, a Page le han dejado de sonreír las encuestas: La Razón pronosticaba hace unas semanas que el PSOE bajará en la región de 19 a 15 parlamentarios, el PP del 'casadista' Paco Núñez crecerá de 10 a 15 y los 3 representantes con los que irrumpiría Vox podrían provocar un vuelco en Castilla-La Mancha.

Fuentes del PSOE de Castilla-La Mancha admiten a Elcierredigital.com que la inquietud se ha instalado en el toledano Palacio de Fuensalida. Aun así, aseguran que los sondeos les sonríen y atribuyen el de La Razón a un guiño del volátil Grupo Planeta hacia La Moncloa, feliz con el 'aviso a navegantes' del diario conservador hacia el barón socialista más crítico y, según el 'sanchismo', más conservador.

Runrún

Page se ha visto obligado en los últimos tiempos a entrar en debates que le resultan incómodos. Uno de ellos fue el de las palabras del ministro Alberto Garzón en favor de la reducción del consumo de carne. El presidente regional cargó contra el líder de IU, quizás sin saber que la propia Junta que él mismo lidera apuesta por consejos similares en un documento realizado por la consejería de Desarrollo Sostenible y la dirección general de la Agenda 2030.

"No tiene nada que hacer y lo único que tiene que hacer es amenazar con miles de puestos de trabajo dedicados en esta provincia al sector cárnico, mañana irán con el vino, pasado con el queso. No sé qué futuro tienen como dietistas. Pero si no tienen nada que hacer, que no se inventen la política porque crean problemas", aseguró el barón socialista, que posteriormente se vio 'obligado' a salir en auxilio de Garzón para evitar que el ministro fuese reprobado por las Cortes regionales a petición de PP y Cs.

Cataluña

Los deseos soberanistas de buena parte de la población catalana no son bien acogidos entre la inmensa mayoría de la ciudadanía castellano-manchega y Page durante años se ha mostrado muy severo contra fuerzas como ERC o Junts.

Francisco Núñez, líder del PP en Castilla-La Mancha.

Cierto es que antes del verano, y sabedor del papel que va a jugar en las negociaciones entre Madrid y Barcelona su amiga Isabel Rodríguez como nueva ministra de Política Territorial, apostó por bajar el tono: "Los problemas con los independentistas son los mismos, pero si van acompañados de menos ruido, mejor", aseguró. Según Page, "se necesita bajar la presión para tener un clima sereno como para hablar; no se puede hablar bajo chantaje o amenaza de ningún tipo".

Objetivo 2023

Page quiso rebajar hace unos días el rumor que habla de que Ferraz quiere imponer a Isabel Rodríguez como candidata socialista en Castilla-La Mancha e insinuó en Onda Cero que Sánchez lo prefiere a él como cabeza de cartel: "Tengo la tranquilidad de saber que mi partido quiere que sea el candidato, y yo tomaré la decisión pensando en lo que le conviene a mi región".

Partidaria de una candidatura alternativa al presidente castellano-manchego sería Milagros Tolón, alcaldesa socialista de Toledo desde 2015 y muy crítica con el tratamiento de la Junta de Castilla-La Mancha hacia la capital regional.

Ilusión en el PP

En el PP de Castilla-La Mancha son conscientes de que Page no será un hueso fácil de roer, pero aun así la ilusión en el principal partido de la oposición ha crecido gracias a la encuesta de La Razón y otros sondeos que aseguran que maneja el barón 'popular' Francisco Núñez, quien afirma estar trabajando en "construir una alternativa al socialismo".

Núñez ya ha dejado claro que no pondrá líneas rojas para formar Gobierno contra el socialismo ("No tengo ningún problema en llegar a un acuerdo con Vox") y afirma que quiere implantar en Castilla-La Mancha "el modelo Ayuso" a pesar de que fiscalmente no parece muy factible mantener servicios en una región que en muy poco se parece, a nivel económico y demográfico, con la vecina Comunidad de Madrid.

COMPARTIR: