18 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Su apodo fue acuñado por la artista canadiense Alana para personas de ambos sexos, pero actualmente es un reducto de hombres heterosexuales

Los Incel: la oscura y peligrosa comunidad de hombres misóginos que mata por no poder tener sexo con mujeres

Los Incel se retroalimentan a través de los foros que tienen en diversas webs
Los Incel se retroalimentan a través de los foros que tienen en diversas webs
Es el acrónimo de “Involuntary Celibate", en español célibes involuntarios. Tienen como líder espiritual a Elliot Rodger, un joven que asesinó a seis personas en California por no ser atraído por las mujeres. Estos hombres culpan de su celibato a los “Chads” y las “Stacys”, jóvenes sexualmente activos, y supuestamente responsables de que este grupo no tenga sexo. Hoy en España florecen como grupo, un hecho que ya ha sembrado la preocupación.

Llega a raíz de la película “Joker” y el revuelo que ha causado este tema. Todo viene a través del film protagonizado por Joaquin Phoenix. Su apodo fue acuñado por una artista de Toronto (Canadá) llamada Alana en 1993. El “Involuntary Celibate” trataba de crear un movimiento que estuviese abierto a ciertas personas que, por diversas razones, físicas o psicológicas, fueran del sexo que fueran, no podían tener relaciones con otras personas.

Lo que ella no esperaba es que este movimiento acabara siendo apropiado por un grupo de misóginos, que así mismo se autodenominaron como “Incel”, un acrónimo de “Involuntary Celibate”, en español traducido como “Célibes Involuntarios”. Básicamente, estos hombres, la gran mayoría jóvenes, no consiguen tener sexo debido a que no se sienten atraídos por las mujeres, ya sea por su físico o por su personalidad.

Estos incel suelen ser hombres centrados en su incapacidad para tener relaciones, algo de lo que culpan a las mujeres. Se trata de una subcultura online ligada a los movimientos nacionalpopulistas, conocidos como “alt-right” o derecha alternativa, y que tienen a su propio líder espiritual: Elliot Rodger, un joven inglés de 22 años que vivía con su familia en California y mató a seis personas en la zona de Isla Vista.

Masacre_Isla_Vista

Velada por la masacre de Isla Vista

Alek Minassian, de 25 años, otro joven con importancia dentro de los Incel le “rindió homenaje” a Rodger con un atropello masivo en Toronto, causando 10 muertos y 15 heridos.

Apropiación del célibe involuntario

En la década de los 90, Alana, se encontraba terminando sus estudios de estadística en la Universidad de Carleton, Ottawa, y hasta ese momento, nunca había tenido relaciones sexuales. Nunca había tenido novio. Por este motivo, y debido a una introspección personal de su vida amorosa, Alana decidió crear el movimiento “Involuntary Celibate”.

No tuvo sexo hasta que cumplió 37 años y la idea principal del proyecto era crear una nueva categoría inclusiva en la que pudiesen tener cabida aquellas personas de ambos géneros que estuvieran en su misma situación o parecida, con el fin de no sentirse excluidos.

Así que, en 1997, partiendo de su experiencia personal, y de cómo su vida social hasta el momento no había sido como ella esperaba, creó una web para estas personas que comenzó a causar furor entre hombres y mujeres.

Sin embargo, el sector masculino comenzó a ganar terreno en esta comunidad y ahora tiene un peso fundamental. Actualmente, existe una gran comunidad en Internet de Incel que culpa a los hombres (Chads) y mujeres (Stacys), jóvenes sexualmente activos, de que ellos no puedan tener una cita o sexo con una fémina.

Foto_de_Elliot_Rodger

Imagen de Elliot Rodger

Esta subcultura salió a flote en el año 2014 cuando los foros de los Incel y de otros tipos de públicos, conocieron el trasfondo de la historia que llevó a Elliot Rodger a llevar a cabo una matanza en California. Antes de realizarla, subía videos a YouTube explicando su situación, señalaba que las mujeres lo rechazaban y culpaba a los famosos “Chads” y “Stacys” de sus miserias. Según indicó, él cometió tal acto porque otros habían podido acostarse con otras personas y él no, así que merecían morir.

Una de las mayores ramificaciones de “Men’s Rights Activists”

El periodista y escritor “freelance”, David Futrelle, lleva siguiendo desde hace mucho el conocido movimiento “Men’s Rights Activists” (movimiento por los derechos de los hombres) y tiene un blog en el que realiza el seguimiento de los grupos ramificados de esta organización.

Futrelle asegura que los Incels son una de las ramas más grandes de este movimiento. “Lo que hace que la subcultura Incel sea tan peligrosa para los jóvenes y que se involucran en ella  es que toma amargura y tristeza, un hecho que a veces sentimos cuando nos enfrentamos a frustraciones sexuales y románticas. Y esto les convierte en una forma de ser”, explicaba en una entrevista David Futrelle para La Sexta.

Los Incel, en vez de animar a otros chicos a que superen sus decepciones sexuales y románticas y a aprender de sus errores, alientan a alimentarse de su propia amargura y culpar a todos los “Chads” y “Stacys” por su situación. Especialmente a las “Stacys”, por su falta de amor y sexo.

Manifestacion_de_Mens_Right_Activists

Manifestación de Men's Rights Activists

La profesora de la Universidad de Toronto y especialista de Género, Judith Taylor, en una entrevista para el citado medio, decía que la gente no se une a los Incel “porque estén específicamente tristes sobre el hecho de no tener sexo. Creo que ellos se sienten realmente solos, se sienten incomprendidos, se sienten socialmente desplazados”.

La matanza del “santo” de los Incel, Elliot Rodger

El 23 de mayo de 2014, Elliot Rodger, un estudiante de 22 años de la Universidad de California en Santa Bárbara, llevó a cabo una masacre durante una noche en las inmediaciones del campus situado en Isla Vista. La matanza causó siete muertos, incluido el propio Rodger que se quitó la vida, y 13 heridos.

“Sacudida de terror”. Así calificó la policía los hechos acontecidos durante aquella noche de mayo. Elliot comenzó su particular cruzada acuchillando a tres hombres en su apartamento y posteriormente disparó contra otras tres personas que paseaban por la calle.

El autor de la masacre fue encontrado muerto con una herida de bala en la cabeza, tras tratar de huir de la policía en varias ráfagas de fuego cruzado y estrellar su coche, un BMW, contra un vehículo estacionado. Los agentes confirmaron que, en cuanto se estrelló, se quitó la vida de un tiro en la cabeza. En el coche se encontraron tres pistolas semiautomáticas y mucha munición.

Elliot Rodger explicando su situación

La masacre protagonizada por este joven británico era la crónica de una muerte anunciada. Después de su muerte se hallaron varios vídeos y documentos que certificaban una masacre multitudinaria. En su canal de YouTube subía vídeos tratando su tema, el último 24 horas antes de la tragedia.

En las imágenes, él, afirmaba ser virgen y decía que sería el último vídeo que colgaría en la red: “Mañana será el día de la venganza. El día de mi venganza contra la humanidad, contra todos vosotros. Durante los últimos ocho años de mi vida, desde mi pubertad, he tenido que soportar una existencia de soledad, rechazo y deseos insatisfechos. Y todo porque nunca he resultado atractivo a las chicas y me he tenido que pudrir en soledad. No entiendo cómo es posible que no os resulte atractivo. Os voy a castigar a todas por esto”.

Crónica de la masacre

Según el Sheriff Bill Brown, del condado de Santa Bárbara, el asesino apuñaló varias veces a tres personas con las que convivía en su apartamento: Weihan Wang, Cheng Yuan Hong y George Chen. Después se dirigió a la residencia de estudiantes para las chicas que estudiaban en la Universidad. Allí llamó a la puerta, pero nadie le abrió, por lo que disparó contra dos chicas que pasaban por allí (Katherine Cooper y Veronika Weiss) e hirió a una tercera. A la sexta víctima, Christopher Michaels-Martínez, le disparó en IV Deli Mart, un establecimiento en el que se encontraba comiendo.

En los documentos que dejó Rodger, había un manifiesto de 141 páginas en el que relataba un plan detallado para la masacre, comenzando con los crímenes en su apartamento. El Sheriff, en 2014, señalaba entonces que, “todo el material analizado apunta a una masacre colectiva premeditada”.

En todos sus documentos colgados en la red, la imagen psicológica se desprendía en la misma: un chico solitario profundamente frustrado con las mujeres y con su celibato involuntario. En una de las mencionadas webs donde los Incel compartían su rabia se preguntaba “por qué las chicas le odian tanto”.

Último vídeo de Elliot Rodger

Semanas antes, en concreto el 30 de abril, la policía ya visitó el apartamento del autor de los crímenes, después de que su madre llamara a los agentes, asustada por el contenido que subía su hijo a las redes. En el piso, los efectivos, según el relato, se encontraron con un chico cortés y educado que no reunía ningún requisito para ser llevado a prisión. Los agentes aseguraban entonces que este tipo de llamadas son muy comunes y no despiertan ninguna sospecha en especial.

Esto era una mera tapadera, ya que desde pequeño sufría problemas emocionales, sobre todo a partir del divorcio de sus padres, según explicaron amigos de la familia, quienes también decían que en el colegio fue víctima de acoso escolar y burlas por parte de sus compañeros.

Los seguidores de Elliot

El 23 de abril de 2018, Alek Manissian, siguió la estela de Elliot Rodger y llevó a cabo una masacre con un atropello masivo. Utilizando una furgoneta, se llevó por delante a varias personas causándole la muerte a 10 personas y dejando 15 heridos. Manissian dejó un mensaje críptico horas antes su página de Facebook.

El texto de Alek Minassian, de 25 años, decía: “¡La 'Rebelión Incel' ya ha comenzado! ¡Derrocaremos a todos los 'Chads' y 'Stacys'! ¡Saluden todos al supremo caballero Elliot Rodger!”, en referencia al supuesto líder que llevó a cabo el primer atentado Incel de la historia. Tras cometer el acto, fue detenido media hora después y actualmente está preso.

Mensaje_que_dejo_Alek_Minassian

Post que dejó Alek Minassian en Facebook antes de cometer la masacre

El 17 de junio de 2019, en Dallas (Texas), un joven de 22 años llamado Brian Clyde, ataviado con un uniforme militar quiso llevar a cabo la tercera masacre Incel. Armado con un rifle entró en un Tribunal Federal y disparó contra todos los miembros que estaban en el lugar. Solo hirió a uno y el propio Clyde murió, supuestamente abatido por la policía como clama su familia, y no por suicidio como dicen los informes policiales.

Como decía la profesora Judith Taylor, la soledad podría estar detrás de todo. El aislamiento y la falta de lazos sociales son cuestiones cada vez más problemáticas en las sociedades occidentales. Todavía no se sabe que poder tienen de verdad los Incel, habrá que ver si no es muy tarde para descubrirlo.

COMPARTIR: