28 de noviembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Fue titular de la secretaría de la Defensa Nacional de Méjico durante el mandato del expresidente Peña Nieto

Las vidas paralelas de Salvador Cienfuegos Zepeda: De militar a narco, así disfrutó 'El Padrino'

La DEA, agencia antidroga de Estados Unidos, descubre que tras el apodo de 'El Padrino' se esconde un alto cargo del gobierno de Méjico. Después de varios meses de investigación los agentes de inteligencia han detectado que es Salvador Cienfuegos Zepeda, el ex secretario de Defensa Nacional durante el mandato de Enrique Peña Nieto, la figura central del narcotráfico en Méjico.

Los agentes antinarcóticos estadounidenses de la DEA siempre habían oido hablar en sus investigaciones de ‘El Padrino’, sin embargo, tras meses de búsqueda no habían conseguido dar con la persona que se escondía bajo este apodo aunque si sospechaban que podía tratarse de un alto cargo del gobierno de Méjico. 

Los periodistas Azam Ahmed y Alan Feuer han contado en el periódico The New York Times, con ayuda de cuatro personas involucradas en la ‘Operación Padrino’, el episodio que arrojó luz a las investigaciones de la DEA y que señalaron a Salvador Cienfuegos Zepeda como el personaje central del narcotráfico mejicano.

Los funcionarios estadounidenses tenían intervenidas las líneas telefónicas de algunos miembros del cártel cuando uno de ellos dijo que ‘El Padrino’ estaba saliendo en televisión. En ese momento, los agentes de inteligencia revisaron las cadenas y descubrieron que se trataba del exsecretario de la Defensa Nacional de México.

Al parecer, el General brindó protección al cártel H-2 entre diciembre de 2015 y febrero de 2017, concretamente durante el mandato de Enrique Peña Nieto. En este tiempo, el encargado de la defensa nacional no lanzó operaciones militares contra este grupo criminal, pero sí contra otros. Además el cártel operaba con libertad e impunidad respaldado por ‘El Padrino’.

La persona misteriosa que se escondía bajo el apodo de ‘El Padrino’ y que dio nombre a la operación estadounidense contra la droga, era en realidad Salvador Cienfuegos, responsable de evitar la guerra en Méjico contra los grupos criminales organizados.

El personaje central del narcotráfico mejicano llevaba una doble vida, algo que nadie había sospechado hasta que se pusieron en marcha investigaciones de la DEA. Por un lado, el general de 72 años de edad, era el símbolo del papel del ejército y las fuerzas armadas, era una persona poderosa y con autoridad que gozaba de autonomía y también de derechos y beneficios por ser un alto cargo del gobierno mejicano. Sin embargo, acabó convirtiéndose en la figura central de uno de los cárteles de la droga más violentos del país.  

El ex secretario de Defensa Nacional de Méjico, Salvador Cienfuegos Zepeda

El tiempo que Salvador Cienfuegos estuvo al mando de cargos en los niveles más altos, los homicidios crecieron y también la actividad de esta enorme red de narcotráfico. El cártel llevaba acabo operaciones importantes, como enviar droga a Estados Unidos, con la certeza de que ‘El Padrino’ les respaldaba. Cabe destacar que durante su cargo conspiró para fabricar todo tipo de drogas como cocaína, heroína, marihuana y metanfetaminas, también informaba a miembros del cártel sobre investigaciones de narcotráfico y hacía de relaciones públicas presentando a los líderes del grupo otros altos cargos mejicanos corruptos. 

Según el periódico The New York Times, el general retirado fue detenido la noche del pasado jueves 15 de octubre cuando hacía un viaje con su familia al estado de California. El ex jefe de las fuerzas armadas fue arrestado por las autoridades estadounidenses en el aeropuerto de Los Ángeles, pero su familia quedó en libertad. Después de ese hecho, fue trasladado a la prisión federal del estado. Según ha señalado la fiscalía de Brooklyn, Salvador Cienfuegos se enfrenta a tres delitos por narcotráfico y uno por lavado de dinero. 

Finalmente la ‘Operación Padrino’ fue tumbada por la Agencia Antidrogas Estadounidense. Salvador Cienfuegos Zepeda, ahora conocido como ‘El Padrino Cienfuegos’, es una muestra más de la corrupción del régimen.

COMPARTIR: