01 de agosto de 2021
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

La red social Twitter ha sido ocupada por bots que simulan ser conductores profesionales prometiendo votar al partido de Abascal

El contraataque de Vox en su guerra contra el Taxi: Cuentas falsas para apoyar a la candidata Rocío Monasterio

Huelga de taxistas en Madrid
Huelga de taxistas en Madrid
El partido político Vox ha provocado la indignación del mundo del taxi debido al uso de bots (cuentas falsas controladas por ordenador) que se hacen pasar por taxistas que afirman estar en contra de la izquierda reafirmando su voto al partido de Abascal. Esta "guerra" se produce en un contexto de lucha entre los taxistas y la idea apoyada por Vox de liberalizar su sector.

La historia de Vox y los taxistas parece muy lejos de llegar a su fin y es que, si hace una semana conocíamos que los taxistas destaparon el verdadero plan de Vox para que Taxis y VTC convivan, ahora descubrimos que uno de los métodos que tiene Vox para conseguir aumentar su popularidad entre los votantes es utilizar bots en redes sociales que se hacen pasar por taxistas.

Ignacio Castillo, presidente de la Plataforma Caracol del Taxi de Madrid, explica cómo descubrieron esta estrategia. Todo ocurrió en la red social Twitter en la que como respuesta a una publicación del partido político Podemos, un supuesto taxista decía lo siguiente: “Me llamo Alfredo, soy taxista y llevo votando a la izquierda toda mi vida, pero estoy cansado de ver como dais ayudas a menas que vienen a delinquir mientras que los españoles que curramos no llegamos a fin de mes. En las próximas elecciones votaré a Vox”.

Un mensaje de estas características llama la atención a los trabajadores del taxi que se sienten maltratados por el afán de Vox de liberalizar su sector aunque podrían entender que se trata de la opinión de un caso aislado. El problema surge cuando, al buscar las palabras clave de ese mensaje, descubren que hay decenas de usuarios que envían mensajes exactamente iguale, en los que no cambia nada, ni el nombre del protagonista.

Mensajes repetidos por los bots de Vox.

Esta estrategia, afirma Ignacio, “canta mucho cuando el supuesto taxista apoya al que propone justo acabar con él”. Además, explica que se utiliza al supuesto taxista para intentar desprestigiar a la izquierda, ya que el mensaje es claro, “fíjate qué mala es la izquierda, que incluso siendo un supuesto taxista de izquierdas prefiero votar a Vox que no ayuda a los taxistas para nada". La respuesta de los taxistas no ha tardado en llegar ya que, poco tiempo después, se han podido ver publicaciones parodiando a estos bots.

Parodias del mensaje de Vox.

Curiosamente, esta estrategia de Vox utilizando al sector del taxi se produce tan solo una semana después de que Elcierredigital.com publicara cómo los taxistas lograron que Vox picara en el anzuelo mediante una cuenta parodia para exponer sus verdaderas intenciones con respecto a la guerra del taxi y las empresas VTC. Preguntado a este respecto, Ignacio considera que sería una casualidad muy grande que no tuvieran nada que ver ambos hechos y que para él, estas casualidades no existen, por lo que todo hace pensar que el uso de bots haciéndose pasar por taxistas es una respuesta a lo acontecido anteriormente.

Es pertinente recordar que la estrategia del uso de cuentas falsas o bots en redes sociales no es nueva en el panorama político siendo Vox el partido que más bots utilizó en las últimas elecciones generales de 2019. Un grupo de investigación del Departamento de Ciberseguridad y Ciberdefensa de la Universidad de Murcia analizó las cuentas de Twitter manejadas mediante software. De las 27.000 que encontraron, casi la mitad pertenecían al partido liderado por Santiago Abascal.

De hecho, el presidente del Gobierno Pedro Sánchez es plenamente consciente del uso de cuentas falsas por parte de la formación que dirige Santiago Abascal a quien el año pasado expuso ante el congreso de los diputados diciendo: “Quiero dirigirme a usted y a los millares de bots que trabajan para usted en las redes sociales”.

Este capítulo se suma a la surrealista historia de Vox con el sector del taxi, una historia ante la cual solo nos queda esperar y especular qué tan original y extravagante será su continuación.

COMPARTIR: