21 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El sindicato Jupol alerta sobre esta situación con fotografías que demuestran los destrozos en instalaciones policiales y vehiculos

Denuncian el pésimo estado de las comisarías y coches de Policía Nacional en Madrid

Un vehículo policial destrozado.
Un vehículo policial destrozado.
El sindicato Jupol, mayoritario en el Cuerpo Superior Nacional de Policía ha denunciado el mal estado de las instalaciones policiales y los vehículos en algunas comisarías de Madrid y exhiben varias fotografias que demuestran el mal estado de comisarías y coches donde tienen que pasar muchas horas y prestar servicio.

"Ratas corriendo a sus anchas por las comisarías, coches destrozados e instalaciones llenas de humedades y en estado completamente insalubres, podía ser el escenario de cualquier película de terror, pero no, lamentablemente son las condiciones en las que se encuentran las instalaciones de varias comisarías de la Policía Nacional de Madrid y su parque móvil", aseguran.

El sindicato JUPOL, mayoritario en el Consejo de la Policía, denuncia el “lamentable estado de las instalaciones de diversas comisarías de Madrid y del parque móvil de la Policía Nacional en la capital de España".

Otro vehículo policial antiguo.

Y añaden que esta situación que ya se ha denunciado en varias ocasiones por parte de esta organización sindical, sin obtener ni siquiera respuesta por parte de la Dirección General de Policía y agravándose la situación mes a mes.

Instalaciones tercermundistas

En varias comisarías de Madrid, el estado de las instalaciones corresponde "más a las de un país tercermundista que a las instalaciones que debiera tener la Policía Nacional en la capital de España", aseguran.

Desde JUPOL se denuncia la situación de falta de salubridad que se vive en las dependencias policiales, como en las instalaciones del Centro Policial de la Casa de Campo, "en la que las ratas campan a sus anchas por el complejo, generando un posible foco de enfermedades e infecciones y poniendo en riesgo a todos los policías nacionales y a los perros y caballos que se guardan en este centro policial".

Instalaciones de la comisaría de Moratalaz.

Por otro lado, en muchas de las comisarías madrileñas, el estado de los vestuarios y las duchas están en unas condiciones lamentables, con múltiples humedades y una cada vez más escasa limpieza. Desde JUPOL se destaca las pésimas condiciones en las que se encuentran las comisarías de Fuenlabrada, Carabanchel, Ciudad Lineal, San Blas -Vicálvaro o Puente Vallecas entre otras.

Parque móvil

El sindicato policial JUPOL ha mostrado su profunda preocupación por el estado del parque móvil de la Policía Nacional en Madrid. Desde la delegación regional de este sindicato se denuncia que actualmente una gran cantidad de vehículos se encuentra en talleres y no han sido sustituidos por la DGP, por lo que se están produciendo casos de escasez de vehículos en algunas comisarías madrileñas.

El sindicato asegura, que actualmente hay muchos vehículos policiales en talleres por diferentes averías sufridas en actos de servicio. "Averías, que en algunos casos se prolongan durante meses, mermando el parque móvil de las diferentes comisarías y, algo incomprensible para JUPOL, sin que desde la Dirección General de Policía se haga una sustitución de estos", añaden. 

Cartel en la comisaría de San Blas.

Actualmente en Madrid, de los 107 coches disponibles por el Grupo de Atención al Ciudadano (GAC) solamente 50 se encuentran operativos, estando estos en muchos casos en mal estado, tanto estéticamente, como mecánicamente. Desde JUPOL se denuncia que la media de kilometraje de estos vehículos supera ampliamente los 200.000 kilómetros.

Una situación, que como ya ha denunciado este sindicato, está obligando en muchos casos a volver a poner en servicio vehículos que se habían retirado de las dependencias policiales al haber cumplido ya su vida útil. 

Igual suerte corren las furgonetas de las unidades de UPR y UIP en Madrid, furgonetas que en muchos casos superan los 10 años de uso y que se encuentran con grandes deficiencias estéticas y de funcionalidad.

Instalaciones Casa de Campo.

La situación más crítica por falta de coches son las Comisarías de Usera- Villaverde, Latina, Carabanchel, Puente de Vallecas, Getafe, San Blas- Vicálvaro, denuncia el sindicato.

Desinfección de vehículos e instalaciones

Por otro lado, JUPOL ha reclamado también que se lleve a cabo la desinfección y limpieza de todos los vehículos del parque móvil de la Policía Nacional y de sus instalaciones, que en muchos casos lleva años sin llevarse a cabo, suponiendo un grave problema de salubridad, más aún en estos tiempos en los que los agentes de la Policía Nacional se enfrentan en primera línea a la pandemia del COVID-19.

Medidas inmediatas 

El secretario regional de JUPOL en Madrid, Javier Veleiro, ha pedido a la Jefatura Superior de Policía de Madrid, para que traslade a la División Económica y Técnica de la Dirección General de la Policía y para que esta “ponga en marcha de manera urgente las medidas necesarias para subsanar esta situación y dotar al GAC de los vehículos necesarios para poder atender de manera efectiva y segura las necesidades de transporte”, y que “solucione inmediatamente las deficiencias que vienen sufriendo desde hace tiempo las diferentes comisarías de Madrid, así como que se lleve a cabo la limpieza, desinfección y adecuación de las instalaciones de la Policía Nacional en Madrid”.

Duchas en la Casa de Campo.

Una situación que para Veleiro “supone un riesgo para la salud de los policías que se tienen que poner al volante de estos coches y supone una merma en la calidad de los servicios que la Policía Nacional presta a los ciudadanos y efectividad en las actuaciones o que tienen que desarrollar su trabajo en unas condiciones de riesgo para su salud por la falta de higiene y la presencia de focos de infecciones y/o enfermedades”.

Por último, desde JUPOL se denuncia que “llevamos años esperando la respuesta por parte de la DGP para que se lleven a cabo los arreglos y dotaciones necesarias desde hace más de 20 años en algunos casos, sin obtener respuesta alguna por parte de la División Económica y Técnica de la Dirección General de la Policía”.

COMPARTIR: