09 de mayo de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El hijo del catedrático de Derecho Internacional Público recuerda como en alguna ocasión miró debajo del coche de sus padres por si había un artefacto

Pablo Fernández de Casadevante, hijo de una víctima de ETA: “Es indignante que se cuente con el apoyo de Bildu para gobernar”

Pablo Fernández de Casadevante.
Pablo Fernández de Casadevante.
La serie "Patria", basada en la novela del escritor Fernando Aramburu, ha tenido tal éxito que muchas de las víctimas de ETA, e incluso, alguno de los etarras arrepentidos se han animado a contar sus testimonios. Este es el caso de Pablo Fernández de Casadevante, profesor de Derecho Constitucional en la Universidad Rey Juan Carlos e hijo de una víctima de ETA. Carlos Fernández de Casadevante tuvo que abandonar el País Vasco por las amenazas que recibió de parte de la organización criminal.

Hubo muchos años en los que el miedo era el sentimiento más imperante en el País Vasco debido a la acción criminal de la banda terrorista ETA. Así lo recoge a la perfección la novela de Fernando Aramburu, Patria. Que actualmente se ha convertido en serie con bastante acogida por el espectador. Casi 1,5 millones de televidentes siguieron su estreno en abierto tras su paso por la plataforma HBO.

De hecho Amazon Prime Video ha estrenado 'El Desafío: ETA', serie documental en la que Felipe González, José María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy desvelarán sus negociaciones con la banda armada. Además de Patria también se estrenó 'El instante decisivo' de Atresplayer Premium y 'El Desafío: ETA', que está basado en el libro 'Historia de un desafío' del coronel de la Guardia Civil, Manuel Sánchez Corbí. Movistar ha llevado a sus pantallas el documental 'Zubiak' y la serie 'La línea invisible'. ETB por su parte estrenó con polémica el documental 'Euskal Herria y Libertad' que protagoniza Josu Ternera

Por todo esto, hemos hablado con Pablo Fernández de Casadevante, profesor de Derecho Constitucional en la Universidad Rey Juan Carlos e hijo de una de las víctimas de ETA. Durante muchos años su padre, Carlos, profesor de Derecho Internacional Público en la Universidad del País Vasco en San Sebastián,  estuvo amenazado por la organización terrorista.

Debido a esto Carlos se vio obligado a dejar atrás a su mujer y sus cinco hijos y trasladarse a Madrid para poder seguir realizando su trabajo como docente.

Hoy es su hijo Pablo quién da voz y recuerda a las víctimas de ETA. También explica como llegó a conquistar ese miedo, que irrumpió en su familia y les hizo adaptar a la fuerza sus planes, para lograr la riqueza personal que vive en la actualidad, según definía el concepto de miedo el filósofo Bertrand Russell.

Testimonios de una España no tan lejana en el tiempo que muchos tras el fin de la banda han querido olvidar.

- Pablo, ¿Qué le ha parecido la novela y serie “Patria”?

- Me gusta como plasma la situación social. Está muy bien explicado como los amigos y la familia se distanciaron en la sociedad vasca por la cuestión del terrorismo. Si tengo que ponerle un pero quizás diría que es demasiado precipitada el asunto del perdón.

Una de las escenas de la serie Patria.

- Con la emisión de “Patria” ha tenido que revivir algunos aspectos de su juventud. Su padre Carlos Fernández de Casadevante, profesor de Derecho Internacional Público en la Universidad del País Vasco en San Sebastián, tuvo que abandonar su puesto de trabajo por las amenazas de ETA.

- Para mi la historia de “Patria” no es nada nuevo. Claro que me hace recordar como mi padre tiene que abandonar su hogar por las amenazas o la tensión que se vivía en las calles. Yo principalmente leí el libro por descubrir como se transmitía esta historia a las nuevas generaciones. Me sorprende que haya gente que desconozca quién era Miguel Ángel Blanco, tal y como desvelaba una encuesta.

Marcharse como fórmula de protección

- ¿Cómo recuerda en su familia el hecho de que su padre tuviera que abandonar a su familia e irse a residir en otro sitio por estas amenazas?

- Con mucha impotencia porque tú no quieres irte y te obligan a que te vayas. Fue una experiencia dura. Mi padre empezó dando clases en Madrid compartiendo un piso con una señora. Una persona que tiene su vida ya asentada y de repente ves como todo empieza de nuevo.

Además tuvo que vivir como la Universidad del País Vasco no le apoyaba y habían compañeros y amigos que se alejaron un poco en el sentido de que no se pronunciaban. Le hubiera gustado tener más respaldo por su parte. La propia Universidad del País Vasco fue poco contundente con ETA.

- ¿Cómo lo vivías tú desde los ojos de un niño?

- Yo por entonces tenía 15 años y lo viví como el resto de mi familia. Acudía a manifestaciones con mis amigos en contra de ETA. Lo más duro fue dejar atrás mis raíces y mis amigos a la fuerza. Eso me ocasionó más de una lágrima.

Las amenazas muy presentes en su familia

- El tema de las amenazas es algo muy presente en su familia…

- Sí, por desgracia. Mi abuelo también estuvo mucho tiempo escondido en Irún por amenazas. O se iba o le mataban. Y luego revivirlo con mi padre fue bastante duro. No te quedaba otra: O estabas con ellos, o en su contra.

Carlos Fernández de Casadevante, padre de Pablo y profesor de Derecho Internacional Público.

 - ¿Cómo reaccionaron a ver la primera pintada en la pared donde se le llamaba a su padre “carcelero”?

- Yo eso no lo vi. Solo sé cuando mis padres me lo cuentan. Mis padres nos reunieron a todos los hermanos y nos dijeron que hemos sido amenazados por ETA. Yo lo vivo con miedo y más desde que aparecen los anónimos y el paquete sospechoso.

Incluso hubo alguna vez que miré debajo del coche de mis padres por si tenía puesta alguna bomba.

- ¿Ha necesitado ponerse en manos de un profesional para superar el miedo?

- Eso nunca. Solo tuve alguna vez los episodios de mirar debajo del coche de mis padres por si había un artefacto, pero nada más.

- ¿El miedo les ha condicionado para dejar de ser activistas contra ETA?

- Nunca. Mi padre siguió escribiendo artículos contra ETA. Además llevaba siempre un lazo azul por el secuestro de José María Aldaya y Ortega Lara. Y yo también continuo yendo a las manifestaciones y más desde que mis padres han estado bajo el foco de esas amenazas.

José María Aldaya, secuestrado por ETA.

- Cuando recibió un paquete sospechoso, ¿Qué hace su padre, se lo comunica a ustedes?

- Lo primero que hace es comunicárselo a Ertzaina para denunciar la amenaza. Lo recuerdo llorando y como un fuerte impacto para nuestra familia.

- ¿Llegaron a plantease tener seguridad en casa?

- No tengo constancia de ello. Eso lo podrían explicar mejor mis padres. Pero había que pensar si el Gobierno central puede invertir en seguridad para más trabajadores públicos.

Víctimas de ETA

- Anteriormente solo las familias donde ETA asesinaba a un miembro eran consideradas víctimas. Creo que eso luego cambio y hubo cierto debate. ¿Se considera víctima?

- Si tengo constancia de un amigo de mi abuelo que quiso ser reconocido de forma moral como víctima pero no lo logró. Se le negó esta consideración porque un requerimiento es presentar denuncia. Por entonces la denuncia no servía para nada y se tuvo que ir.

Pero yo podría considerarme víctima colateral pero no me gusta que se queden con la connotación de “pobrecito Pablo”. Mi padre, sin duda, es víctima de ETA.

Manifestantes en contra de las acciones violentas de ETA.

- ¿Cómo es vivir alejado de su padre por estas circunstancias?

- Es duro en el sentido de que haya una persona que cree que por opinar diferente te tienes que ir. Pero nunca sentí una ausencia marcada por mi padre. Él hizo todo lo posible por estar siempre a nuestro lado.

- El 4 de mayo de 2018 la banda terrorista anunció su final. ¿Cómo la vivió usted y en su casa?

- Hubo gente que nos dio la enhorabuena pero yo lo viví muy normal. ETA hizo varios anuncios y nunca nos lo creímos. Con lo que este no iba a ser diferente.

Votar en tiempos de alta tensión

 - Vivir estas situaciones tan impactantes, ¿Le han hecho alejarse de la política?

 -No nunca te alejas. No podía permitirme no votar. No puedes alejarte porque hay gente que está matando a otra por pensar diferente. El desencanto con la política me llega tiempo después por otras circunstancias diferentes.

El PSOE en una de las reuniones para alcanzar un acuerdo con Bildu.

 - Su padre declaraba en El Correo que no entendía como Bildu tenía tanto peso institucional. Actualmente llega a ser una pieza importante por ejemplo para determinar los Presupuesto Generales del Estado. ¿Qué opinión le merece?

- Es incoherente e indignante que se cuente con el apoyo de Bildu para gobernar. Se dice que hay que hacer por ejemplo cordones sanitarios a Vox pero Vox no ha matado a nadie, ni ha defendido la muerte de nadie. Y eso que Vox no me gusta.

- ¿Qué le parece Vox?

- No me gusta Vox porque es populista, demagogo, tiene una forma agresiva a veces de expresarse. Pero también tiene ideas que son interesantes como que se controle la inmigración.

Pablo, profesor de Derecho Constitucional en la URJC

- Es profesor de Derecho Constitucional en la URJC. El nombre de la universidad ha estado ligado a muchas polémicas. ¿Cómo las ha vivido desde dentro?

- Es un tema espinoso. No es agradable que no se hable bien de tu universidad. Pero siempre hay cosas en todas las facultades.

- Como experto en Derecho Constitucional, ¿Cómo ve el tema de la inviolabilidad del Rey Emérito por la que muchos consideran que no va a declarar ante un juez por sus presuntas comisiones irregulares?

- Pues si la ley es igual para todos, la cuestión de la inviolabilidad no debe de ser un problema para que se tome declaración a el Rey Emérito.

- No sé si quiere tener hijos pero si los tuviera. ¿Qué les contaría de la historia del País Vasco?

- Les diría que durante unas décadas había una banda terrorista que asesinaba al que proponía un proyecto político diferente a ellos.

COMPARTIR: