10 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Alex Saab fue detenido en Cabo Verde y los Estados Unidos piden su extradicción por lavado de dinero, corrupción, desfalco y organización delictiva

Escándalo: Garzón pedirá una indemnización de 12 millones de euros para un testaferro de Maduro acusado de corrupción

Garzón liderará una causa a favor del contratista colombiano
Garzón liderará una causa a favor del contratista colombiano
El exmagistrado de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón se suma a la defensa de Alex Saab el principal testaferro de Nicolás Maduro detenido en Cabo Verde y próximo a ser extraditado a los Estados Unidos. El barranquillero está acusado de lavado de dinero, corrupción, desfalco y organización delictiva. No obstante, el magistrado que también defiende a líderes bolivarianos como Evo Morales llevará la causa en el Tribunal Internacional de Justicia por "daños a la imagen" del chavista.

Durante la madrugada del martes 14 de julio, trascendió a la prensa que el principal testaferro de Nicolás Maduro, Alex Saab habría contratado los servicios del destituido magistrado de la Audiencia Nacional y ahora abogado Baltasar Garzón, por una cifra indeterminada. La misma mañana de ese día, se conoció que Cabo Verde había dado la autorización para extraditar al detenido a EEUU.

Saab enfrenta un proceso penal por corrupción, lavado de dinero, asociación ilícita y una larga lista de delitos que habría cometido los últimos 10 años durante su gestión como uno de los principales contratistas del régimen chavista. En los múltiples casos de corrupción, Saab no habría sido el único beneficiario, sino que también habría facilitado opciones de lavado de activos para altos cargos del régimen, incluyendo a Nicolás Maduro.

Baltasar Garzón defenderá a un hombre clave para la dictadura que ha invertido más de 10 millones de euros por su liberación, según fuentes cercanas al régimen bolivariano consultadas por elcierredigital.com Saab no sería un chavista más, sino que sería una de las principales figuras de corrupción y organización de actividades ilícitas del país.

El hombre fuerte de Maduro tendría información clave que requiere la Justicia norteamericana para seguir librando las investigaciones contra varios miembros del régimen chavista.

Saab fue detenido en la isla de Cabo Verde por la Interpol, tras una alerta internacional de búsqueda y captura lanzada por los Estados Unidos. El inversionista, nacido en la localidad colombiana de Barranquilla, de padres libaneses, resultó ser uno de los principales testaferros del hoy presidente bolivariano Nicolás Maduro.

Aunque pueda parecer una nueva maniobra para ahorcar al régimen chavista, lo cierto es que Saab, de 48 años, está actualmente acusado por delitos de conspiración, lavado de activos y enriquecimiento ilícito en nueve países distintos

Según los fiscales federales de la ciudad de Miami, quienes han llevado la investigación contra Alex Nain Saab Morán, aquel histórico acuerdo firmado el 28 de noviembre de 2011, y que trajo un relativo periodo de paz entre Colombia y los guerrilleros, sirvió de trampolín para iniciar una extensa trama de corrupción y lavado de dinero por parte del régimen chavista.

El barranquillero, normalmente considerado un hombre “de bajo perfil”, llegó al chavismo gracias a la polémica exsenadora Piedad Córdoba, que también ascendió como negociadora de la citada paz, pero que terminó envuelta en varios escándalos políticos por permitir la intervención del gobierno de Chávez en Colombia.

Pasaporte del barranquillero Alex Saab

El exmagistrado español Baltasar Garzón liderará una causa internacional contra Estados Unidos y Cabo Verde, ya que no tienen acuerdos de extradición, pero sus jueces y autoridades han hecho todo lo posible para que este hombre clave para Nicolás Maduro termine en un banquillo de acusados de la Justicia de Florida.

José Manuel Pinto, abogado principal de Alex Saab aseguró en una declaración a EFE, que: “liderar un proceso contra EEUU y Cabo Verde ante el Tribunal Internacional (de Justicia) de La Haya por la violación de la inmunidad jurisdiccional de Álex Saab en cuanto enviado especial de Venezuela”. No obstante

La defensa del chavista también aseguró que Garzón abrirá “un proceso de indemnización contra el Estado de Cabo Verde por daños patrimoniales y de imagen”. Se presume que pedirá una indemnización de entre 5 y 12 millones de euros.

Alex Saab también ha emitido quejas constantes sobre su detención, pidiendo una celda con más espacio y con menos mosquitos. También ha pedido una visita periódica de su médico y mejor alimentación, ya que es “inadecuada” por no ser “similar a la que esta acostumbrado”.

Por su parte el exmagistrado Baltasar Garzón que, a través de su Fundación FIBGAR, ha realizado trabajos relacionados con los derechos humanos en América Latina, forma parte del Grupo de Puebla, que reúne a la izquierda y extrema izquierda latinoamericana.

Según explica el medio PanamPost, Garzón forma también parte del grupo de abogados que representa a Evo Morales, que, tras más de 12 años en el poder, como presidente de Bolivia, y un fraude electoral tuvo que dimitir ante manifestaciones multitudinarias en su contra. Además, el abogado del Grupo de Puebla tuvo contacto con varios organizadores de las protestas desatadas en Chile y que derivaron en graves disturbios durante el 2019. 

Corrupción por todas las vías

El medio venezolano Armando Info, reveló que Alex Saab habría recibido hasta 159 millones de dólares del gobierno chavista entre los años 2012 y 2013. De estos solo se ejecutaron en productos unos 3 millones de dólares. Es decir, en la operación de Saab, desaparecieron 156 millones de dólares. Cabe destacar que, según el mencionado periódico, los dos redactores del reportaje sobre Saab tuvieron que exiliarse hacia un país no revelado para no sufrir represalias del régimen bolivariano.

No obstante, la defensa del testaferro del régimen venezolano ha cambiado la versión y ha asegurado a la agencia norteamericana Bloomberg que las operaciones de Saab "se tratan de un emprendimiento en el negocio de alimentos” y descartan su "relación con la filial ecuatoriana de la empresa Fondo Global de Construcciones", aunque en 2011, fuera presentado públicamente como el responsable de importaciones de este Fondo.

Según señalan varios medios internacionales, Alex Saab fue uno de los beneficiarios del escándalo CADIVI. Según explica a elcierredigital.com una fuente de un importante banco venezolano y que ha preferido no dar su nombre, "la agencia sirvió para todos los entramados de corrupción realizados principalmente por el chavismo y los enchufados a él, así como por particulares con vínculos especiales al régimen bolivariano".

Además, en el año 2018 una investigación conjunta entre periodistas de Venezuela y Colombia reveló que Alex Nain Saab Morán y el empresario colombiano Álvaro Enrique Pulido Vargas, habrían sido beneficiarios de contratos millonarios de los CLAP, el servicio de control de alimentos del régimen que distribuye paquetes con comida entre sus seguidores.

Finalmente, en julio de 2019, el Departamento de Justicia de Estados Unidos presentó cargos contra Saab y Pulido, a los que culpó de haber lavado 350 millones de dólares por fraude al control cambiario venezolano.

Aunque de momento, no se conoce si llegó a sustraer dinero hacia España, políticos venezolanos lo sitúan como el testaferro principal de Maduro, que en las últimas semanas ha destinado 10 millones de dólares y una enorme presión diplomática en África para liberarlo de su actual detención en Cabo Verde.

Elcierredigital.com ha podido hablar con el diputado venezolano Américo de Grazia, uno de los políticos que más ha investigado las explotaciones ilegales de minerales en el sur de Venezuela. Según explica De Grazia, todo el escándalo de la presunta mina de oro de Zapatero está relacionada con la participación de Alex Saab.

En marzo de este año, la política colombiana Piedad Córdoba comentaba en una entrevista que el expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero había recibido una mina de oro en Venezuela, junto con otros miembros del chavismo.   

“Recordemos que fue Piedad Córdoba, quien presentó a Saab a Hugo Chávez como su contador personal”, explica el diputado. Además, informó que según Estados Unidos Saab tendría unos 15.000 millones de dólares en propiedades y cuentas, es decir, “tres veces más que todas las reservas que tiene el Banco Central de Venezuela.

COMPARTIR: