16 de septiembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El interno se negó a entrar en su celda y se enfrentó al empleado público,que tuvo que acudir al hospital por una fisura en un dedo

El sindicato Acaip denuncia una nueva agresión a un funcionario por parte de un preso en la cárcel de Sevilla

Una celda de la cárcel.
Una celda de la cárcel.
El sindicato de prisiones ACAIP-UGT ha denunciado una nueva agresión a un funcionario en la cárcel de Sevilla 1. El incidente ocurrió el día 31 de julio a las dos de la tarde cuando el preso se negó a entrar en su celda hasta que no le diesen más medicación que la prescrita, entonces el funcionario le recriminó su actitud y fue empujado por el interno.

El Sindicato de Prisiones Acaip denunció una nueva agresión de un preso, identificado como I.R.C., que tuvo lugar el pasado 31 de julio en la prisión de Sevilla 1. En esta ocasión fue un interno del módulo 7 de la Unidad de Preventivos que se negó a entrar en su celda hasta que no recibiese una dosis superior de la medicación prescrita para él, desobedeciendo las instrucciones de los funcionarios e incumpliendo el horario regimental tras la subida a las celdas para descansar tras el almuerzo.

Cuando el funcionario titular del departamento trataba de convencerlo de que cesara en su actitud fue empujado de manera imprevista y violenta, cayendo al suelo provocándole lesiones por el forcejeo y una fisura ósea en el pie que le impidió seguir trabajando, ya que tuvo que acudir al hospital para ser diagnosticado y tratado.

Prisión de Sevilla 1.

Desde Acaip se ha pedido a la dirección del Centro Penitenciario Sevilla 1 que se traslade al interno y se revise su grado penitenciario para adecuarlo y que pueda estar sujeto a medidas de seguridad más apropiadas a su perfil penitenciario. El sindicato también ha requerido a Instituciones Penitenciarias el cumplimiento efectivo de las previsiones contempladas en los protocolos de actuación en caso de agresiones, como el asesoramiento psicológico y jurídico a los empleados públicos agredidos.

No es el primer incidente de este tipo que se produce en prisiones. Acaip recuerda que durante este verano han ocurrido muchos incidentes similares, como los ocurridos en la prisión de Segovia, donde un funcionario resultó lesionado grave en un ojo y otro con un brazo escayolado; en Tenerife donde un preso intentó clavar un bolígrafo en la cara a un funcionario, en Puerto 3 donde un empleado público recibió un mordisco en el brazo y otro día se produjo una riña multitudinaria con un preso herido en el cuello.

COMPARTIR: