18 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Arrestan también a tres jóvenes que estarían implicados en la muerte del futbolista

Todo lo sucedido antes y después del cruel asesinato del jugador brasileño Daniel Correa Freitas supuestamente a manos del marido de su amante

El cruel asesinato del centrocapista del Sao Paulo Daniel Correa Freitas continúa con grandes incógnitas por resolver. El Cierre Digital les explica cronológicamente todo lo sucedido en los últimos días de la vida del futbolista y los interrogantes que rodean este terrible suceso.

Daniel Correa Freitas, jugador del Sao Bento (cedido por el Sao Paulo), fue asesinado el pasado 27 de octubre en Colonia Grebe, en una zona rural de Sao José Dos Pinhais. El jugador presentaba contusiones por golpes, el cuello casi decapitado y los genitales extirpados.

El caso arranca cuando el jugador participa en la celebración del 18 cumpleaños de Allana Brites, hija del empresario Edison Brittes Júnior, en una famosa discoteca de Curitiba. La fiesta no terminaría en la sala, sino que continuaría en la casa de la joven, donde Daniel Correa Freitas estaría también presente.

La situación se enrevesa cuando Daniel es encontrado en la cama con Cristiana Brittes, esposa de Edison. Previamente el jugador se hizo fotografías con la mujer, las cuales acabaría mandando a un amigo. Daniel se reía de la situación, pero su amigo le advertía de que se estaba metiendo en un terreno peligroso y que podía acabar mal.

Fue entonces cuando Edison le sorprendió. El empresario brasileño comenzó a golpear al jugador e incluso a apuñalarle. Durante los interrogatorios, Edison asegura que actuó de esa forma porque escuchó a su esposa pidiendo ayuda, ya que presuntamente estaba siendo violada. Este testimonio fue desmentido por algunos testigos que se encontraban en la casa.

En primer lugar, Edison dijo de manera formal que rompió la puerta para entrar en la habitación. Después, cambió la versión asegurando que entró por la ventana y que acto seguido le propinó una paliza a Daniel. Pero el marido de la mujer no estaba solo, otros hombres que se encontraban en la fiesta también agredieron al futbolista, ellos eran Ygor King, David Willian y Eduardo Ribero, tres amigos de Edison. Según la versión del empresario brasileño, uno de los hermanos gemelos con apellido Purkote, le ayudaron a golpear al jugador.

Más tarde, Edison, Ygor, David y Eduardo salieron de la casa con Daniel, que ya estaba muy herido, y lo introdujeron en el maletero. Lo que sucedió desde este punto hasta el lugar donde dejaron el cuerpo del futbolista sigue siendo una incógnita.

Cronología de los hechos

La historia comienza el 26 de octubre, fecha en la que Allana conmemoraba 18º cumpleaños en una discoteca y más tarde en su casa.  En la madrugada del 27 de octubre, todos los asistentes continúan con la fiesta en la casa de la familia de Allana. Por la mañana, Daniel es agredido dentro del domicilio. Edison alegaría que el jugador es golpeado porque intentaba violar a su mujer, Cristiana. En la tarde de ese día, Gabriel un transeúnte que paseaba por un bosque de eucaliptos encuentra el cuerpo de Daniel.

Caso_Freitas_2_1

Cristiana, Edison y Allana Brittes

A las 14:00 del 28 de octubre, Edison, Cristiana y Allana intentan coaccionar a los testigos del asesinato, hechos que mas tarde afirmaría la Policía Civil. Tres días después, durante el 31 de octubre, Cristiana Brittes recibirá una condena de 30 días en prisión preventiva. Por otro lado, Daniel recibe sepultura y es enterrado en la ciudad de Conselheiro Lafaiete en Minas Gerais.

El 1 de noviembre, Edison y Allana reciben la misma condena que Cristiana, por lo que estarán en prisión preventiva durante 30 días también. Cuatro días más tarde, durante el 5 de noviembre, Allana Brittes, hija de Edison, sospechoso de matar a Daniel, testifica por la tarde de ese mismo día en la comisaría de policía en Sao José dos Pinhais. En su declaración, asegura que su madre mantenía una relación de 20 años con su padre, los cuales tienen dos hijas, entre ellas Allana de 18 y otra de 11.

El 7 de noviembre, Edison testifica alrededor de las 18:00 en la sala de sospechosos, acusado de estar implicado en el asesinato de Daniel Correa Freitas. Uno de sus compinches en el asesinato, Eduardo Henrique Ribero da Silva, de 19 años, es detenido en Foz do Iguacu, al oeste de Paraná, por el grupo de Acción Especial de Combate contra el Crimen Organizado (GAECO).

En la mañana del 8 de noviembre se realiza una reconstrucción de los hechos en el lugar donde fue encontrado Daniel, donde estaba presente Edison. Ygor Rey, de 19 años, y David Willian da Silva, de 18, se presentan en comisaría acompañados por sus abogados. Estos dos jóvenes denuncian haber sido amenazados durante la pelea. En la tarde de ese miso día, también declara la tía de Daniel, Regina Correa, en la Comisaría 1 de la Policía Regional de Policía Civil de Sao José Dos Pinhais, en la región metropolitana de Curitiba.

Caso_Freitas_1

La reconstrucción de los hechos con Edison Brittes

A esa hora, en otro lugar de la ciudad, Cristiana Brittes y su hija Allana son enviadas al centro Penitenciario de Mujeres de Piraguara, en Grande Curitiba. Por su parte, Edison Brittes es enviado a la Central de Flagrantes.

Al día siguiente, en la mañana del viernes del 9 de noviembre, los jóvenes sospechosos que estaban implicados en la muerte Daniel Correa Freitas toman declaraciones en la comisaría de policía de policía en San José Dos Pinhais.

Tres nuevos detenidos

La Corte Penal 11 de São José dos Pinhais decretó la detención temporal de 30 días contra Eduardo Henrique Ribeiro da Silva, de 19 años, quien fue detenido el miércoles en su casa en Foz de Iguazú, además de Ygor King (19 años) y David Willian da Silva (18), que se entregaron el jueves en una comisaría de Curitiba.

Con estas detenciones sube a seis el número de personas que están bajo el control policial por este caso, ya que los primeros fueron Edison Brittes Júnior, su esposa Cristiane y la hija de ambos, de 18 años.

El comisario Amadeu Trevisan, encargado del caso, dijo tener “seguridad” de que la familia “mintió” en la declaración ofrecida a la Policía. Por el lado de la defensa, el abogado de la familia detenida, Cláudio Dalledone, expresó que, en su declaración, Brittes admitió haber “omitido cuestiones para proteger los demás involucrados”, pero percibió que “no sería posible evitar” su implicación.

COMPARTIR: