21 de enero de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Francisco Marco y Manuel Bravo rastrean la biografía del exespía de Interior en 'La España inventada'

"Corinna es la pistola humeante del excomisario Villarejo contra la Casa Real", asegura un libro

El excomisario Villarejo.
El excomisario Villarejo.
'La España inventada' es el libro que rastrea la vida del excomisario Villarejo, uno de los nombres que marcan la actualidad más escandalosa del país y que copa la información política y judicial. Francisco Marco y Manuel Bravo rastrean sus orígenes y su evolución, analizando el presente repleto de rumores sobre la más que probable información de la que aún podría disponer el polémico expolicía. Una biografía por la que desfilan banqueros, monarcas, políticos y la popular Corinna.

En La España inventada: Tras los pasos de Villarejo, Francisco Marco y Manuel Bravo Pérez no sólo repasan la trayectoria del excomisario más famoso de España, sino que también hacen un recorrido por la España que es y no nos contaron. La realidad paralela (y soterrada) a la oficial. Un país construido desde las sombras y que ha deformado el devenir político y económico de forma peligrosa.

-¿Por qué escribir un libro sobre Villarejo?

- Manuel Bravo (MB): Hemos querido contar la historia de los últimos 40 años en España y que ha modificado la oficial. Esa sucesión de medias verdades ha marcado nuestra realidad. Muchos ciudadanos no sabían nada de las bambalinas del poder. Hay una verdad que emerge ahora. España no es un país distinto en eso, pero sí es consentidor. En la Transición hubo mucho automatismo y parte del franquismo siguió latente. Villarejo une esos dos mundos. Sus actividades estaban consentidas. Pensemos que es hombre premiado por Arias Navarro y por Zapatero. Él trabajó para todos los Gobiernos.

- ¿Cómo describirían a Villarejo?

- MB:  Un relaciones públicas enconado con un gran don de gentes, un tanto arcaico, pero sabe atraer.
Nació en un pueblo cordobés en los años cincuenta, en la España de la carestía, necesidad… Su madre era partera y su padre tenía una droguería. Llegó a Madrid con una maleta de cartón y acabó conduciendo coches lujosos. Todo eso lo consigue atesorando información. Solo ha trabajado para él  mismo. Se le podría definir como un gestor de crisis empresariales, institucionales… con la ventaja de que una pata la tenía en el Estado.

- Francisco Marco (FM): Para los profesionales de la investigación privada es una especie de detective dopado. De hecho, está sancionado por intrusismo. Es un hombre que vende y compra información desde la empresa privada a coste cero por ser funcionario público. Por eso, en el Caso Tándem le acusan de cohecho y revelación de secretos.

 - ¿Para quién es peligroso Villarejo?

- MB: Principalmente, para quien haya contado con él. Trabajaba para gente y luego los traicionaba. Es peligroso para sus propios clientes.

- ¿Le quedan más ases en la manga?
-MB:
Intuyo que saldrán más cosas, pero no las podemos precisar. Creo que jugará una última carta a modo de órdago. Desde luego, esta historia no está acabada.

- FM: Yo creo que no. Empezó disparando contra el Ibex35, luego contra los partidos políticos y la Casa Real. Por encima de la monarquía no hay nada en nuestra estructura de Estado. Salvo que cambiemos esa estructura. Se habla mucho de los ases que tendría contra Letizia, por ejemplo, pero creo que es más rumorología que realidad.

- ¿Qué une de verdad a Villarejo y a Corinna?
- MB:
La pistola humeante contra la Casa Real. El medio para conseguir el fin. Se retroalimentaban. Él pensaba que con ella tenía materia para una buena jubilación. Sin embargo, se equivocó. Ella confió en él porque la convenció de que estaba en el punto de mira del CNI.

­- ¿Cuándo empezaron a complicarse las relaciones entre Villarejo y el CNI?

- FM: Desde el principio, cuando los Servicios Secretos se llamaban CESED. En su primer trabajo Villarejo intentó captar a alguien del entorno de ETA y eso no gustó. Ya en el 94, el entonces CESID consiguió que Interior lo apartase gracias a la entonces Secretaria de Estado y hoy Ministra de Defensa Margarita Robles. Sin embargo, luego volvió. El CNI siempre supo que este señor era un peligro. Pensemos que llegó a ayudar a la excarcelación de [el traficante de armas] Al Kassar, engañando al Estado.

- ¿El punto débil de Villarejo es su mujer Gema?

- MB: Su punto débil son sus problemas de espalda que, en prisión, en Estremera, se están agravando. Con ella hay una relación de amor/ odio sobre todo por el asunto profesional. Ella quiere tener su papel y, en eso, choca con la mano derecha de Villarejo, Rafael Redondo. La relación ha sido conflictiva en lo laboral, pero es cierto que ella es, casi, el único apoyo de verdad que le queda.

- FM: Su verdadero punto de flaqueza es lo soez que es en sus formas. Siempre intenta atacar por la vida privada y lo cierto es que la sociedad ha evolucionado hacia un lugar y él se ha quedado en los 80 cuando esas formas de proceder funcionaban.

COMPARTIR: