13 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Un proyecto de iniciativa pública y privada ya ha ayudado a 200.000 víctimas de ransomware

Los ciberdelincuentes secuestran los archivos informáticos y piden un rescate a sus propietarios para recuperarlos

Steve Wilson, especialista en evitar el secuestro de archivos informáticos.
Steve Wilson, especialista en evitar el secuestro de archivos informáticos.
Se acaba de celebrar el tercer aniversario de la iniciativa No More Ransom que ha ayudado a más de 200.000 víctimas de ransomware -un delito que consiste en el secuestro de archivos a cambio de un rescate- a recuperar sus ficheros gratuitamente desde que apareciese por primera vez en julio de 2016.

Este proyecto, que combina la iniciativa privada y pública, se ha convertido en un punto de servicios integrales para las víctimas de ransomware de 188 países, habiendo registrado ya más de 3 millones de visitas en su corta existencia. Gracias a la cooperación entre más de 150 socios, se ha asestado un duro golpe al modelo empresarial delictivo que hay detrás del ransomware desde que esta iniciativa vio la luz, lo cual evitó que unos beneficios que se calcula podrían alcanzar los 108 millones de dólares estadounidenses acabasen en malas manos.

La ciberdelincuencia organizada es un problema en el siglo XXI.

El proyecto incorporó 14 nuevas herramientas en 2019 y gracias a ello el portal puede ahora descifrar 109 tipos distintos de infecciones de ransomware, aunque esta cifra sigue creciendo cada mes. Los esfuerzos contra GandCrab, considerado uno de los ataques de ransomware más agresivos del año pasado, es el culmen de dicho éxito: desde el lanzamiento de la primera herramienta GandCrab en febrero de 2018, casi 40.000 personas han descifrado sus ficheros satisfactoriamente, ahorrándose aproximadamente 50 millones de dólares estadounidenses en pagos de rescates.

El portal, que inicialmente se lanzó en inglés, está disponible en otros 35 idiomas. Los cinco principales idiomas son el inglés, coreano, neerlandés, ruso y portugués, seguidos del francés, chino, alemán, español e italiano, dejando patente la naturaleza global de la amenaza.

Según palabras de Steven Wilson, Jefe del Centro Europeo de Ciberdelincuencia (EC3), "cuando miramos más de cerca el ransomware, vemos lo fácil que resulta infectar un dispositivo en cuestión de segundos. Con un clic equivocado se puede borrar toda una vida de bases de datos, fotografías y recuerdos. No More Ransom es un soplo de esperanza para las víctimas, una oportunidad única, y también les da un mensaje claro a los delincuentes: la comunidad internacional está unida en pos de la consecución de un objetivo común; los éxitos operativos han llevado y seguirán llevando por los delincuentes ante la justicia".

No More Ransom es la primera asociación pública-privada de esta naturaleza que les ofrece a las víctimas de ransomware una solución alternativa a la pérdida de sus valiosos archivos o tener que pagar la cantidad de dinero exigida a los delincuentes. 42 fuerzas del orden, 5 agencias de la UE y 101 entidades públicas y privadas se han sumado a esta idea desde 2016.

Consejos para evitar el secuestro de archivos

La prevención sigue siendo el escudo de protección más eficaz. Se les recuerda a los ciudadanos y las empresas que sigan una serie de sencillos pasos para evitar que el ransomware se cuele en sus dispositivos electrónicos en primer lugar: guardar copias de seguridad fuera de línea, garantizar que el software está actualizado, utilizar un antivirus sólido y actuar con precaución cuando se hace clic en los adjuntos o al visitar páginas web desconocidas.

Ante cualquier ilícito en Internet los ciudadanos no deben dudar en contactar con el Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil a través de su Web o perfiles en Twitter y Facebook, para ofrecerles su ayuda y hacer de Internet un lugar más seguro para todos. Para más información pueden visitar el portal www.nomoreransom.org

COMPARTIR: