02 de julio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se han conocido cuatro casos de hombres de raza negra fallecidos colgados en California, Texas y Nueva York

El FBI investiga los casos de afroamericanos ahorcados en árboles en los Estados Unidos

En Los Ángeles, California el FBI abrió una investigación para esclarecer los casos de al menos dos afroamericanos que fueron hallados muertos colgando de árboles en los últimos días en diferentes localidades del territorio americano, así lo informaron las autoridades locales.

Una de las víctimas fue Robert Fuller, de 24 años, que fue encontrado la semana pasada colgado con una cuerda de un árbol, cerca del Ayuntamiento de Palmdale, una ciudad en las afueras de Los Ángeles. Las primeras investigaciones apuntaban a la posibilidad de un suicidio, sin embargo, los familiares y activistas afroamericanos han expresado que eso “es imposible”.

Robert Fuller, la primera víctima encontrada colgando de un árbol en Palmdale

Ante esta situación el máximo representante de las fuerzas de seguridad en esa zona, el sheriff del condado de Los Ángeles, Alex Villanueva, prometió llevar a cabo una investigación “exhaustiva” junto al FBI y el fiscal general de California, Xavier Becerra.

“Esta investigación de muerte obviamente es de gran preocupación para la comunidad, no solo de Palmdale, sino de toda la nación. Robert Fuller era un hombre joven en la flor de su vida, y su muerte obviamente es dolorosa para muchas personas”, expresó Villanueva en una rueda de prensa.

Conferencia de prensa sobre el homicidio de Robert Fuller

 A raíz de esta repentina muerte, cientos de residentes de Palmdale han participado de vigilias y protestas durante los pasados días. Incluso, han asegurado que la muerte de Fuller fue un "linchamiento debido a la tensión que se vive actualmente en Estados Unidos" por las denuncias de la brutalidad policiaca hacia los afroamericanos.

El caso de la muerte de Fuller ha provocado que otro reciente fallecimiento parezca tener relación con lo que los manifestantes apuntan. El afroamericano Malcolm Harsch, de 38 años fue encontrado sin vida el pasado 31 de mayo sobre las 7:00 AM, ahorcado con un cable USB de un árbol en Victorville, en California, como confirmó el Sheriff del condado de San Bernandino, Jodi Miller.

Al igual que los familiares de Fuller, sus parientes y amigos han descartado la posibilidad de que haya sido un suicidio. La familia de Harsch no esta convencida y le piden a las autoridades investigar a fondo, ya que no había antecedentes ni indicios de depresión en Fuller.

Malcolm Harsch es el segundo afroamericano encontrado muerto colgado de un árbol

En una entrevista al diario Victor Valley News la familia sostuvo: “Su causa de muerte aún no se ha revelado a la familia, pero nos preocupa que su muerte sea etiquetada como un suicidio”.

Incluso dijeron que “Malcolm tuvo conversaciones muy recientes con sus hijos acerca de verlos pronto. No parecía estar deprimido por nadie que realmente lo conociera".

Al igual que los parientes de Fuller, comentaron que “hay muchas maneras de morir, pero teniendo en cuenta la tensión racial actual, un hombre negro que se cuelga de un árbol definitivamente no se siente bien con nosotros en este momento”.

Las autoridades afirman que estan buscando videos que puedan aportar más sobre lo ocurrido. Además, van a estar pendientes de alguna novedad que refleje la investigación del Departamento del Sheriff del Condado de San Bernardino.

Investigación en curso del Departamento del Sheriff del Condado de San Bernardino sobre el caso de Malcolm Harsch

Junto a estas muertes se informó de otros dos sucesos de hombres de raza negra colgados en árboles. Uno de ellos en Houston, estado de Texas y otro en el distrito de Manhattan, Nueva York, ambos ocurridos en los últimos días, pero no se tenía constancia de ellos hasta ahora, cuando el FBI comenzó a investigar. De estos fallecimientos tampoco se conoce la causa oficial, aunque no han descartado la posibilidad de que hayan sido suicidios.

Es preciso destacar que todos estos sucesos han ocurrido durante las concentraciones masivas de protestas por la muerte de George Floyd el pasado 25 de mayo, a manos de un policía de Minneapolis. 

COMPARTIR: