20 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La ciudad de Irún se convierte en el laboratorio de Pablo Iglesias, que no esconde sus planes para gobernar en Euskadi con EH Bildu y el PSOE

Este es el manual de Podemos para echar al PNV de las instituciones vascas

/ Iglesias y el diputado del PNV, Aitor Esteban.
Los socialistas vascos y Podemos han cerrado un acuerdo en Irún que implica la entrada de la formación morada en el equipo de Gobierno municipal. Este pacto está muy bien visto por Pablo Iglesias, que quiere formar pactos de progreso en Euskadi para enviar al PNV a la oposición.

Pablo Iglesias decía hace apenas seis meses que le encantaría "tener en España una derecha como la del PNV en Euskadi". Pero la fascinación del vicepresidente segundo del Gobierno hacia el partido jeltzale parece haberse acabado. 

Y es que Iglesias, temeroso de que un pacto PSOE-Cs enterrase sus propuestas sociales presupuestarias, apostó hace dos meses por intensificar su agenda para conseguir una mayoría de izquierdas que incluyese a EH Bildu y ERC. 

Es evidente que Iglesias ha logrado sus propósitos. Pero su estrategia ha dejado una herida muy visible: el enfado del PNV, que fue el partido clave que posibilitó la caída de Mariano Rajoy y la investidura de Pedro Sánchez en 2018.

Pacto en Irún

El socialista José Antonio Santano ejerce como alcalde de Irún desde hace dieciocho años. Cierto es que este edil llevaba un año y medio gobernando en minoría porque su falta de sintonía con el PNV impidió que el pacto entre PSE y los jeltzales se formalizase en la segunda ciudad más habitada de Gipuzkoa. 

Pero la minoría del PSE se ha revertido gracias a que Santano ha dado entrada a su equipo de Gobierno a Podemos. El acuerdo, aplaudido en público por el propio Pablo Iglesias, se enmarca dentro de una estrategia morada para conformar en Euskadi gobiernos de progreso que incluyan al PSE y EH Bildu. Y esta estrategia enfada al PNV. 

Críticas del PNV

Andoni Ortuzar está muy enfadado con la estrategia de Iglesias. El presidente del PNV no se corta al hablar contra el vicepresidente: "Hemos pasado de asaltar los cielos a quedarme en el Gobierno. Todo lo que esta haciendo Iglesias es para consolidar su posición". 

El dirigente nacionalista ha criticado el "maniobrerismo" de Iglesias y ha dejado claro a Sánchez que se sienten "abandonados": "Para nosotros la palabra deslealtad tiene un sentido mucho más profundo desde el punto de vista de la traición política".

Pedro Sánchez. 

Ortuzar cree que Iglesias ha impedido el pacto entre Sánchez e Inés Arrimadas: "Yo creo que lo que han pretendido es arrumbar cualquier posibilidad de acuerdo del PSOE con Ciudadanos, no vaya a ser que les guste hablar y pactar, y Podemos se quede fuera en una próxima legislatura"

Y también ha enviado un dardo al presidente del Gobierno: "No consuela que te tilden de socio estratégico si luego no va acompañado de hechos. Estamos un poco mosqueados, el grado de cumplimiento de los acuerdos con el Gobierno deja mucho que desear".

Presuntos plagios

Ortuzar cree que EH Bildu copia algunas propuestas al PNV: "Hay enmiendas que son nuestras, infraestructuras viarias, pasos a nivel, soterramientos, es más, son enmiendas de legislaturas anteriores, que ahora por arte de birlibirloque con el mismo enunciado, Bildu las ha convertido en suyas". Y añade: "No se puede querer tumbar el régimen queriendo aprobar los Presupuestos del Estado".

Feliz por ello está Pedro Sánchez, que no se siente mal por su creciente distancia con el PNV porque este verano el PSE se negó a formar un Gobierno de izquierdas con EH Bildu y Podemos en Euskadi. Es decir, que el partido de Ortuzar lidera el actual Ejecutivo vasco porque los socialistas lo permitieron. 

Con peor cara lo llevaron en Podemos, que apostaba abiertamente por mandar al PNV a la oposición en Euskadi y convertir a la mano derecha de Arnaldo Otegi en lehendakari. La negativa del PSE a cerrar el tripartito imposibilitó que Iñigo Urkullu fuese desalojado del poder. 

Y este hecho molestó a Otegi, que ha conseguido que la izquierda abertzale bata su récord electoral en Euskadi y Navarra y que Euskal Herria Bildu alcance una importante cuota de influencia gracias a sus acuerdos en Pamplona y Madrid. 

COMPARTIR: