03 de marzo de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El 'sanchista' Felipe Sicilia quiere optar al liderazgo del socialismo en el sur de España y derribar de una vez a Susana Díaz, todavía protegida

Primera rebelión de las bases del PSOE contra Pedro Sánchez: Crisis en Andalucía

/ Díaz y Sánchez
El diputado estatal Felipe Sicilia ha incomodado a Pedro Sánchez al dejar claro que no tiene intención de aceptar las directrices de Ferraz, que sorprendentemente apuesta porque los socialistas del sur sigan en manos de Susana Díaz. Quizás las bases no piensen lo mismo.

Parte del 'sanchismo' está dispuesto a rebelarse contra Pedro Sánchez por primera vez en cinco años. Y es que el diputado estatal Felipe Sicilia no quiere aceptar las directrices de Ferraz, que pretende que Susana Díaz se mantenga al frente de los socialistas del sur (tal y como adelantó elcierredigital.com). 

Sicilia hace unas semanas ya dejó claro que quiere derribar a Díaz: "No descarto presentarme. El PSOE de Andalucía necesita recuperar la confianza mayoritaria. Opinarán los militantes cuando se abra el proceso de primarias".

La guerra de Susana

Pedro Sánchez quiere olvidar la batalla interna que le plantó Susana Díaz, que en 2016 intentó derribarlo de la secretaría general del PSOE con frases como estas: "Los votantes no sabían si votaban al PSOE de Ciudadanos o al PSOE cercano a Podemos, si votaban al que saca una bandera de España más grande que la de Aznar o si votaban al PSOE plurinacional".

"Hemos dado muchos bandazos. Porque no sabemos qué defendemos. No es que seas voluble, es que cambias de opinión en función de la que te viene bien. No puedes tener, Pedro, 17 visiones de España. Ya nadie trabaja contigo. Ni Zapatero ni Felipe se fían de ti. Tú problema no soy yo, eres tú", añadía Díaz. 

Continuismo

Susana Díaz no quiere ni oír hablar de unas primarias con más de una candidatura. La expresidenta autonómica asegura que solo piensa "en Andalucía y los andaluces. Y ellos tendrán que valorar si quieren seguir haciendo seguidismo al PP y a la ultraderecha o se dan cuenta de las cosas buenas que hicieron cuando apoyaron a los socialistas. Igual que nosotros, que con humildad reconocemos errores y aprendemos, tendrá Ciudadanos que hacer una reflexión de qué rentabilidad han sacado a esto de hacer seguidismo a la derecha andaluza".

Susana Díaz y Pedro Sánchez. 

El PSOE andaluz, según Díaz, dialoga "con todos los diputados y diputadas de IU y de Podemos y de Adelante. Estamos en un momento complicado para la gente. Hay que dejar la política de regate corto a un lado, el electoralismo a un lado y poner a la gente en el centro del servicio público que tiene que ser". 

Andalucía, campo de pruebas de la derecha española según Díaz

Díaz presume de haber "llevado iniciativas conjuntas con Adelante Andalucía, en materia sanitaria, sobre todo. Entendíamos que eran buenas para Andalucía al margen de quien la liderara y de quien la defendiese. Cuando algo sea bueno para esta tierra, vamos a estar ahí. He tenido la oportunidad de tener contacto con todos los portavoces y dirigentes. He tenido la posibilidad de intercambiar opiniones con ellos".

Sobre el gobierno conservador de la Junta de Andalucía, la baronesa asegura que "el preámbulo de la plaza de Colón se firmó en Andalucía. Fue la antesala de lo que después hemos vivido en más lugares de España. Y si hubieran podido hacerlo en el Gobierno de España, lo hubieran hecho también. Yo creo que la etapa de Gobierno en que Cs se apoyó en nosotros fue buena para Andalucía. Y a ellos les fue bien. La gente se lo reconoció en las urnas y, en cambio, ahora parece que no están tan contentos con su opción". 

"Y nosotros también hemos engrasado más la relación con otras fuerzas políticas de izquierdas, que seguramente en otra etapa también faltó diálogo. No todo lo hicimos bien. Eso se lo decía antes. Te sirve para aprender y que hay muchos puntos de encuentro, aunque haya también diferencias. Y lo importante es buscarlos. Yo goberné con IU. Y también fue un buen resultado para los andaluces en una etapa muy difícil para los andaluces, que fue el 2012, con un presidente del Gobierno como Mariano Rajoy, insolidario, que nos asfixió a familias y trabajadores", añade. 

¿Y sobre las primarias? Díaz dice que "cuando llegue el momento, todos los compañeros podrán optar y libremente los militantes elegirán. Y, en ese momento, buscaré con ilusión y ganas que nuestro proyecto vuelva a ser mayoritario en Andalucía. Pero, mientras tanto, no me distraeré ni un minuto porque hay mucha gente que nos necesita. A mucha gente la única puerta que se le abre es la del PSOE. Y cuando hay gente que te necesita no puedes estar en peleas internas ni personales".

No parece plantear pelea personal Felipe Sicilia, que sin embargo sí que elige apostar por batallar a nivel interno. El diputado estatal quiere aprovechar el desgaste de la expresidenta, que niega a retirarse de la batalla interna a pesar de que Sánchez intentó sacarla de Andalucía con una oferta para presidir el Senado. Pero la baronesa rechazó el envite y eso fue definitivo para que el presidente del Gobierno haya decidido asumirla como su 'reina del sur'.

COMPARTIR: