29 de julio de 2021
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

DESDE LA PLATAFORMA SALVEMOS EL TURISMO EN MOGÁN CRITICAN LA INACCIÓN DEL GOBIERNO MIENTRAS ESTA SITUACIÓN se vuelve "insostenible"

Escándalo en un centro de 'menas' de Canarias: Los trabajadores denuncian presuntas agresiones sexuales, abusos y altercados

El Cierre Digital en Puerto Bello.
Puerto Bello.
ElCierreDigital.com destapó las irregularidades en los apartamentos Puerto Bello, al sur de Gran Canaria, donde se alojan 170 menores extranjeros no acompañados que viven en un auténtico "infierno". Los trabajadores denuncian irregularidades en materia laboral, sanidad y seguridad en este centro gestionado por la Fundación Respuesta Social Siglo XXI, entidad en el punto de mira de la Fiscalía de Menores.

A raíz de que elcierredigital.com destapara las irregularidades sobre la gestión que realiza la Fundación Respuesta Social Siglo XXI con los Menores Extranjeros No Acompañados ('menas') en los Apartamentos Puerto Bello, en Puerto Rico (Gran Canaria), se han movilizado diferentes entidades que investigan lo que sucede en el centro, siendo responsable de la tutela de estos menores la Consejería de Asuntos Sociales del Gobierno de Canarias, "sumida en la inacción" según señalan trabajadores denunciantes a este medio.

Los educadores aseguran que "nadie realizaba inspecciones, ni aparecían autoridades a pesar de la gravedad de algunos de los acontecimientos sucedidos en Puerto Bello". En estos apartamentos turísticos, recursos alojativos para 'menas' donde se alojan 170 menores, se vive un auténtico "infierno", según relatan educadores que contactaron con este medio.

Relatan estas mismas fuentes presuntos casos de abusos sexuales a menores en las instalaciones de Puerto Bello, amenazas, vejaciones y humillaciones entre los menores, presuntos casos de prostitución, uso de sustancias estupefacientes, robos de botellas de alcohol para posterior consumo en estos apartamentos, educadores que reparten cigarros y condones a los menores, distribución de medicación 'psiquiátrica' a los migrantes que están un unas determinadas listas por parte de algunos monitores sin titulación sanitaria. Son algunos de los presuntos delitos que describen muy afectados algunos trabajadores de Puerto Bello.

Pero además, habría que sumar, según relatan algunos monitores, otras tantas irregularidades en materia laboral, sanitaria y de seguridad, unos hechos que fueron publicados por elcierredigital.com tras las confesiones de ciertos trabajadores, bajo el anonimato por "temor a represalias ejercidas desde este centro", gestionado por la Fundación Respuesta Social Siglo XXI, entidad que investiga la Fiscalía de Menores, en estos momentos.

Por otra parte, la Guardia Civil, tras la trascendencia social de lo que acontece en Puerto Bello, además de las múltiples intervenciones de los agentes en este centro por altercados continuos protagonizados por 'menas', han comenzado por realojar a unos cincuenta menores en otros alojamientos en las últimas horas, tras el estallido social de las últimas semanas a raíz de la trascendencia de la noticia de este medio.

Inspección de UNICEF

UNICEF fue la primera entidad que acudió a los Apartamentos Puerto Bello cuando estos presuntos delitos salieron a la luz en ElCierreDigital.com. Esta corporación, el pasado 8 de junio realizó una inspección e interrogó a educadores y menores en relación a la crisis diaria que sufren los trabajadores y menores alojados. Según explican fuentes consultadas de este centro, reconocen que "Unicef quiso averiguar la situación real, el día a día".

Pero algunos educadores de Puerto Bello tuvieron miedo a contar la verdad, al sentirse presionados por la inspección de Unicef, "por si el Gobierno canario está buscando un topo o chivato en el centro", confiesan a este medio. Algunos educadores, decidieron esperar a que la Fiscalía actúe para corroborar los presuntos delitos pero apuntan que "los menores relataron situaciones dramáticas y expresaron su malestar ante el cuestionario realizado por la organización de Unicef".

Visita de UNICEF a los Apartamentos Puerto Bello. 

"La Fundación Respuesta Social Siglo XXI recibió un chivatazo unas horas antes de que se personase Unicef en el centro, por lo que el director de esta entidad que gestiona estos alojamientos, Fernando Pérez Romero, compró juguetes para los menores, organizó grupos internos para limpiar la piscina, las habitaciones, realizar estudios, fútbol, juegos de mesa, con el objetivo de 'vender normalidad', para que Unicef recogiera una imagen que impidiera acreditar el conflicto existente en este centro", subrayan estas fuentes.

Sin embargo, estos educadores estiman que "es imposible tapar el escándalo de Puerto Bello" y añaden, "cuando este digital contó las deficiencias de seguridad en el centro, un responsable de la Fundación acudió desde Madrid de manera inmediata, el director del centro comenzó a controlar más las situaciones, a vigilar más los órdenes internos pero además, se dispusieron a rellenar los extintores vacíos a los pocos días de que saltara la publicación de este digital, al ser alarmante que estuvieran inutilizados y trascendiera públicamente esta información".

Algunos de los extintores rotos. 

Sin embargo, "este falso lavado de cara de estas instalaciones, no es la solución, cuanto menos, se deberían investigar por la policía los presuntos abusos sexuales que se han producido entre usuarios de este centro, el consumo de drogas y alcohol, junto al resto de irregularidades, como los cortes de electricidad, el almacenamiento de los alimentos en el cuarto de contadores de la luz, reparto de condones y cigarros por educadores a los menores, inhabitabilidad al estar las instalaciones desvalijadas,  incumplimiento de las normas Covid-19 o condiciones laborales irregulares, entre una larga lista de desórdenes normativos", insisten trabajadores de Puerto Bello consternados por esta tragedia.

Despido de educadores 

Según informan fuentes consultadas de trabajadores de la Fundación Respuesta Social Siglo XXI, desde que El Cierre Digital destapó este escándalo en Puerto Bello, "esta entidad ha procedido al despido de siete educadores, además de la presión interna que se respira en este centro, por lo que se tiene miedo a que se les señale como topos o filtradores del drama social que se está viviendo en estas instalaciones".

La Fiscalía de Menores ha citado al actual director de este centro para que colabore con la justicia, pero "tras prestar declaración, ha dimitido de su puesto, pues ha sido nombrado hace escasos días y no tenía conocimiento de estos delitos", indican trabajadores del centro.

Pero su verdadera preocupación radica en que "el auténtico responsable, el director de Puerto Bello, Fernando Pérez Romero, recién cesado al estallar este escándalo, no sea requerido por la Fiscalía y responda socialmente ante las autoridades" matizan educadores.

Robo de botellas de alcohol 

Dos días después de la inspección de Unicef, los 'menas' de Puerto Bello, cometieron otro acto delictivo, por lo que la Guardia Civil, los Bomberos y Ambulancias, tuvieron que intervenir nuevamente y habrían realizado detenciones de algunos migrantes alojados en Puerto Bello. 

Intervención de Guardia Civil, ambulancias y bomberos tras el asalto al Bar Crazy Horse.

En esta ocasión, el objetivo de los menores fue asaltar el bar inglés Crazy Horse, situado a escasos metros del centro, causar destrozos en el local y robar botellas de alcohol para consumir en los alojamientos, hechos recogidos en el atestado policial, tal como relatan los vecinos afectados por este vandalismo, quienes aseguran a este medio que "la situación a diario es peligrosa e insostenible para los residentes", mientras acusan al gobierno canario de dejación de funciones en este asunto, y piden que se cierren estos apartamentos inmediatamente.

Piden que se cierre el centro 

Durante una concentración vecinal organizada por la Plataforma Salvemos el Turismo de Mogán el pasado 27 de mayo, evento al que acudió este periódico, este colectivo, en un manifiesto, señaló públicamente la dramática situación que atraviesan los MENAS en Puerto Bello, así como la presunta "dejación" de la consejera responsable del ejecutivo canario, Noemí Santana, de Podemos.

Protesta vecinal. 

Esta plataforma intentó contactar con Santana en numerosas ocasiones, sin éxito, pero además sostienen que "parece que la consejera tiene miedo a una intervención de la Fiscalía de Menores".

Por otra parte, este colectivo, tras la situación sufrida por los vecinos a causa del asalto al Bar Crazy Horse, también trasladan "su exigencia a la Consejería de Derechos Sociales, del cese inmediato de Puerto Bello, como centro de acogida e internamiento de inmigrantes irregulares".

Incidente en el Bar Crazy Horse. 

"Puerto Bello es una repetición de vandalismo, gamberrismo y pillaje, menosprecio a las normas de convivencia. Los 'menas', bajo los efectos de narcóticos y alcohol proceden al robo, al saqueo y se producen enfrentamientos violentos entre ellos y los vecinos", señalan. 

Denuncias ante la Fiscalía

La Fiscalía de Menores de las Palmas de Gran Canaria ha abierto una investigación sobre los abusos sexuales sufridos por los migrantes y ha ordenado la búsqueda de menores fugados de Puerto Bello, pues ha tenido conocimiento de los hechos delictivos, -que avanzó El Cierre Digital-, a través de diversos correos electrónicos en los que se relatan estas irregularidades en el centro de MENAS de Puerto Bello.

Puerto Bello. 

Estos correos, al parecer escritos por trabajadores de la Fundación Respuesta Social Siglo XXI, entidad que gestiona Puerto Bello, fueron remitidos a la Consejería de Derechos Sociales el pasado 31 de mayo, sin obtener respuesta, y posteriormente, la misma misiva, días después, fue enviada al Ayuntamiento de Mogán.

Motivo por el que la alcaldesa de este municipio, Onalia Bueno, también se sumó al objetivo de poner en conocimiento de la Fiscalía Provincial de Las Palmas la denuncia que se atribuyen trabajadores de los apartamentos Puerto Bello sobre estos presuntos delitos de agresiones sexuales, prostitución y violencia física entre migrantes. Aún así, Bueno ya había indicado semanas atrás en ElCierreDigital.com, que "acudiría a la Fiscalía, si la situación de Puerto Bello no se resolvía".

 Carta de un grupo de trabajadores de la Fundación Respuesta Social Siglo XXI.

Pero además, existe otra comunicación más relatando estos mismos hechos, enviada al correo electrónico oficial de la Consejería de Derechos Sociales del Gobierno de Canarias, a nombre de la consejera Noemí Santana, fechado el 31 de mayo, que nunca contestó. El 1 de junio, fue cursada una solicitud de apertura de diligencias de investigación de oficio ante la Fiscalía de Menores de Tenerife para que se diera traslado a la Fiscalía de Gran Canaria de este grave asunto.

En la solicitud de investigación ante esta Fiscalía de Menores, presentada el pasado  1 de junio, para que de oficio se investiguen estos presuntos delitos, también se inquirió la indagación sobre una presunta dejación de funciones de la consejera responsable de la tutela de los MENAS, Noemí Santana, y del Delegado del Gobierno de Canarias, Anselmo Pestana.

Igualmente, se solicitó que se abrieran "diligencias de investigación respecto a la mala gestión de la Fundación Respuesta Social Siglo XXI,  y en relación a las conductas de los educadores de este centro, en concreto, de la extrabajadora, María Ángeles Barroso, señalada, presuntamente, por sus actitudes poco éticas con los menores de Puerto Bello", según indican trabajadores a este medio.

Sacudida para Vox Canarias 

ElCierreDigital.com destapó que Barroso, -quien en la actualidad dirige otro centro de MENAS en Las Palmas de Gran Canaria respaldada por Podemos-, estuvo trabajando con los menores en Puerto Bello, pero "sin constancia de que esta educadora haya interpuesto denuncia alguna, a pesar de la gravedad de los sucesos acaecidos con los migrantes", apuntan otros monitores.

El escándalo político estalló cuando se tuvo constancia públicamente de que "Barroso fue avalada por Podemos en estos cargos como educadora mientras ocupa cargos orgánicos en VOX Las Palmas, hecho que levantó una oleada de críticas dentro de su propio partido al ser apoyada por los 'podemitas', quienes tienen políticas migratorias opuestas a la línea de Santiago Abascal", subrayaron a este periódico.

Fiscalía desmiente al Gobierno 

La denuncia remitida por los supuestos trabajadores de Puerto Bello, -documento al que ha accedido este medio-, apunta a hechos tan graves, como "los abusos sexuales sufridos por un menor, al parecer, cometidos por dos usuarios de este centro".

En su día, algunos monitores ya explicaron a este digital que "este menor se fugó de Puerto Bello por la humillación que sentía, pero también para evitar seguir siendo violado por sus agresores".

Aunque la consejera Noemí Santana ha admitido que recibió esta denuncia, que ha tachado de "anónima", sin embargo, estos mismos denunciantes han expresado en este documento que los "hechos se han puesto en conocimiento de la Dirección General de Protección a la Infancia y la Familia en otras ocasiones, sin respuesta oficial", auknque asegura que "seguirán intentándolo".

Santana dijo que "había abierto diligencias internas de investigación cuando tuvo conocimiento de estos delitos, que colabora desde el primer momento con la Policía Autonómica", sin embargo, la Fiscalía de Menores ha desmentido "esta colaboración desde su consejería", por lo que la gestión de esta consejera de Derechos Sociales en este grave asunto, "se ha quedado al descubierto debido a su presunta falta de diligencia", según indican fuentes de Podemos consultadas.

La inacción de Vox

Consultadas fuentes de VOX Las Palmas, estas expresan su crítica política contra el diputado en el Congreso Alberto Rodríguez, por "su inacción ante la gravedad de los supuestos delitos en Puerto Bello, puesto que tenía conocimiento de algunos conflictos, revelados en la concentración en señal de protesta por esta situación,  organizada por la Plataforma Salvemos el Turismo de Mogán".

Este colectivo hizo público el drama de los 'menas' en este acto, en el que también intervino este diputado de VOX, sin que el partido anunciara acciones políticas.

Desde ElCierreDigital.com se contactó en su día con Rodríguez, quien manifestó que la secretaria de VOX Las Palmas, "María Ángeles Barroso, no va a hacer declaraciones sobre el caso de Puerto Bello, pues se encuentra muy afectada por estos hechos".

Sin embargo, otros miembros de VOX Las Palmas, aclaran que "Barroso debería haber sido cesada de sus cargos orgánicos en el partido por el propio diputado. Al menos, hasta que se solucione esta denuncia ante la Fiscalía ya que ella trabajó en Puerto Bello, pero actualmente continúa contratada en otro centro, por la Fundación Respuesta Social Siglo XXI".        

COMPARTIR: