18 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

EL FISCAL solicita esta pena PARA El religioso SALESIANO POR presuntamente AGREdir A sus ALUMNOS DURANTE un campamento de verano en 2019

Piden 67 años de prisión para el sacerdote de Vigo juzgado por supuestos abusos a seis menores

Audiencia Provincial de Pontevedra
Audiencia Provincial de Pontevedra
Desde el martes hasta el jueves de esta semana la Audiencia Provincial de Pontevedra ha juzgado a un cura del colegio Salesianos Vigo por presuntos abusos sexuales a menores durante el verano de 2019. La fiscalía pide que este sacerdote salesiano pase en prisión más de 67 años si las acusaciones se confirman. El acusado se encuentra en libertad bajo fianza de 12.000 euros hasta que se emita una sentencia clara.

Ayer finalizó el juicio que, en la sesión cuarta de la Audiencia Provincial de Pontevedra, juzgaba a un cura del colegio Salesianos Vigo, Segundo C.V.,  acusado de abusar sexualmente de seis alumnos menores de edad en el verano de 2019. La detención del sacerdote en julio de ese año se produjo  a consecuencia de la denuncia presentada por varias víctimas a la Unidad de Familia y Mujer de la Brigada Local de Policía Judicial de la comisaría de Vigo-Redondela.

El acusado de los presuntos abusos sexuales a alumnos del colegio salesiano es un joven sacerdote de la orden, profesor de religión y director del campamento juvenil del colegio durante el que, supuestamente, cometió los abusos. La investigación del juzgado de instrucción número 4 de Cambados, en Pontevedra, determinaba que los hechos tuvieron lugar entre el 15 y el 23 de julio de 2019 en un centro salesiano de esta localidad.

La acusación del fiscal defiende que el acusado vulneró la libertad e indemnidad sexuales de los chicos que tenía a su cargo con la única finalidad de satisfacer su apetito sexual. Según la acusación, el sacerdote habría realizado actos lascivos consistentes en tocamientos en los genitales de los menores. Además, la investigación esclarece que para ello se aprovechó de una situación de superioridad jerárquica derivada del hecho de ser su profesor y el sacerdote a cargo del campamento.

El Papa anunció al final de 2020 que se levantaba el secreto pontificio para casos de pederastia.

Estos abusos no son los únicos de los que se acusa al sacerdote salesiano. Presuntamente, también habría abusado de dos menores en una peregrinación a Santiago de Compostela organizada por su colegio, en abril de 2019. A una de las víctimas, aparentemente volvió a realizarle tocamientos en el campamento de Cambados. Otro menor ha acusado al sacerdote de ser víctima de sus abusos cuando acudía a ver la final de la Champions League a la asociación juvenil Abertal.

Todos estos episodios han sido declarados por las supuestas víctimas y están recogidos al detalle por la Fiscalía. Otra cuestión son las secuelas psicológicas que han derivado de estas agresiones. La fiscal pide por todo esto una pena de prisión de más de 67 años.

El sacerdote salesiano acusado de abusos sexuales declara en la primera sesión del juicio

En la primera sesión del martes, la Audiencia provincial tomó declaración al presunto culpable de los delitos de abuso sexual a menores. El cura reconoció haber dormido en la misma habitación que algunos de sus alumnos durante el campamento en Cambados. Sin embargo, defendió que lo único que hizo fue mover a uno para que dejase de roncar. El sacerdote salesiano aseguró haber mantenido una relación correcta con todos los jóvenes y negó todos los actos sobre los que se le preguntaba. 

El miércoles la sesión se desarrolló a puerta cerrada. En ella comparecieron tres víctimas que faltaban por declarar. Los jóvenes  reconocieron haber tenido miedo a que no les creyeran, motivo por el que tardaron tanto tiempo en denunciar los hechos. Un testigo declaró que en el campamento llegaron a juntar las literas y a acostarse con almohadas entre las piernas debido al infierno por el que estaban pasando.  

La Fiscalía no solo ha responsabilizado al sacerdote de los hechos acaecidos. Ha solicitado que la Congregación Salesiana-Don Bosco, en la que el sacerdote era docente, sea responsable civil subsidiaria. Según la abogada de los tres menores, la actuación del colegio ha sido completamente negligente. El acusado actualmente se encuentra en libertad bajo fianza de 12.000 euros desde el año pasado y hasta que el juicio tenga una resolución en firme.

COMPARTIR: