22 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El político socialista falleció a los 77 años de edad tras no superar el shock provocado por la muerte de su esposa Pilar apenas dos semanas antes

Hoy entierran a Arsenio Lope Huerta, exdelegado del Gobierno que protegió la cultura de Alcalá de Henares

Arsenio Lope Huerta.
Arsenio Lope Huerta.
Ocupó destacados cargos con los primeros gobiernos socialistas de Felipe González, fue delegado del gobierno en Madrid con José Luis Corcuera en el ministerio del Interior, alcalde de Alcalá de Henares, delegado del gobierno en Castilla y León y Director General de Cooperación Cultural del Ministerio de Cultura. Pero no pudo superar la repentina muerte de su esposa Pilar durante una operación, falleciendo 15 días después.

El abogado y expolítico socialista Arsenio Lope Huerta, alcalde de Alcalá de Henares, Gobernador civil de León y Delegado del Gobierno en Castilla y León y en la Comunidad de Madrid, falleció el pasado 2 de enero, solo dos semanas después que lo hiciese su esposa, Pilar Revilla. Pilar, de 66 años, fue operada de un lupus pero las complicaciones durante la operación hizo que falleciese durante la misma el pasado 15 de diciembre. Cuando Arsenio Lope Huerta, de 77 años, conoció la noticia resultó tan afectado que tuvo que ser ingresado por shock del que ya nunca se repuso hasta perder la vida.  

Arsenio Eugenio Lope Huerta nació en Alcalá de Henares el 15 de noviembre de 1943. Sus padres fueron el militar Arsenio Lope Sancho y María Ángeles Huerta y Álvarez de Lara. Arsenio se casó en segundas nupcias con Pilar Revilla Bel (hija del pintor Manolo Revilla), ya que había enviudado muy joven. Con Pilar tuvo cuatro hijos: Iván, Isabel, Emilia y Manuel. Arsenio se licenció en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid, en Ciencias Empresariales por el ICADE, y diplomado en Ciencias Económicas y Comerciales por la Escuela Superior de Ciencias Económicas y Comerciales (ESSEC) de París.

Fue el fundador en 1974 de la Agrupación Socialista de Alcalá de Henares. En 1979 fue elegido para su primer cargo público, concejal del Ayuntamiento de Alcalá de Henares y diputado provincial de Madrid.​ En 1983 ganó las elecciones municipales y se convirtió en el primer alcalde socialista de Alcalá de Henares. Tras su primer mandato fue nombrado director general de Cooperación Cultural del Ministerio de Cultura, en 1988 Gobernador Civil de León, y en 1990 delegado del Gobierno en Castilla y León. ​ Finalizó su carrera política como delegado del Gobierno en la Comunidad de Madrid (1993-1994), un año después de que se promulgase la famosa "Ley Corcuera, de patada en la puerta" que posibilitaba a la Policía irrumpir en un  domicilio sin autorización judicial si sospechaba que dentro se estaba cometiendo un delito.

Arsenio Lope Huerta.

Tras dejar la política, Lope Huerta asumió cargos de responsabilidad económica como vicepresidente del grupo Banesto y como subdirector general de Caja España.​ Desde 1969 colaboraba habitualmente en periódicos y semanarios con trabajos de interés cultural, patrimonial y social y participó muy activamente en la redacción de la "Enciclopedia Cervantina" del Centro de Estudios Cervantinos, así como también estuvo implicado en la recuperación de los monumentos históricos de Alcalá de Henares, como la cúpula del convento de las Juanas, el Hospital de Antezana y los edificios históricos de la universidad, donde daba clases de máster y dirigió varios cursos relacionados con la historia cultural de Alcalá.

Además, fue un prolífico escritor, con 19 libros que llevan su firma y la colaboración en otros cinco títulos, sin olvidar sus extensas colaboraciones en revistas científicas que le valieron la medalla de oro de la Universidad de Alcalá en 1984.

Lope Huerta solo estuvo cuatro años como alcalde de la única Ciudad Patrimonio de la Comunidad de Madrid en los 80, pero allí dejó una huella que ha obligado al Ayuntamiento complutense a decretar tres días de luto oficial tras conocerse su muerte. Su capilla ardiente se instaló en el Teatro Salón Cervantes durante la mañana del pasado domingo antes de su entierro que será este martes, día 5 de enero. Precisamente el Teatro Salón Cervantes fue adquirido por el Ayuntamiento de Alcalá de Henares durante su mandato como alcalde y fue allí donde recibió la medalla de oro de la ciudad en febrero de 2020.

En 2019 Arsenio Lope Huerta y su esposa Pilar donaron un amplio compendio de material bibliográfico y documental al Ayuntamiento de Alcalá de Henares. Este legado se presentó al público el 28 de febrero de 2020 mediante una exposición en el antiguo Hospital de Santa María la Rica, donde se exhibieron documentos históricos, ensayos, críticas literarias, obras sobre Miguel de Cervantes, y objetos de coleccionismo relacionados con Alcalá de Henares.

                                                                                  Uno de los libros de Lope Huerta.

El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, le ha despedido con un mensaje en Twitter a modo de resumen de su biografía: "Hoy nos ha dejado nuestro compañero Arsenio Lope Huerta, un servidor público defensor de los valores y principios socialistas. Su labor como alcalde de Alcalá de Henares fue clave en la recuperación del patrimonio histórico de la ciudad. Mi cariño a sus seres queridos. DEP".

El alcalde socialista de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez Palacios, declaró, a petición de varios medios de comunicación: "Hemos perdido a una de las personas más queridas de la ciudad, un referente de Alcalá. Una buena persona ante todo, pero también un gran intelectual, un gran alcalde, un ejemplo para todos los que nos queremos dedicar a la vida pública. Perder a Arsenio es algo irremplazable, pero siempre nos quedará en la memoria su carácter, su amor a la ciudad, un amor incondicional, el ejemplo que nos ha dado de honradez, de transparencia, de la política con mayúsculas.

Sirvió a este país en numerosos cargos y responsabilidades en el Gobierno de España, en las Comunidades Autónomas, en las Delegaciones de Gobierno, aquí, en Alcalá de Henares. Ha sido una persona con una vocación tremenda de servicio y un ejemplo para todos.

Como alcalaíno es uno de los mejores hijos que ha tenido esta ciudad, reconocido con la medalla de oro de la ciudad. Una fuente de erudición continua pero siempre desde un punto de cercanía, de cariño y de estar disponible para cualquier persona que se lo pedía. Por lo tanto, en lo personal estoy muy afectado, como toda la ciudad".

COMPARTIR: