25 de febrero de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La asociación mayoritaria dentro de la Benemérita esgrime cinco motivos diferentes para hacer balance negativo a fin de año

AUGC vuelve a pedir la dimisión de Félix Azón al frente de la Guardia Civil por no defender los intereses de sus agentes

Félix Azón pasa revista a guardias civiles.
Félix Azón pasa revista a guardias civiles.
La Asociación Unificada de Guardias Civiles ha hecho un balance en el que rechaza la gestión de Félix Azón al frente de la Dirección General de la Guardia Civil mediante un pormenorizado informe escrito en el que piden la dimisión del director general, que solo lleva 18 meses al frente de esta Institución.

Los motivos que argumenta la asociación mayoritaria de guradias civiles dentro del Cuerpo son varios, pero destaca "la pérdida de confianza hacia este responsable político, básicamente por el desarrollo normativo, claramente negativo en cuanto el ejercicio de los derechos de los guardias civiles, que se ha realizado desde la Dirección General, en los 18 meses que lleva Félix Azón al frente de la Institución". La AUGC ha elaborado además una lista con los principales aspectos que le enfrentan con la Dirección General:

Borradores restrictivos para los derechos de los guardias  civiles inicialmente retirados pero pendientes del informe del Consejo: "Se pretendían aprobar normas restrictivas de derechos, inicialmente retiradas, sobre todo, por el rechazo frontal y las protestas enérgicas que ha emitido al respecto, AUGC, pero cuyo desistimiento definitivo por parte de la Dirección General no se ha producido, y donde esperan que se dé la coyuntura para volver a imponerlas".

Normas restrictivas de derechos que siguen adelante, aún con el rechazo mayoritario de las asociaciones: "O peor aún, normas restrictivas de derechos que siguen su tramitación pese al rechazo frontal de las asociaciones como ocurre con las normas de evaluación, pese a ser un sistema subjetivo e injusto pues está afectado de forma importante del IPEGUCI que, como sabemos, depende sobre todo de la valoración personal de mando superior; o el Real Decreto de incompatibilidades que, en la práctica, supondrá la imposibilidad para un guardia civil de ejercer otra actividad profesional, siendo los únicos servidores públicos que tendrán estas limitaciones; y también la Orden Ministerial que pretende establecer el procedimiento de la detección del consumo de alcohol y drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas, que permitirá que los jefes de Unidad tengan acceso a datos de salud, especialmente protegidos", señalan desde esta asociación.

Carteles elaborados por la AUGC.

Normas que pasan el informe del consejo, pero no se impulsa su entrada en vigor:  "En el tercer bloque nos encontramos con normas que, pese a ser informados positivamente por el Consejo de la Guardia Civil y de interés para los guardias civiles, sencillamente no se impulsa su tramitación definitiva. Como la modificación de la Ley de Personal que pretende subsanar despropósitos importantes como que se exija diferente titulación para ingreso en la Guardia Civil y en la Policía Nacional", dicen desde la AUGC.

Normas que no se desarrollan incluso aunque estén motivados por sentencias judiciales: "En cuarto lugar, proyectos normativos que no se desarrollan, aunque estén motivados en sentencias judiciales, como la inclusión de las asociaciones de guardias civiles en el órgano directo del ISFAS; el Reglamento de Destinos, que sigue sin solucionar las graves deficiencias en esta materia; o el desarrollo ejercicio del derecho de asociación profesional, que continua sin regulación específica".

Normas que excluyen la participación de las asociaciones en su aplicación: "La gestión de Félix Azón va más allá, e incluso aprueba normas que directamente excluyen la participación de las asociaciones, como es el caso de las Resoluciones de acoso laboral y acoso sexual o por razón de sexo que, por excluir, excluye hasta la participación de la propia víctima; o todo lo relacionado con la actividad formativa (centros decentes, registro de cursos que baremen oficialmente, etc.)", dicen desde la asociación.

Tal paralización y limitaciones sistemáticas han conllevado a AUGC a solicitar la inclusión en el orden del día del pasado Pleno del Consejo, de tres puntos específicos: 

"Se ha pedido, en primer lugar, explicaciones sobre los polémicos borradores sobre jornada laboral, productividad y vacaciones. Algo que, por cierto, AUGC ha propuesto de forma insistente que se reforme, pues su enfoque adecuado supondría la plena equiparación con otros cuerpos policiales. Pero incluso, aunque se hayan rechazados – y retirados - ante la constatación de las cuestiones tan restrictivas que contenían los textos, no deja de ser sumamente amenazante que el Director General, pese a la insistencia expresa de AUGC, al respecto, Félix Azón no sea capaz, ni siquiera, de declarar públicamente que cualquier modificación al respecto no supondrá retrocesos en materias laborales".

 

COMPARTIR: