05 de febrero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

CONTINÚA LA INVESTIGACIÓN SOBRE LAs MUERTEs DE AL MENOS CINCO PERSONAS QUE INSTAURaron EL PÁNICO EN LA CALIFORNIA DE LOS AÑOS 60 Y 70

Caso abierto: 'Zodiac', el asesino que escribía cartas codificadas atribuyéndose crímenes

"Zodiac" y su manuscrito
“Zodiac” fue un asesino en serie del norte de California, Estados Unidos, que actuó durante las décadas de los 60 y los 70. Escribía cartas codificadas a la policía y a la prensa donde aclaraba sus intenciones y daba detalles de los asesinatos que él mismo se atribuía, acompañando estas cartas con trozos de ropa ensangrentada como prueba de sus crímenes. Se le atribuyen cinco asesinatos pero en sus cartas confesó haber asesinado a treinta y siete personas.

El “asesino del Zodiaco” fue uno de los asesinos en serie más infames de los Estados Unidos, que instauró el miedo en el norte de California entre 1968 y 1974. Se dio a conocer porque entre 1969 y 1974 escribió cartas dirigidas a la Policía y a la prensa donde relataba sus crímenes bajo el pseudónimo de “Zodiac”. Estuvo directamente relacionado con al menos cinco asesinatos aunque en sus cartas se atribuía treinta y siete muertes.

Estas cartas iban firmadas con un círculo atravesado por una cruz. En sus cartas el asesino afirmaba: “Soy el zodiaco hablando. Por cierto, ¿has descifrado el último que te envié? Mi nombre es…”, y a continuación le seguía una serie de 13 de símbolos que, aparentemente, conformaban su nombre codificado que a día de hoy no se ha logrado descifrar.

En sus cartas incluía trozos de ropa ensangrentada como prueba de sus crímenes. El asesino no tenía un motivo aparente para sus crímenes. Se cree que elegía a sus víctimas al azar.

Los crímenes de "Zodiac"

En 1968, David Faraday, de 17 años, y su novia Betty Lou Jensen, de 16 años, fueron asesinados a tiros cerca de su automóvil en un lugar remoto del lago Herman Road, en las afueras de Vallejo, California. Poco después “Zodiac” comenzó a enviar mensajes codificados a varios periódicos en los que se burlaba de la policía. 

El 5 de julio de 1969, Darlene Ferrin, de 22 años, y su novio, Mike Mageau, de 19 años, estaban tranquilamente en un coche aparcado en un lugar remoto de Vallejo, cuando se les acercó un hombre con una linterna y comenzó a dispararles. Ferrin murió pero Mageau sobrevivió y quedó herido de gravedad. 

Una hora después, un hombre llamó al Departamento de Policía de Vallejo, les dio la ubicación exacta de la escena del crimen y se le atribuyó la responsabilidad tanto de ese ataque como de los asesinatos de 1968.

En septiembre de 1969, volvió a atacar y se acercó a la joven pareja Cecilia Shepard y Bryan Hartnell mientras se relajaban en una parte aislada de la orilla del lago Berryessa en el condado de Napa. Con una capucha y una camisa con el símbolo de una cruz circular, los ató antes de apuñalarlos brutalmente, garabateó un mensaje para la policía en la puerta de su automóvil y abandonó la escena del crimen.

El "asesino del Zodiaco" nunca fue encontrado

Posteriormente llamó al Departamento de Policía de Napa para reclamar la responsabilidad. Shepard y Hartnell estaban en estado crítico, pero vivos, cuando llegaron los servicios de emergencia. Sin embargo, Shepard murió a causa de sus heridas poco después.

Semanas después “Zodiac” acabó con la vida del taxista Paul Stine, de 29 años, en el vecindario Presidio Heights en San Francisco. Esto acción hizo dudar a los agentes, ya que el asesinato no parecía encajar en el patrón de “Zodiac”. Así que inicialmente se consideró un robo. Pero solo hasta que el San Francisco Chronicle recibió una carta en la que “Zodiac” detallaba el crimen, adjuntando un trozo de la camisa ensangrentada de su víctima. 

Esta carta no fue la última. Zodiac siguió enviando mensajes con amenazas y planes de asesinatos o masacres que no todas cumplió. En 1974, las cartas cesaron.

Aunque la investigación continuó, la Policía no logró descubrir quién era el hombre que había detrás del “asesino del Zodiaco”. Ahora, The Case Breakers afirma que Gary Francis Poste, que murió en 2018, fue el verdadero criminal. 

Las cartas de Zodiac

En 1969, los diarios San Francisco Examiner, San Francisco Chronicle y Vallejo Times-Herald recibieron una carta manuscrita idéntica en un sobre sin remitente. En estas cartas “Zodiac” afirmaba: "Estimado editor: Soy el asesino de los dos adolescentes de la Navidad pasada en el lago Herman". Además, incluía un criptograma de 408 caracteres que desvelaba su identidad.

Los manuscritos contenían cuantiosos detalles de los asesinatos de “Zodiac” que solo el propio asesino podía saber. El criminal amenazó con más ataques si las cartas no aparecían en la primera plana de los periódicos. 

Carta de "Zodiac" enviada a la prensa

En la carta se podía leer: "Me gusta matar gente porque es muy divertido, es más divertido que matar animales salvajes en el bosque porque el hombre es el animal más peligroso de todos. Matar es la experiencia más excitante. Es aún mejor que acostarse con una chica. Lo mejor de todo esto es que, cuando me muera, renaceré en el paraíso y todos a los que he matado serán mis esclavos. No os daré mi nombre porque tratarán de retrasar o detener mi recolección de esclavos para mi vida en el más allá”.

A día de hoy, pese a ciertas especulaciones, el caso sigue abierto y no se sabe si el “asesino del Zodiaco” cometió más crímenes ni cuál es su paradero.

COMPARTIR: