17 de septiembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El activista contra El Polisario fue detenido hace una semana y por fin su primo pudo visitarlo y comprobar que seguía con vida

Mulay Abba Buzaid, activista saharaui detenido, está vivo aunque no se conoce el lugar en el que está encerrado

Mulay Abba Buzaid.
Mulay Abba Buzaid.
Mulay Abba Buzaid, de 44 años, denuncia desde hace años la corrupción dentro del gobierno saharaui, de la República Árabe Saharaui Independiente (RASD) en redes sociales y a través de un periódico digital. El lunes, 17 de junio, fue detenido tras una manifestación y solo el pasado fin de semana han dejado que lo viese un primo para comprobar que seguía vivo.

Mulay está vivo. Permaneció una semana desaparecido en una cárcel del Frente Polisario, en un lugar que su familia desconoce. Mulay Abba Buzaid, de 44 años, es un activista crítico con la jefatura del Frente Polisario que fue detenido el pasado 17 de junio durante una manifestación en la localidad de Rabuni, actual sede del gobierno saharaui. El día siguiente las autoridades también detuvieron a otro activista de nacionalidad española que protestaba también por la misma situación. La detención de Mulay fue grabada en vídeo.

Cartel pidiendo la libertad de Mulay.

Las fuerzas de seguridad argelinas también detuvieron a otro activista español el martes 18 de junio. Se llama Fadel Breika y fue detenido en los campamentos de refugiados de Tindouf, según anunció el grupo Frente Polisario Jat Chahid y la Asociación Saharaui para la Defensa de los Derechos Humanos (ASADEDH). Breika nació en 1962 en El Aáiun y por tanto tiene nacionalidad española de pleno derecho. También estaba entre los manifestantes del pasado lunes 17 de junio. Fadel Breika, de nacionalidad española, en los campamentos de refugiados de Tinduf, según denunció el grupo Frente Polisario Jat Chahid y la Asociación Saharaui para la Defensa de los Derechos Humanos (ASADEDH).

Finalmente, un primo suyo pudo ver a Mulay el fin de semana en la Gendarmeria de Rabuni, a donde llegó desde un lugar desconocido. "Pudieron preguntarle si le habían torturado o pegado, aunque dijo que no, que solo le habían puesto una capucha y esposado mientras lo interrogaban y que lo hacían todos los días", según contó su hermano Mohammed a elcierredigital.com.

El activista pudo contar también que lo habían trasladado de otro lugar y que no sabía donde estaba internado. También dijo que lo acusaban de un delito para someterle a un tribunal militar y "que eso lo habían hecho ya hace dos años y lo volvió a negar", explicó Mohammed.

En 2013 Mulay ya fue detenido cuando intentó entregar una carta al Relator Especial de Naciones Unidas para el Sahara en la localidad de Rabuni, “fue encarcelado unos dias y después lo liberaron”, cuenta Mohammed, que añade que ésta es la cuarta detención que sufre su hermano, aunque nunca han sido tan largas como hasta ahora.

El 17 de junio fue el último día que se vio a Mulay en libertad, durante una concentración frente a las oficinas del Alto Comisionado de Naciones Unidas para el Refugiado (ACNUR) y cuando se dirigía a los manifestantes para arengar consignas. En un vídeo se ve la manifestación. Poco después, en otra imágenes se ve como la Policía saharaui detenía a Abba Buzaid y lo introducía en  en un vehículo con destino desconocido.

"La Legislación saharuí dice que a todos los detenidos se les debe hacer un examen médico el día de su detención y a mi hermano se lo hicieron al quinto día", explica Mohammed, que afirma "tener miedo porque esté en una cárcel de Argelia, donde  puede pasarle de todo”, dice Mohammed. Precisamente hace un mes Mulay puso una denuncia en las oficinas de ACNUR de Rabuni por la represión a los opositores.

COMPARTIR: