22 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Este británico era capitán del barco que realizó varios viajes en Brasil antes de ser detenido con casi 400 kilos de cocaína al llegar a Europa.

Thomas Charles: La historia de un joven atrapado entre Holanda y España por el caos judicial

El Imagine, dónde se transportaba la mercancía ilegal
El Imagine, dónde se transportaba la mercancía ilegal
Thomas Charles, es un joven británico residenciado en Holanda. Su sueño de ser navegante se concretó en 2018 cuando obtuvo la licencia que acredita el país europeo. No obstante, dos años después la policía lo detuvo por haber sido integrante del Imagine, un barco que fue detenido posteriormente por tráfico de cocaína. La defensa intenta que la jueza de Orihuela que permita declarar en remoto a Thomas, pero esta mantiene su disposición a que declare en España.

Tomas Charles, es un carpintero nacido en el Reino Unido y que ha recorrido buena parte del mundo gracias a su pasión por la navegación. Durante los últimos años ha trabajado de forma autónoma en el sector de los muebles a medida y por encargo. No obstante, siempre tuvo el mar entre sus pasiones.

De hecho, estudió durante tres años para obtener el certificado de competencia internacional de la Real Asociación de Yates de Holanda, donde residía. También cursó una especialidad para obtener la habilitación de piloto de naves de alquiler.

Aunque llevaba una vida tranquila, todo cambió en abril del año 2019, cuando fue contratado por Feadship, una empresa especializada en la remodelación y construcción de yates. Esta oportunidad era única, mezclaría sus dos áreas en un solo proyecto.

Mientras desarrollaba su nueva ocupación, el joven inglés debía continúas generando las horas de navegación que requería para obtener su licencia. En Holanda son necesarias hasta 100 horas de navegación en aguas profundas adicionales al examen oficial.

Foto del Imagine.

Aunque en el año 2018, Charles había tenido su primera experiencia bajo el mando del capitán RobVan de Kreeke en el trayecto Dinamarca-Holanda, aún requería acumular experiencia.

Aquí fue donde apareció Mikke Toome, quien le ofreció trabajo al joven Charles. Al parecer, una embarcación cubriría la ruta de Valencia a Brasil, lo que le permitiría a Charles sumar suficientes horas para acceder al permiso de navegación. El inglés quedaría a las órdenes del capitán holandés, Daniel Beeker.

El “Imagin” zarpó de Turia el 15 de junio con Charles abordo, llegó a Fortaleza en Brasil el 27 de julio. Después de cruzar el océano, el joven regresó a Amsterdam en avión, ya que debía presentar el examen el día 20 de agosto.

Tom obtuvo su título de navegación, por lo que podría dejar la carpintería y dedicarse exclusivamente a la navegación. En enero de 2019, el dueño del Imagine volvió a contratarle, pero en esta oportunidad como capitán. La misión era conducir el velero desde Recife a Río de Janeiro, a 2.308 kilómetros al sur por tierra.

La primera ruta la cubrió entre el 19 y el 28 de enero de 2019. Después cubrió en marzo una segunda desde Salvador de Bahía hasta Río de Janeiro. El 12 de abril estaba devuelta en Amsterdam. Después de sus dos trabajos perdió contacto con el propietario del Imagine.

Detenido por haber sido tripulante

Tres meses después, la policía holandesa lo detuvo en su domicilio. Al parecer, la embarcación cubrió una ruta en mayo de ese año desde Río hasta Itajaí, posteriormente la nave regresó a Europa y el 10 de julio fue interceptada por la Policía Judiciaria de Portugal, junto a las policías española, holandesa y estonia.

En la embarcación se encontraron 497 kilos de cocaína ocultos en el habitáculo. La operación fue coordinada judicialmente por una magistrada de Orihuela y se inició con un auxilio judicial internacional enviado desde Estonia.

El caso fue asumido por el juzgado de Instrucción 2 de Orihuela, ya que algunos de los detenidos tenían domicilio fijado en el municipio Pilar de Horadara. El hilo principal nació de Mikk Toome, aquel contacto que Tom conoció antes de obtener el permiso de navegación.

La embarcación había vuelto a Europa tres meses después que Thomas.

No obstante, la jueza decidió aumentar el número de detenciones, incluyendo a Thomas Charles, por figurar entre los miembros de la tripulación del 2019, esta sería la razón de la detención del inglés. Al menos así consta en el auto de fecha 12 de julio de 2019, por el que se acordó la emisión de una OEDE para reclamarlo.

No obstante, la defensa del joven alegó que él no se encontraba en el último viaje, ni en el retorno a Europa del Imagine. Por ello, no fue detenido durante la operación de la policía, sino después en su domicilio de Ámsterdam.

Casper Igor Van Zantwijk y el capitán Toome declararon en sendos testimonios que Thomas no había participado, ni tenía idea de lo que estaban haciendo los demás tripulantes del Imagine. No obstante, la jueza no reculó y Charles pasó ocho días en prisión preventiva hasta que fue puesto en libertad bajo fianza.

En marzo de 2020, el joven fue informado de que tribunal holandés encargado de decidir sobre la OEDE que se había acordado su entrega a España. Thomas se presentó de forma voluntaria el 13 de marzo, pero la vista fue suspendida por la crisis del coronavirus.

El 5 de junio se le informó a la defensa del joven que debía ser enviado a España el día 9 del mismo mes, no obstante, un “error interno” de la policía holandesa evitó que esto ocurriera.

“Ahora hay que esperar a un tercer intento. ¿Qué le puede esperar aquí? Un ingreso en una prisión de Madrid, primero, durante varios días. Luego su envío a Orihuela y, de nuevo, otra permanencia en prisión preventiva por tiempo indefinido. Hasta que la magistrada le tome declaración”, explica su abogado Jaime Campaner.

La defensa sostiene que siempre ha cumplido con los requerimientos policiales y siempre se ha mostrado dispuesto a colaborar con la justicia. El joven ha adquirido una deuda de hasta 37.000 euros en materia de defensa y ha perdido su trabajo por la causa judicial en su contra.

Ante las solicitudes de la defensa de declarar por videoconferencia para que Thomas pueda reconstruir su vida, no ha habido respuesta del tribunal en Orihuela que mantiene firme su investigación contra el joven marinero.

COMPARTIR: