09 de febrero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los clanes de la droga usan a inmigrantes ilegales llamados 'pies negros' para descargar mercancía y esconderla bajo tierra tras cruzar el Estrecho

Así cuelan hachís los narcos desde Marruecos: Por la noche y con zulos en el monte

Lanchas con fardos de droga
Lanchas con fardos de droga
Los clanes de la droga se han reinventado y a través de nuevo método introducen el hachís en Algeciras y La Línea de la Concepción. Los llamados 'pies negros' o sherpas son inmigrantes que llegan desde Marruecos en patera, camuflados y con el principal objetivo de cruzar el Estrecho y traficar. Descargan la mercancía durante la noche en playas poco conocidas o que tienen cierta dificultad para acceder para después trasladarla a pie, monte a través, y esconderla en zulos ya preparados.

Los narcotraficantes no dejan de innovar, se reinventan, despistan y juegan con los agentes policiales a diario. Y aunque ellos saben que en este mundo un día puedes ganar y al siguiente estar en prisión, no dejan de competir con una institución en la que saben que, por suerte para los narcos, tienen menos medios.

En esta nueva estrategia participan inmigrantes que llegan desde Marruecos en patera, camuflados entre otros inmigrantes que llegan a España para encontrar trabajo legal. Son los conocidos como 'pies negros' o sherpas. El principal objetivo de los pies negros es cruzar el Estrecho y traficar.

Droga en Andalucía: Cuatro detenidos y 2.500 kilos de hachís decomisados en  Albuñol | Ideal

Paquetes de droga en una playa.

Las operaciones las realizan en la zona que discurre entre Algeciras y Tarifa, introducen y ocultan hachís en zulos para así despistar a los agentes del Grupo de Respuesta Especial para el Crimen Organizado de la Policía Nacional, cambiando los circuitos y las rutas que estos ya conocen.

Los narcos que suelen operar entre Marruecos y España fichan como ‘pies negros’ a ciudadanos marroquíes que pasan a formar parte de ‘paqueteros campestres’. La operación se lleva a cabo con un grupo de unos 150 hombres, y su objetivo principal es descargar droga durante la noche en playas poco conocidas o que tienen cierta dificultad para acceder. Una vez descargan la mercancía, el siguiente paso es trasladarla a pie, monte a través, y esconderla en zulos que están preparados previamente.

Los zulos

Los zulos suelen estar bajo tierra, son una especie de ‘cueva’ de ciertas dimensiones y que está camuflada por la vegetación del monte. Además, muchos de ellos cuentan con cámaras de vigilancia para que los narcos estén al tanto. La genialidad de esta estrategia es que, según los narcos, si trasladaran la droga con un vehículo por carretera, la operación podría complicarse y se incrementa la posibilidad de ser pillados con las manos en la masa.

Los ‘pies negros’ duermen de día en pisos pateras, en grupos de diez o doce personas, en la zona del centro del Algeciras. Y tras todo el día durmiendo, por la noche llega su turno, empieza la jornada, por la que pueden cobrar entre 1.500 y 2.000 euros. La descarga suele realizarse en Cala Botija o Cala Peral, por su difícil acceso, y por ser dos pequeñas calas muy transitadas por los narcos.

Cae una red de narcotráficantes que construían zulos bajo chalés de lujo  para cultivar marihuana y hachís

Uno de los lugares donde se guarda la droga.

Fuentes policiales explican que "En lancha se tardan cinco minutos en llegar de una playa a otra, pero en coche nosotros igual tardamos media hora. Ellos lo saben y juegan con esa ventaja. A veces, estamos esperándoles en la cala donde sabemos que van a descargar la droga, nos muerden y cambian de rumbo, se van a la siguiente cala a hacer la descarga".

"Como gacelas", tanto que parecen "Fórmulas 1", así los describe la policía, corren muchísimo y con facilidad, ya que conocen los 15 km de costa y monte a la perfección. "A nosotros nos cuesta la misma vida ubicarnos y correr por el monte en la oscuridad sin despeñarnos, es una zona escarpada, complicada. Pero ellos son capaces de subir, cargados con el peso de los fardos, hasta dos kilómetros para arriba que se las pelan, sin parar" añaden los agentes.

Los narcos, con más medios que la Policía  

A las habilidades de los ‘pies negros’ se suman los medios con los que cuentan los narcos. Tienen en sus manos visores nocturnos y cámaras de ultima generación para detectar si hay policías y si el zulo está en orden. Esta tecnología también ayuda a las bandas de narcotráfico a detectar si hay otra organización merodeando o algún enemigo acechándoles.

Sin embargo, este método no siempre funciona y en algunas ocasiones los ‘pies negros’ son detenidos por la policía. Ante estas incidencias, los narcos han decidido reducir las cantidades de hachís en las descargas, lo que significa una menor pérdida de droga y menos años de cárcel en el caso de que hubiera arresto. Según los datos policiales consultados, "antes soltaban 100 o 150 fardos en cada descarga. Ahora eso es impensable. Hace un año lo redujeron a 50 paquetes y empezaron a meter el hachís por todo el litoral, desde Manilva (Málaga) hasta el Campo de Gibraltar. Ahora no introducen más de 10 o 15 fardos de una sola tanda".

Y a esta estrategia le suman la operación de despiste: "Reparten el hachís en varias lanchas. Cada lancha se aproxima a una playa diferente. Y así pueden soltar diez fardos en una playa, al rato otros 10 en otra playa… y si perciben el más mínimo riesgo, esperan hasta el día siguiente para descargar lo que les queda de la droga en otra cala diferente"

En cuanto a distribución, el mundo del narcotráfico es un mundo repartido, cada cual sabe dónde tiene que actuar y dónde no. Según se ha sabido, en la Línea de la Concepción están Los Castaña y Los Futbolistas. Si nos desplazamos hasta Algeciras, el monte es zona del Messi del hachís y su gente.

COMPARTIR: