30 de noviembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

En plena caída demoscópica del partido se necesitaba una cara a nivel interno que ilusionase y el presidente la ha encontrado en Patxi López

El PSOE define su nueva estrategia para obrar el milagro: "Menos Sánchez y más interés en comunicar"

El Cierre Digital en Pedro Sánchez y Patxi López
Pedro Sánchez y Patxi López
El PSOE, tras su pasado Comité Federal, ha decidido cambiar el rumbo de su estrategia política. Pedro Sánchez se ha enmendado a sí mismo. El presidente del Gobierno apostó el pasado año por alejarse de Iván Redondo, José Luis Ábalos y Carmen Calvo, lo que implicaba una apuesta por el presidencialismo. Pero esta estrategia no ha causado el efecto esperado. A partir de septiembre, la nueva estrategia se centrará en comunicar más y mejor y, sobre todo, "menos Sánchez".

La última remodelación de la cúpula socialista impulsada por Pedro Sánchez tras la dimisión de Adriana Lastra, que se ha echado a un lado al mismo tiempo que Dolores Delgado, ha sido una enmienda del presidente del Gobierno a sí mismo. 

Hace poco más de un año Sánchez se alejaba de José Luis Ábalos, Iván Redondo y Carmen Calvo para marcar un perfil presidencialista similar al que suelen disfrutar los primeros ministros de países como Estados Unidos o Francia. 

Relanzando tres carreras

Pero, vistos los resultados de Andalucía y las encuestas a nivel estatal, Sánchez ha tenido que recular para relanzar a tres compañeros: María Jesús Montero se convierte en nueva vicesecretaria general del PSOE, Pilar Alegría en la nueva portavoz del comité federal y Patxi López en el nuevo portavoz en el Congreso. 

Sánchez se quiere hacer acompañar por voces con peso político para intentar que el PSOE recupere el oxígeno perdido en los últimos tiempos. Este hecho se ha agravado con la renovación de la cúpula del Partido Popular. 

Pedro Sánchez y María Jesús Montero. 

Pedro Sánchez anunció en el movido otoño político de 2016 que iba a coger su Peugeot para recorrer España con la intención de recuperar el trono socialista. En ese coche había sitios libres, ya que el hoy presidente del Gobierno encontró escasos apoyos para derrotar a Susana Díaz, apoyada por las élites, los barones del PSOE y la vieja guardia del partido. 

Entre las personas que más impulsaron a Sánchez destacaban José Luis Ábalos o Carmen Calvo, fulminados en la remodelación gubernamental del pasado verano, o Adriana Lastra, recién dimitida tras perder la confianza del líder socialista. 

El último sanchista vivo

El último sanchista vivo es Santos Cerdán, que mantiene la secretaría de Organización del PSOE. Cerdán, alérgico a las cámaras, necesitaba un acompañamiento que ilusionase a nivel interno y pudiese poner cara al PSOE en plena caída demoscópica del partido. Y Sánchez lo ha encontrado en Patxi López. 

El exlehendakari y expresidente del Congreso goza de buena imagen, tanto entre la militancia socialista como a nivel mediático. López podría ser el revulsivo que necesita Sánchez para levantar unas encuestas que van a la zaga. 

Santos Cerdán. 

Esta promoción enfadaría al sanchismo de primera hora, que no puede entender como el presidente del Gobierno ha convertido en su jefe de Gabinete a Óscar López (número dos de Patxi López en las primarias) y en asesor en La Moncloa a Antonio Hernando, que apostó por el susanismo por aquel entonces. 

La dimisión de Lastra

Los pésimos resultados del PSOE en Andalucía y su mala relación con Santos Cerdán invitaron a marcharse de la vicesecretaria general del partido a Adriana Lastra, que en su adiós ha aducido su imposibilidad de "compaginar las exigencias de reposo y cuidados" de su embarazo con el cargo y asegura que "para una militante socialista, ser vicesecretaría general del Partido Socialista es una de las responsabilidades más hermosas que existen, también es una tarea muy exigente en tiempo, esfuerzo y desvelos". 

Lastra, en la recta final de su embarazo, dice que "ante la dificultad de compaginar las exigencias de reposo y cuidados, imprescindibles en mi situación actual, con la intensidad que exige la dirección del Partido, he presentado mi dimisión como vicesecretaria general del Partido Socialista Obrero Español".

La asturiana ha agradecido la confianza a Sánchez, que la ha elogió vía Twitter: "Querida Adriana Lastra, eres una socialista ejemplar. Gracias a tu compromiso y entrega durante todos estos años el cambio en el PSOE y en España fue posible. Seguiremos trabajando juntos". 

COMPARTIR: