06 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Acusan a Francisco Pardo y José Ángel González de "una desorganización sin precedentes en la historia de la Policía Nacional"

El sindicato Jupol pide la dimisión del Director General y del Director Adjunto Operativo de la Policía

Francisco Pardo, director general de la Policía.
Francisco Pardo, director general de la Policía.
Los policías de base, los agentes que patrullan día a día nuestras calles están hartos y cansados. El sindicato que mayoritariamente los representa, Jupol, ha pedido la dimisión del Director General de la Policía, Francisco Pardo y el Director Adjunto Operativo (DAO), José Ángel González, a consecuencia de su gestión durante la crisis sanitaria del COVID-19, porque "hubo una improvisación impropia de una organización como la Policía Nacional".

Desde Jupol "entendemos que la falta de liderazgo del tándem formado por el Director General de la Policía, Francisco Pardo y el Director Adjunto Operativo, José Ángel González, se ha traducido en una desorganización sin precedentes en la historia de la Policía Nacional, que les inhabilita para seguir en el cargo".

Los policías argumentan que "en el primer momento hubo una ausencia de instrucciones que marcase la línea de trabajo en las distintas dependencias policiales, hubo una improvisación impropia de una organización como la Policía Nacional, que fue capaz de atender las necesidades del Estado de Alarma por la profesionalidad de cada uno de los agentes que integran la institución y no por la organización de los mandos superiores".

En este sentido "estos mandos han dictado en todo momento órdenes e instrucciones tan ambiguas que cada dependencia las implementó de forma distinta, sirva como ejemplo que no se haya distribuido un formulario de propuesta de sanción armonizado a nivel nacional, y esto haya provocado que se ponga en cuestión la fundamentación jurídica de las propuestas de sanción en base a la Ley de Seguridad Ciudadana, sin que nadie aún haya desmentido si la tramitación de sanción es nula de pleno derecho".

José Ángel González, DAO de la Policia Nacional.

El Director Adjunto Operativo (DAO) en sus ruedas de prensa "ha mentido a todos los españoles asegurando una y otra vez que todos los policías estaban en posesión de los equipos EPI necesarios, ha dado carta de naturaleza a salvoconductos expedidos por la Generalitat de Cataluña, en un ejercicio de barbaridad jurídica no conocido en la historia de la Policía, ha cometido errores públicamente de tal calibre que decidieron que dejará de comparecer públicamente, y cuando más ha necesitado la Policía Nacional de una defensa de su actuación, no ha salido a defendernos", aseguran desde Jupol.

Incompetencia de los mandos 

Sobre el Director General de la Policía "solo decir que su falta de liderazgo al frente de la Policía, su invisibilidad desde el 14 de marzo, no haber sido capaz de defender a los policías cuando se les quitó de entre los colectivos de riesgo de contagio COVID-19, así como no haber proporcionado equipos EPI’s necesarios a los policías o no tener test disponibles para hacer las pruebas, en definitiva, su ausencia total en la defensa de la Policía Nacional hace que su situación al frente de la institución sea insoportable", añaden desde el mismo sindicato. 

Por todo ello desde Jupol "solicitamos el cese de inmediato de ambos cargos, quedando demostrado que no pueden estar ni un minuto más al frente del Cuerpo Nacional de Policía. Es palpable que no han sido capaces de gestionar la institución con la profesionalidad que se les presupone y sobre todo por no haber defendido los intereses de los policías nacionales, especialmente dolorosa en el caso del DAO al haberse posicionado del lado del Gobierno y no de sus policías".

COMPARTIR: