23 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Podemos señala la fortuna de la familia del Marqués de Villalba, todavía por repartir en el proceso judicial abierto por la herencia de Mimí

Caso mascarillas: Descubrimos las propiedades de los Medinaceli antes de la declaración de Luis Medina

/ Los Medinaceli, en batalla judicial por la herencia de la abuela Mimí.
Los partidos de la izquierda española –PSOE y Podemos– han señalado ante la Fiscalía Anticorrupción la herencia de los Medinaceli, de la que podría ser beneficiario Luis Medina, como posible objeto de embargo. En caso de que el Marqués de Villalba, investigado por el 'caso mascarillas' no completara la fianza de responsabilidad civil que se le exige, los partidos políticos recuerdan el proceso judicial que mantiene la familia Medinaceli por el gran patrimonio que dejó la abuela Mimí.

El Marqués de Villalba, Luis Medina, podría ver peligrar la parte que le corresponde del patrimonio de los Medinaceli –todavía a expensas de ser concretado en un juicio que mantiene la familia de aristócratas–. Este lunes la Fiscalía Anticorrupción solicitaba al juez Adolfo Carretero –que lleva el caso de la venta de material sanitario al Ayuntamiento de Madrid a precios excesivos– que exija a Luis Medinahijo de Naty Abascal y Rafael Medina y principal investigado en la causa– que aporte otros 891.221 euros para completar la fianza de responsabilidad civil de 1,2 millones que pide para él. 

Según Anticorrupción, en caso de que el comisionista no aporte la cantidad restante –la Justicia ya le ha embargado su yate valorado en 325.515 euros además de los 247 que mantenía en su cuenta–, pide al juez que ordene el embargo de bienes de su propiedad hasta alcanzar esa cifra, sin especificar cuáles. Por otro lado, los partidos políticos Podemos y PSOE y el Ayuntamiento de Madrid también solicitan imputar a Medina por un delito de alzamiento de bienes –teniendo en cuenta que el acusado habría sustraído dinero de sus cuentas corrientes después de saberse investigado por Anticorrupción–, además de los que ya le acusa la Fiscalía de estafa agravada, blanqueo y falsificación.

Por su parte, Podemos insiste en que si Medina no completara la fianza de responsabilidad civil, se le exija “aportar relación patrimonial completa de sus bienes” y se solicite a la Agencia Tributaria información sobre los que pudiera disponer en el extranjero para embargarlos. Desde el PSOE han recordado al magistrado el proceso judicial que mantiene la familia Medinaceli por la herencia de la abuela Mimí, Victoria Eugenia Fernández de Córdoba, entre cuyos beneficiarios estaría él, con vistas a embargar lo que le correspondiera de ese legado.

El patrimonio de los Medinaceli

El inicio de este embrollo judicial tiene lugar en el año 2013, cuando falleció la duquesa María Victoria Fernández de Córdoba, conocida popularmente como Mimí Medinaceli. A su muerte, y en virtud de la nueva Ley de Sucesión de Títulos Nobiliarios de 2006, el ducado pasó a su nieto Marco de Hohenlohe-Lagenburg, hijo de su primogénita Ana Isabel, que había fallecido en 2012. En 2016 sucedió a Marco su hija Victoria, actual Jefa de la Casa de Medinaceli.

La Casa Medinaceli tiene varios siglos de historia, más de cuarenta títulos nobiliarios y nueve grandezas de España, palacios en casi todas las provincias, de Galicia a Soria, pasando por Madrid, Toledo y, por supuesto, por toda Andalucía, además de contar con numerosas obras de arte en su poder. Algunas de ellas son los seis grecos, La mujer barbuda de Ribera, La Piedad de Sebastiano il Piombo y San Juan Bautista niño, que es la única escultura de Miguel Ángel que poseen manos privadas.

Casa Pilatos.

La joya de la familia es la Casa Pilatos, en pleno centro de Sevilla, un palacio mudéjar que construyeron en el año 1500 el Adelantado Mayor de Andalucía, Pedro Enríquez, y su esposa, Catalina de Ribera.

Todo ello pertenece al patrimonio de la Fundación Casa de Medinaceli que fundó Ignacio Medina —Duque de Segorbe e hijo menor de Mimí Medinaceli— en 1978 siguiendo el modelo de la Fundación que había creado la Casa de Alba dos años antes. Su objetivo era preservar el patrimonio de la casa ducal.

La guerra con el Duque de Segorbe

Tras la muerte de Mimí MedinaceliIgnacio Medina —Duque de Segorbe y único de los hijos de Victoria Eugenia que sobrevivió a su madre—, reclamó todos los títulos que ostentaba la duquesa, de los que, según él, su madre le entregó en vida una treintena. Sin embargo, los tribunales no le dieron la razón y según una ley aprobada en 2006, Victoria Hohenlohe-Langenburg, su sobrina nieta, sería por derecho la duquesa de Medinaceli —con todos los títulos que ello conlleva— por ser nieta de la primogénita de su madre, su hermana Ana. Ignacio se batió entonces en una disputa contra todos los herederos de su madre tratando de que el tribunal le diese la razón.

Ignacio de Medina, Duque de Segorbe / Canal Sur.

También se enfrentaron en los tribunales al duque de Segorbe otros cuatro nietos de Mimi Medinaceli: Rafael y Luis Medina, hijos de Rafael Medina y Naty Abascal; y Victoria y Casilda Medina Conradi. El actual duque de Feria (Rafael Medina) está casado con Laura Vecino desde hace más de una década. A raíz de la muerte de su padre Rafael, se convirtió en duque y cedió el marquesado de Villalba a su hermano Luis Medina, quien solicitó a su tío Ignacio también el título de conde de San Martín de Hoyos, que finalmente fue a parar a manos de Victoria Hohenlohe-Langenburg.

Las otras nietas de la duquesa de Medinaceli presentes en el conflicto familiar Medinaceli fueron Victoria y Casilda de Medina, hijas de Luis de Medina y Fernández de Córdoba y de Mercedes Conradi Ramírez. La mayor, Victoria, tiene 35 años y es duquesa de Santisteban del Puerto. Además, entregó su título de marquesa de Solera a su hermana menor, Casilda.

Como consecuencia de la lucha por los títulos y la herencia millonaria, Ignacio expulsó —mediante una votación online que realizó él mismo— a sus sobrinos del patronato de la Fundación Casa Ducal Medinaceli. Desobedecía así a su madre, que estipuló en vida que quería que sus nietos, descendientes de sus tres hijos desaparecidos, tuvieran representación y tenían derecho a ello.

Luis Medina

En la actualidad, Luis de Medina Abascal aparece vinculado a dos cargos en empresas según el informe del Boletín Oficial de Registro Mercantil de España (BORME) consultado por elcierredigital.com. El marqués de Villalba es administrador único de Azulalia Essential S.L., dedicada a la intermediación del comercio 'especializado en la venta de otros productos específicos' con un capital social de 3.006 euros. Se constituyó en julio de 2006 y Medina aparece como administrador único en 2008, con domicilio en la calle Felipe de Campos de Madrid.

Luis Medina.

También figura en Gekko Partners S.L., empresa de consultoría de gestión empresarial con un capital social de 3.010 euros. Esta se constituyó en diciembre de 2009 y él aparece como administrador único desde enero de 2010, con domicilio en la calle Argensola de Madrid.

Según la Fiscalía Anticorrupción, el empresario Luis Medina obtuvo de la compra-venta de material sanitario con el Ayuntamiento de Madrid una comisión de un millón de euros, dinero con el que adquirió un yate Eagle 44, bautizado 'Feria', como el ducado de su padre, un título que heredó su hermano Rafael.

COMPARTIR: