06 de octubre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El 29 de marzo la Justicia inglesa decidirá si le juzga por presunto acoso a Corinna, el mismo día que su hijo acude al funeral de Felipe de Edimburgo

La vuelta de Juan Carlos I: Primero Barcelona para visitar a Cusí y después Galicia con Pedro Campos

Juan Carlos I.
Juan Carlos I. / El Rey Emérito prepara su vuelta a España mientras la Justicia británica determina si habrá juicio o no.
La vuelta de Juan Carlos I estaría más cerca cada vez. El exmonarca quiere regresar a España, sobre todo para ver a sus grandes amigos empezando por Josep Cusí que, recientemente, ha sufrido importantes problemas de salud. Mientras tanto, el próximo 29 de marzo la justicia británica decidirá si finalmente habrá juicio contra el Emérito por el presunto acoso que le imputa la que fuera su pareja durante años, la comisionista germano-danesa Corinna Larsen.

Juan Carlos I sigue pensando en su regreso a España a pesar de que la justicia británica le haya dado un nuevo quebradero de cabeza al anunciar que son competentes para juzgar al exmonarca. 

El programa de Telecinco Viva la vida ha anunciado cuál sería la casa en la que se instalaría el Rey Emérito en caso de volver a España. Se trata de una casa en Sanxenxo (Pontevedra), uno de sus lujares favoritos y donde se encuentra uno de sus amigos más cercanos: Pedro Campos

La amistad entre el empresario gallego y Juan Carlos viene de lejos pero se afianzó cuando la salud del Rey le permitió volver a las regatas. Sanxenxo se ha convertido en su nuevo refugio nacional, tras la decadencia de su corte mallorquina. Juan Carlos se alojaba, cuando visitaba esta localidad gallega, en un chalet a las afueras que fue propiedad de un sobrino del expresidente del Gobierno Leopoldo Calvo Sotelo y que está muy cerca del Club Náutico, cuyo presidente es Pedro Campos desde 1999. Pero no solo ha sido esta su residencia, en otras ocasiones ha preferido la hospitalidad de la segunda esposa de Pedro Campos, Begoña Franze, alojándose en la parte superior de la casa de los Campos en Sanxenxo.

Y aunque muy pronto se celebrará la Copa Rey Juan Carlos de vela en la localidad gallega, según ha podido saber Elcierredigital.com ésta no sería su primera parada en su inminente vuelta a España. 

Juan Carlos I y Josep Cusí. 

Y es don Juan Carlos quiere visitar a su amigo Josep Cusí después de los problemas de salud que ha padecido, un hombre al que considera su hermano. Cusí es miembro también de la conocida como ‘Corte de Mallorca’. Nacido en Barcelona en 1934, siempre ha tenido una relación muy estrecha con Juan Carlos I. En octubre de 2019, Albert Solà, que asegura ser hijo del Rey Juan Carlos, contó en exclusiva para Elcierredigital.com que la relación de Cusí con el exmonarca sería mucho más estrecha ya que la hija de Cusí le había confesado que el empresario y el Emérito realmente son hermanos.

También en Barcelona visitará al doctor Manuel Sánchez, el médico estético que se encarga de los tratamientos antiaging del que fuera Jefe de Estado español. De hecho, el doctor Sánchez es uno de los amigos que más veces ha visitado a Juan Carlos en Abu Dabi. Su relación viene de lejos, ya que se supo que el Emérito le abonó la suma de 95.365,75 euros a través del empresario mexicano Allen Sanginés-Krause, tal y como se ha publicado en los últimos meses. 

El regreso al país se producirá tras el último varapalo que ha recibido el exmonarca desde Londres, donde aún le espera un frente jurídico, el más complicado, ya que tiene como coprotagonista a la que fue su pareja durante ocho años, Corinna Larsen

Felipe VI en Londres mientras la justicia decide

Tras el cierre de todos sus frentes judiciales en Suiza y España, los preparativos se aceleraban para la vuelta de Juan Carlos I. Sin embargo, la decisión del juez Matthew Nicklin ha supuesto un jarro de agua fría para el Emérito. Nicklin, presidente de la Queen’s Bench Division, una de las cuatro secciones del Tribunal Superior de Inglaterra, resolvió que la justicia británica sí era competente para juzgar al padre de Felipe VI ya que considera que al abdicar ha perdido su condición de "inviolable" y que el título de Emérito no le confiere rango de miembro de la institución de la Casa Real española. 

Matthew Nicklin. 

El Tribunal Superior de Inglaterra tendrá que tomar una decisión aún más importante el martes 29 de marzo: si a raíz de la denuncia por acoso de Corinna Larsen y las pruebas presentadas por la que fue amante del monarca hay fundamento para abrir un juicio que, conviene recordarlo, se llevará por la vía civil y no por la penal. 

Lo curioso es que en esta misma fecha, en la que se decide el horizonte judicial más cercano para el Rey Emérito, su hijo Felipe VI y su nuera Letizia estarán precisamente en Londres. Los Reyes de España acudirán a la ceremonia religiosa por el alma de Felipe de Edimburgo, el marido de la soberana británica Isabel II, que falleció el pasado 9 de abril de 2021 a los 99 años. La situación de la pandemia en ese momento, con los contagios disparados en Reino Unido, impidieron una ceremonia en la abadía de Westminster con la presencia de líderes internacionales y miembros de otras casas reales. Hace casi un año se celebró un funeral casi privado en el castillo de Windsor con la presencia de una treintena de personas, entre ellas la 'amiga entrañable' del Duque. 

Mientras Felipe VI rinde honores póstumos al consorte de Isabel II, el Tribunal Superior de Justicia de Inglaterra comunicará si los supuestos que denuncia la comisionista Corinna Larsen entran dentro de la Ley de Protección por Acoso que en 1997 se introdujo en la la legislación británica. 

Guerra de abogados

El litigio supone también un cara a cara entre los despachos de abogados más importantes de Europa. Tanto Corinna Larsen como Juan Carlos I han elegido importantes bufetes para defender sus intereses en este enrevesado asunto. 

Corinna Larsen. 

En el caso de la germano-danesa, esta ha escogido a James Lewis. El nombre de este letrado su asomó hace más de dos décadas a los periódicos españoles porque fue el encargado de presentar ante la Fiscalía de Reino Unido la solicitud de extradición del dictador de Chile Augusto Pinochet para ser juzgado en España por Crímenes contra la Humanidad. Un asunto que generó tensiones políticas y diplomáticas entre España y Reino Unido. También Lewis ha sido el abogado de Estados Unidos frente a Julian Assange, creador de Wikileaks.  Corinna tiene también otros dos abogados del prestigioso despacho Kobre&Kim

Por su lado, el Rey Emérito cuenta con los servicios del bufete Clifford Chance, que cuenta con delegación en España. El precio de este despacho no está al alcance de cualquier bolsillo: 2.100 libras por hora de trabajo. Es decir,1.280 euros por hora al cambio. 

COMPARTIR: