27 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se busca contactar con los responsables de la empresa gallega O'Xardins, dedicada supuestamente a la jardinería, para resolver un caso todavía abierto

La Policía pide colaboración en Twitter para una misteriosa investigación en Galicia

Fotografías publicadas por la Policía Nacional en su cuenta de Twitter.
Fotografías publicadas por la Policía Nacional en su cuenta de Twitter.
A través de su Twitter, la Policía Nacional ha vuelto a solicitar la ayuda ciudadana para localizar a los responsables de una empresa de jardinería gallega cuyo nombre podría ser O’Xardins o Xardins como parte de una investigación aún abierta. El cuerpo de seguridad ya utilizó este medio en enero para localizar la habitación de una menor que se encontraba en riesgo como parte de un caso de pornografía infantil.

Bajo el título de “importante”, en letras mayúsculas y rodeado de un símbolo de advertencia y una bandera roja, la Policía Nacional solicitaba el pasado martes la colaboración de los ciudadanos en su cuenta de Twitter.  “Necesitamos contactar con los responsables de esta empresa”, comentaban en el tuit, añadiendo un número de teléfono para remitir cualquier noticia al respecto y tres fotografías adjuntas con el nombre de la compañía. “Tu colaboración puede ser clave en una importante investigación”, finalizaban, solicitando a los usuarios difundir la información para que llegue a más gente.

La empresa que, según indican en su cuenta, se dedicaría presuntamente a la jardinería en Galicia, tendría por nombre O’Xardins o Xardins, tal y como aparece representado en unas camisetas de color verde adjuntas al tuit.

Según confirmó La Voz de Galicia, la investigación está aún abierta, por lo que no pueden revelar más información aparte de la indicada en el tuit.

Los tuiteros, a la búsqueda de opciones

A lo largo de los comentarios de la publicación se pueden leer diferentes opiniones de los seguidores del perfil de Policía Nacional. Algunos de ellos con información, principalmente, de dos empresas que podrían tener relación.

Una de ellas es Xardin’s do Breogan que, aunque el nombre no corresponde completamente con lo indicado, sí que posee una tipografía similar a la encontrada en las camisetas. En su página web, completamente en gallego, se definen como una empresa que trabaja para “hacer realidad el jardín que siempre soñó” y que utiliza “las técnicas más innovadoras para que todo salga de su agrado”. Esta empresa se encontraría ubicada en el municipio de Mos, Pontevedra.

En el portal Mundo Jardinería también aparece otra empresa llamada Os Xardins, que se definen como “una empresa gallega especializada en estanques, riegos, rocallas, e iluminación, robots, cortacésped, podas, todo lo que necesite el jardín”. Afirman además que realizan los jardines “un 10% más barato que cualquier presupuesto con la misma calidad y profesionalidad”. En el portal solo aparece una reseña de una cliente que destaca su rapidez. También figura la dirección de la compañía: Porriño, también en Pontevedra.

Como parte de esta empresa también parece vinculada una persona: Óscar Pérez Rodríguez que, en el encabezado de su cuenta de Facebook, dispone de un cartel con el nombre de Os Xardins, en el que especifica que es una empresa de “jardinería y exteriorismo”. Su última publicación data del año 2015.

La ayuda ciudadana, clave para resolver casos

No es la primera vez que la policía recurre a su cuenta de Twitter (en la que también dan consejos a los ciudadanos) para solicitar la ayuda de sus seguidores. En enero de este mismo año siguieron el mismo procedimiento, publicando las fotos de una habitación infantil con el objetivo de que alguno de sus seguidores la reconocieran para poder localizarla.

Las fotos correspondían a una investigación sobre pornografía infantil seguida por la unidad de Ciberdelincuencia, según informó Efe. La menor que habitaría ese cuarto, según indicaban en el tuit “podría estar en riesgo”, por lo que el juzgado autorizó la difusión de las imágenes.

Esta decisión fue todo un éxito ya que, gracias a la participación de los ciudadanos, la policía pudo localizar en apenas unas horas el domicilio, lo que permitió poner sobre aviso a los familiares de la menor. Un precedente que ha podido ocasionar que vuelvan a recurrir a sus seguidores en Twitter para este nuevo caso.

COMPARTIR: