01 de junio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Es frecuente que se utilicen vehículos robados con matrículas falsas y agujeros en la carrocería de los coches para esconder la droga

Así operan ahora los narcos en España: El nuevo método Go-Fast que usan para burlar a la Policía

La droga se suele transportar en vehículos con agujeros practicados para esconder los fardos
La droga se suele transportar en vehículos con agujeros practicados para esconder los fardos
El método Go-Fast consiste en formar caravanas de vehículos para realizar el transporte de drogas. Los coches suelen ser de alta gama y potente cilindrada capaces de recorrer largas distancias en poco tiempo. Un solo vehículo transporta la droga, el resto cumplen una función de vigilancia para avisar al conductor del coche con el alijo si debe tomar un desvío o directamente emprender la huida. En España es frecuente que los envíos salgan desde Málaga hacia el norte e incluso Francia.

Este viernes, agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional finalizaron una operación conjunta para desarticular una banda de narcotraficantes que transportaban grandes cantidades de hachís y marihuana desde la provincia de Málaga hasta las comunidades de Madrid, Galicia y el Principado de Asturias. También realizaban entregas a localidades enclavadas en el sur de Francia. En la operación fueron arrestadas 15 personas por su presunta implicación en delitos de narcotráfico, crimen organizado y tenencia ilegal de armas. Se incautaron piedras preciosas y metales por valor de dos millones de euros además de 20 armas de fuego con munición ilegal.

El método utilizado por los miembros de la organización era el denominado “Go-Fast”, que consiste en formar una caravana de vehículos con gran cilindrada. La droga viaja en un solo vehículo que se encuentra escoltado por el resto. La labor de los otros coches es detectar posibles controles policiales o vigilancias y alertar al vehículo que transporta la droga para que pueda encontrar una ruta alternativa o directamente darse a la fuga. El año pasado, elcierredigital.com informó sobre la operación “Balbi”, en la cual se desarticularon seis organizaciones que hacían uso de este método.

El método Go-Fast es uno de los métodos más eficientes en el transporte de drogas terrestre, sin embargo, en la mayoría de los casos supone una ampliación de las actividades delictivas de determinadas organizaciones. Lo más común es que los vehículos utilizados en las operaciones de transporte sean robado y lleven matrículas falsas, lo que implica una mayor dificultad para rastrearlos si no son detenidos durante la actividad de transporte.

Es frecuente que estas organizaciones se estructuren en tres funciones específicas: Una parte de los miembros se encarga de la logística, de conseguir los métodos para el transporte de la droga, como es el caso de los vehículos robados, las matrículas falsas y la designación de los conductores. Las otras dos funciones se refieren al almacenamiento de la droga en domicilios particulares o “pisos francos” bajo custodia de otros miembros de la banda y por último, las caravanas de transporte encargadas de dar la alarma en caso de identificar algún control policial que pueda poner en peligro el transporte de drogas.

Historia del Go-Fast

En España este método lleva muy pocos años siendo utilizado por las bandas de narcotraficantes a lo largo del país. En 2016 fueron arrestadas 19 personas e incautados 157 kilogramos de hachís en plena operación de transporte que utilizaba el método Go-Fast para distribuir droga en Lleida y Huesca.

La organización hacía uso de este método de manera estricta, paso a paso. La droga se descargaba en las costas y era transportada en caravanas formadas por vehículos robados de alta gama hasta un almacén en Lleida. En el trayecto no había desvíos, se trataba de una operación rápida en la que las directrices del Go-Fast se seguían al pie de la letra. La droga era transportada en un solo vehículo mientras que el resto de coches en la caravana servían de escolta para el coche alijo. Los vehículos en la delantera se aseguraban de vigilar que no hubiese controles policiales en la carretera. En caso de que llegase a haber uno, se daba la voz de alarma al coche alijo para que tomase un desvío o emprendiese la huida. Nunca realizaban paradas en gasolineras o áreas de servicio para evitar ser detectados y una vez llegados al almacén, la droga era distribuida a tres pisos francos localizados en la ciudad catalana de Lérida. Estos pisos eran los puntos de venta y además donde  se guardaban el dinero procedente de las ventas.

En los pisos francos además de drogas suele haber una gran cantidad de armas y munición

En el año 2018 España vería nuevamente el desarrollo de este método para transportar droga a través del interior del país. El 17 de julio, la Policía Nacional en colaboración con la policía francesa interceptaron en la frontera con Francia dos vehículos de gran cilindrada que transportaban entre los dos 600 kilogramos de hachís.

En este caso el método se había adaptado para mayor discreción de los narcos franceses. Se hacía uso de tan solo dos vehículos, uno que hacía la función de vigilante y un todoterreno que transportaba la droga, ambos comunicados mediante “medios telemáticos”. El transporte se realizaba a última hora de la noche para aprovechar la oscuridad. Partieron desde Málaga donde se subió el cargamento al todoterreno y se dirigieron a gran velocidad hasta la frontera con Francia, donde fueron interceptados. En este caso la droga no se hallaba oculta en fondos falsos dentro del vehículo, sino en los asientos traseros tapada con mantas negras. Los traficantes habían supuesto que no llamarían la atención debido a las lunas tintadas del todoterreno.

El mismo año La Guardia Civil y la Oficina Central para la Represión del Tráfico Ilícito de Estupefacientes de Burdeos (OCRTIS) inició una operación denominada “Clibano” que finalizó con la detención de 14 personas, al detectar las autoridades la presencia sospechosa de ciudadanos franceses en la provincia de Málaga. La Guardia Civil averiguó que se trataban de narcotraficantes que se encontraban realizando operaciones de transporte de estupefacientes entre España y Francia utilizando el método Go-Fast.

Munición incautada por la Guardia Civil en la operación de este viernes

Los narcos franceses fueron atrapados cuando se encontraban atravesando Algeciras con una furgoneta que transportaba 480 kilogramos de hachís en dirección a la localidad francesa de Burdeos. Cuando los agentes intentaron registrar la furgoneta, ésta se dio a la fuga a gran velocidad y causando accidentes. Fue interceptada finalmente en Sevilla.

El piso franco de estos narcotraficantes se encontraba en el complejo de Benalmádena en Málaga, donde llegaban con vehículos con matricula francesa y luego las cambiaban por matrículas españolas para trasladarse entre Málaga, Cádiz y Sevilla, donde ramificaban la red de transporte para no levantar sospechas.

El año 2019 también contó con operaciones de narcotráfico que optaban por el Go-Fast. El 26 de julio finalizó la denominada operación “Mayis” en colaboración con la Police Nationale de Francia, que desarticuló una banda de tráfico de estupefacientes que partía desde Málaga hasta Madrid y hasta las localidades francesas de Marsella y Perpiñan.

El modus operandi de estos narcotraficantes era también un ejemplo de Go-Fast de manual. Se alquilaban varios locales en Málaga que eran utilizados para almacenar las drogas hasta que se iniciase el transporte nocturno. En el caso de estos narcotraficantes la cautela no era tan extrema. Los transportes se hacían en vehículos de alta cilindrada con matrículas francesas que simplemente eran dobladas para dificultar la lectura de la mismas.

En Francia ya habían incautado a esta organización 150 kilogramos de hachís que se encontraba escondido en uno de sus vehículos. Estos narcos eran particularmente violentos, ya que embestían las patrullas policiales como forma de emprender la huida. El 30 de mayo una de las persecuciones que protagonizaron terminó con la vida de un Guardia Civil, el agente Fermín Cabezas.

COMPARTIR: