25 de abril de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La AJPNE denuncia que la retribución que les queda es de solo 600 euros y se sienten "desamparadas por el Estado"

La angustia de las viudas de policías fallecidos: la pensión no les alcanza para una vida digna

Las viudas de los policías piden una pensión digna
Las viudas de los policías piden una pensión digna / Elcierredigital.com
Algunas de ellas tienen que volver a trabajar debido a la pensión que les ha quedado, que suele ser aproximadamente de 600 euros, no les alcanza para una vida medianamente digna. La cosa empeora en el caso de que en vida del policía se hubiera producido una separación, en ese caso la pensión puede reducirse a 300 euros ya que tiene que compartirla con la segunda pareja.

Desde hace tiempo la situación que viven los policías jubilados y, sobre todo, las viudas de los policías fallecidos tanto en acto de servicio como después de jubilarse, está llegando a un punto insostenible. La pensión que les queda a las viudas es mucho menor de la esperada, algo que lleva a algunas a tener que volver a trabajar para sacar a su familia adelante.

En septiembre de 2018 la delegada nacional de Atención a Viudas de la AJPNE (Asociación de Jubilados de Policía Nacional de España), Inmaculada Sánchez, relató a Elcierredigital.com que “el 90 por ciento de las viudas de policías nacionales fallecidos tenían unas pensiones irrisorias”.

Seis meses después el asunto sigue igual, aunque la delegada ha señalado que todo está mejorando gracias a la AJPNE, porque “por fin alguien se ha ocupado de nosotras”, cita. La delegada comenta que las viudas quedan olvidadas a las semanas de que su marido, policía de profesión, ha fallecido. Por eso, esta asociación está ayudando a estas mujeres, que han quedado “desamparadas por el Estado”, con trámites burocráticos y demás papeleo que necesiten para afrontar la vida que les queda.

“La asociación ayuda a tramitar los papeles que necesiten, las acompañamos, las ayudamos con los papeles… Nos ponemos en conocimiento y a disposición de la viuda. Incluso a algunas se les hacen los trámites”, explica Inmaculada Sánchez.

“Situación deplorable”

La delegada señala que gracias a la asociación han conseguido que muchas viudas se junten y añade que algunas están viviendo “situaciones deplorables”. En algunos casos las viudas no consiguen llegar al salario mínimo interprofesional. Si el agente cuando se jubila tiene una retribución de 1.200 euros, cuando este fallece a la viuda le queda una pensión de 600 euros.

Otras viudas tienen que compartir con otras mujeres la pensión que les ha quedado. Es decir, si estando en vida el policía se ha separado de la mujer y después se casa, cuando fallezca las dos mujeres tienen que compartir la pensión. Por lo tanto, si le quedan 600 euros, cada una solo recibirá 300, algo que dificulta la vida que les queda. Son calificadas como “viudas de segunda”, como así dice Inmaculada Sánchez.

Comida_dedicada_a_las_viudas

Comida anual que hace la AJPNE con las viudas | AJPNE

La vicepresidenta de la AJPNE, Laura Giménez, explicó para este medio en el pasado mes de noviembre, que esto se debe porque “desde que se creó “el pensionazo” de Zapatero, si un compañero se jubila antes de llevar 15 o 20 años trabajando para el cuerpo solo cobra un 55 o 75 por ciento de la pensión total”.

Este “pensionazo” que se decretó en el año 2009 por el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE) supone una reducción significativa de la pensión que perciben los funcionarios que han tenido que verse obligados a solicitar la jubilación por enfermedad o incapacidad definitiva para desarrollar su actividad laboral. Estos recortes afectan, en gran parte, al personal de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Tienen que pagar las medicinas

Según ha relatado Inmaculada Sánchez “lo más significativo de las viudas de segunda es que una viuda de régimen general no paga los medicamentos, mientras que las viudas de policías pagan el 30 por ciento de las medicinas. Muchas tienen un IRPF como si su marido estuviera vivo”.

Incluso, hubo un caso en el que la asociación tuvo que hacer colectas para pagarle la luz a una viuda. Por lo tanto, algunas viudas vuelven a trabajar para hacer frente a los gastos de la casa, algunas de ellas lo consiguen debido a la avanzada edad que tienen.

La_AJPNE_manifestandose

La AJPNE durante la manifestación que celebraron el pasado mes de noviembre en Madrid | Elcierredigital.com

“Llevábamos soportando miedo y tensión mientras nuestros maridos trabajaban. Si no es por la asociación no podríamos haber tenido voz. Ahora no estamos calladas. Ahora nos toca decir la verdad”, concreta Inmaculada Sánchez, que seguirá ayudando con la lucha para que las viudas puedan vivir lo que les queda de su vida con una pensión digna.

COMPARTIR: