14 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Las reformas en el Campo del Rayo Vallecano, necesarias y a la vez perjudiciales para el aficionado

Manuela Carmena y Cristina Cifuentes ocultaron durante dos años el peligro de derrumbe del Estadio de Vallecas

Tal como ha publicado El Cierre Digital en exclusiva, en octubre de 2016 la Federación de Peñas del Rayo Vallecano envió cartas al Ayuntamiento de Madrid de Manuela Carmena, y a la Comunidad, entonces dirigida por Cristina Cifuentes, sin contestación alguna. La respuesta de Carmena es que no podía meterse con el tema por tener la ‘’agenda ocupada’’, por eso la bola paso a la Comunidad, que se puso manos a la obra. Pasó el tiempo y el asunto cayó en el olvido. Hasta el accidente del domingo.

Un nuevo escándalo salpica al fútbol español y a la ya marcada Liga de Fútbol Profesional, dirigida por el controvertido abogado Javier Tebas, solo dispuesto a conseguir dinero al precio que sea sin ver la viabilidad de sus Estadios. El equipo de fútbol del Rayo Vallecano tendrá que aplazar el partido contra el Athletic de la próxima jornada para reformar su Estadio de Vallecas. Desde ayer los  jugadores y el cuerpo técnico de la entidad franjiroja entrenarán en la Ciudad Deportiva del Real Madrid y del Leganés.

La Comunidad de Madrid ha comunicado a La Liga que el feudo del Rayo Vallecano, el Estadio de Vallecas, permanecerá cerrado hasta que se terminen las obras de remodelación, lo cual puede provocar además la suspensión de dos partidos más contra el Alavés y el Espanyol. Esto ha hecho estallar a gran parte de la afición de la populosa barriada madrileña de Vallecas, que desconfía de las autoridades que durante dos años ocultaron sus denuncias.

La caída de un niño, uno de los principales motivos del cierre

Tras el encuentro entre el Rayo Vallecano y el Sevilla, celebrado hace unos días, un niño de 4 años se precipitó por el hueco de una valla. El menor cayó a un foso repleto de ladrillos, escombros y demás material de las obras que se están haciendo en el Estadio sin resultar muy dañado. Este foso estaba situado en uno de los fondos y tenía más de un metro de profundidad. Se da el caso que desde el año 2012 el Estadio de Vallecas tiene la Inspección Técnica de Edificios (ITE) con contingencia desfavorable. “Cualquier aficionado  puede apreciar como las instalaciones tienen además los asientos deteriorados, urinarios con orín estancado y también varios aspectos de accesibilidad impropios de una instalacion del siglo XXI”, según ha confirmado el presidente de la Federación de Peñas del Rayo Vallecano, Antonio Castilla, a El Cierre Digital.

Andamios en la entrada del Estadio de Vallecas

Ya en 2013, la Federación de Peñas mandó una carta pidiéndole al presidente del Rayo Vallecano, Raúl Martín Presa, que solucionara el problema que tenían las instalaciones. Pero el presidente hizo caso omiso a estas advertencias. A raíz de esto, las Peñas también mandaron una copia de la denuncia al presidente de La Liga Fútbol Profesional, Javier Tebas, el cual tampoco le dio importancia al asunto, obviando las denuncias y pasando a jugar.

Fue en 2015 cuando ya el Ayuntamiento le propuso a la Comunidad de Madrid que se encargara de los arreglos del estadio. Pero todo fue a paso de tortuga. Hasta que ocurrió lo del niño que se cayó al foso durante el partido entre el Rayo Vallecano y Sevilla. Incluso, ya antes de este suceso, varios aficionados del Rayo pidieron a los del Sevilla que no saltaran sobre el graderío debido al mal estado de la grada donde se situaban los aficionados del club hispalense, ya que los cimientos temblaban considerablemente.

Según Antonio Castilla, “es entonces cuando la Comunidad, en acuerdo con La Liga de Fútbol Profesional, decide entrar por fin de lleno y cerrar el Estadio hasta que se realicen todas las remodelaciones, por completo”. La Liga ya ha decidido aplazar el encuentro entre Rayo Vallecano y Athletic, que estaba programado para el 1 de septiembre y, dejar en ‘stand by’ los partidos contra Alavés y Espanyol.

Por otro lado, Castilla ha asegurado a El Cierre Digital que el Director General de Juventud y Deporte de la Comunidad de Madrid, Javier Orcaray, sugirió al presidente del Rayo que no disputara las tres primeras jornadas en el Estadio de Vallecas para así arreglar cómodamente el estadio, “pero Martín Presa se negó”.

Por otra parte, Castilla ve el cierre del Estadio de Vallecas como “algo malo”, debido a que la afición rayista no podrá ver a su equipo, pero a la vez como “algo bueno, ya que la salud de los aficionados es lo primero. Por lo tanto, los seguidores deberán esperar hasta que La Liga decida cuando podrán volver a ver jugar al Rayo Vallecano en el Estadio de Vallecas”.

Denuncias en saco roto

Tal como ha publicado en exclusiva El Cierre Digital, de nuevo en octubre de 2016 la Federación de Peñas del Rayo Vallecano envió cartas al Ayuntamiento de Madrid, presidido por Manuela Carmena, y a la Comunidad, por entonces dirigida por Cristina Cifuentes, sin contestación alguna. La respuesta de Carmena es que no podía meterse con el tema del estadio por tener la ‘’agenda ocupada’’, por eso la bola paso a la Comunidad, que se puso manos a la obra. Pero, pasó el tiempo y el asunto cayó en el olvido.

Cartel con las obras que ejecuta la Comunidad de Madrid

Por otra parte, las denuncias recibidas apuntan que solo se han mejorado las gradas bajas del Estadio y que la de la grada de animación donde se sitúan los Bukaneros, antes de ‘’renovarla’’ no tenían ni asientos. Además, añaden que las gradas vibran, ‘’pegas un golpe a las vallas y llueven cáscaras de pipas, la tienda no abre nunca y faltan suministros en el bar del Estadio… y así demasiadas cosas más”,

El presidente Presa en el punto de mira

Por estos sucesos “‘nadie va a defender al presidente Presa”, afirman. Así, la Federación de Peñas del Rayo Vallecano califica de vergonzosa la situación de un club de Primera de División como el Rayo. Para muchos aficionados la situación que vive el equipo de Vallecas es difícil y complicada, a pesar de que un principio apoyó al presidente Presa porque salvó al Rayo de su desaparición, pero poco a poco han ido perdiendo su confianza en él. “No puede ser que, supuestamente, Presa esté echando la culpa a La Liga, cuando la culpa es únicamente suya”, afirman. Tanto que “los abonos de temporada los sacaron muy tarde y hasta hace un mes los jugadores estuvieron disputando partidos con las equipaciones de la temporada pasada”, señalan.

Ante esta situación, el propio club vallecano ha sacado un comunicado diciendo que el Rayo va a entrenar esta semana fuera de su ciudad deportiva: el martes, en la del Real Madrid, en Valdebebas; y el miércoles, en la del Leganés.

El presidente del Rayo Vallecano cada día más cuestionado

El presidente de la Federación de Peñas del Rayo ha calificado este hecho como ‘’el reflejo de lo que pasa en el club y en el Estadio’’. Afirma que “Presa, supuestamente, está sacando excusas para no arreglar nada”. Otro caso sangrante que analizaremos en futuras informaciones es el estado del campo donde entrenan los jugadores y las jóvenes promesas del Rayo Vallecano. Una ciudad deportiva con también grandes desperfectos. “Así, el césped no está cuidado y la higiene es pésima’’, afirman. El propio Antonio Castilla asegura que no puede ser que ‘’los chavales paguen más de 570 euros y no se cuide nada’’.

Los aficionados ya han lanzado un claro mensaje: ‘’Váyase señor Presa” y añaden que harán reuniones y manifestaciones para solucionar de una vez estos problemas. Porque para ellos, ‘’la afición hace esto por necesidad y no por deseo. Dígame a quién le gustaría jugar fuera de su Estadio”.

COMPARTIR: