07 de julio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Lo ha anunciado el ministro de Exteriores alahuita, Nasser Burita, argumentando cuestiones sanitarias para luchar contra el COVID-19

Marruecos anula finalmente la Operación Paso del Estrecho: Tres millones de magrebíes sin rumbo

La OPE de otros años.
La OPE de otros años.
El Gobierno de Marruecos ha anunciado finalmente que se suspende la Operación Paso del Estrecho (OPE) de este año, con lo que más de 3 millones de marroquíes emigrados por toda Europa se quedarán sin visitar a sus familias este año.

El Gobierno de Marruecos ha esperado tres meses para tomar la decisión, pero finalmente no habrá Operación Paso del Estrecho (OPE) este año, tal y como venía advirtiendo elcierredigital.com.

Este plan, que regula el tráfico desde Europa a Marruecos de 3,5 millones de pasajeros y 800.000 vehículos, no se pondrá en marcha tal como viene siendo concebido desde que arrancó la primera operación hace 33 años. El ministro de Exteriores de Marruecos, Nasser Burita, confirmó en el Parlamento que este año no habrá Marhaba 2020 [que es como se denomina en Marruecos a la Operación Paso del Estrecho] tal como se suele desarrollar cada año, pero aclaró que los marroquíes residentes en el exterior podrán regresar a su país en cuanto se abran las fronteras, tal y como adelantó la agencia Efe.

Imagen del año pasado en la frontera.

“La operación Marhaba”, argumentó Burita, “es un concepto para el que hace falta prepararse desde abril y que requiere una coordinación con varios países. No se trata de un simple pasaje, sino de una animación con actividades culturales y diversión. Es evidente y natural que la operación Marhaba, tal como la conocemos, con su preparación y su programación, no tendrá lugar”.
 

De momento, la emergencia sanitaria decretada el 20 de marzo en Marruecos se mantendrá hasta finales de junio, los vuelos internacionales siguen suspendidos y las fronteras terrestres cerradas a cal y canto, excepto para permitir, poco a poco la salida de ciudadanos extranjeros, residentes en Europa, que se quedaron atrapados con el cierre de la frontera.

En España la Junta de Andalucía ya pidió que la OPE se cancelase definitivamente, pero el Gobierno español de momento no se decide y da largas a este asunto.

En el fondo, al Gobierno español el mutismo de Marruecos le proporciona un cierto alivio. Además del riesgo sanitario que supone, la OPE es costosa. Conlleva una enorme movilización de fuerzas de seguridad, sanitarios, intérpretes y hasta técnicos en nueve puertos españoles, el primero de ellos Algeciras, para atender a unos inmigrantes que apenas dejan dinero en España. No consumen, si se exceptúa el combustible de sus coches.

Pero si Marruecos abriese inesperadamente sus fronteras, algo que cada vez parece más improbable, la avalancha de marroquíes no se hará esperar y podrá haber acumulaciones en Algeciras, donde embarcan diariamente hasta 13.000 vehículos. En cualquier caso, el Ministerio del Interior tiene previsto un plan de contingencia por si tuviera que activarlo en 24 horas.

El problema en España afecta a unos 3.000 trabajadores, la mayor parte en Ceuta y Melilla, la mayoría comerciantes y trabajadores temporeros que han venido a la recogida de la fresa, unas 7.000 personas.

De momento, el confinamiento a Marruecos le ha funcionado ya que solo han registrado cerca de 10.000 contagiados y 214 fallecidos para una población de 36 millones de habitantes.

COMPARTIR: