20 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El descenso de las temperaturas y la disminución de especies hervíboras habrían iniciado su declive millones de años antes del suceso

Los dinosaurios ya estaban en peligro de extinción antes del famoso impacto del meteorito

Ilustración del impacto del cometa que provocó la desaparición de los dinosaurios durante el período Cretácico.
Ilustración del impacto del cometa que provocó la desaparición de los dinosaurios durante el período Cretácico.
Los dinosaurios ya estaban desapareciendo antes de la llegada del meteorito que acabó con ellos hace 66 millones de años, según una nueva investigación publicada. El descenso de las temperaturas globales y la disminución de especies de herbívoros habrían sido los causantes del declive iniciado millones de años antes del impacto. El impacto del meteorito fue el golpe de gracia final para estos animales en decadencia.

La desaparición de los dinosaurios a finales del Cretácico supuso la extinción masiva más famosa de la historia de nuestro planeta, habitado durante 170 millones de años. La teoría de la causa de esta extinción más respaldada es la que se explica a través del impacto de un gran meteorito en la península de Yucatán (México). La colisión desató tal cataclismo y convulsión ambiental que logró poner punto y final al reinado de estos seres vivos.

Que el asteroide fue demoledor resulta un hecho aceptado por la mayoría de la población. Sin embargo, puede que los dinosaurios ya estuvieran en vías de desaparición.  “Muchos paleontólogos han argumentado que la diversidad de dinosaurios era alta antes del impacto y que los dinosaurios aún se estaban diversificando. En ese caso, el meteorito sería realmente el mecanismo que acabó con ellos. Un escenario alternativo es que la diversidad de dinosaurios no sería tan alta, en cuyo caso el meteorito sería el golpe de gracia de los dinosaurios, que ya estarían disminuyendo”, explica por correo electrónico el primer autor del estudio Fabien Condamine, investigador en el Instituto de Ciencias de la Evolución, en Montpellier (Francia).

Los datos de Condamine y sus compañeros apuntan en la segunda dirección y muestran que los dinosaurios no estaban "en buena forma" antes del impacto.  “Nuestro estudio muestra que los dinosaurios ya no estaban adaptados a las condiciones cambiantes de su entorno y el impacto del meteorito los aniquiló en el peor momento. Quizás, si el asteroide hubiera golpeado el planeta diez millones de años antes, cuando los ecosistemas eran diferentes, los dinosaurios se habrían visto afectados, pero no exterminados”, afirma el investigador.

Para llegar a semejante conclusión, el equipo estudió 247 especies de dinosaurios pertenecientes a las seis principales familias de las que más información se tiene: anquilosáuridos, ceratópsidos, hadrosáuridos, dromeosáuridos, troodóntidos y tiranosáuridos.

Los investigadores compilaron y analizaron un conjunto considerable de datos de fósiles de estos dinosaurios para estudiar su dinámica global durante el periodo Cretácico. Las diferentes hipótesis se testaron mediante análisis matemáticos con el sofware PyRate. 

Fósiles de dinosaurios: Qué son y que tipos hay

Fósil de dinosaurio.

“El registro fósil está sesgado. Es desigual temporal y geográficamente, y algunos grupos no se fosilizan bien", afirma Condamine. "Dados estos problemas, los modelos modernos y sofisticados pueden tener en cuenta la heterogeneidad en la preservación a través del tiempo y entre especies. Al hacerlo, el registro fósil se vuelve más confiable para estimar el número de especies en un momento dado”.

Los resultados de los análisis mostraron que hace unos 76 millones de años, una inversión en las dinámicas de estos animales llevó a que comenzaran a extinguirse más especies de las que aparecían. El declive en las especies de herbívoros fue más marcado y temprano.

El cambio en la temperatura global se evidenció en el estudio como uno de los factores impulsores de la disminución de especies. La Tierra, a finales del Cretácico, era un mundo caracterizado por temperaturas agradables pero al final de esta etapa geológica, las temperaturas descendieron entre siete y diez grados centígrados. 

"Una buena hipótesis de que el enfriamiento global impactó a los dinosaurios herbívoros, que luego disminuyeron lo que influyó en otros dinosaurios que dependían de estos herbívoros" afirma el investigador.

Por el momento, sus datos respaldan que ambos factores, tanto el enfriamiento del clima como una menor diversidad de herbívoros, fueron la causa del declive de los dinosaurios en general.  "Otros estudios podrían investigar si los herbívoros en particular, y no los carnívoros, se vieron afectados por el enfriamiento al final del Cretácico", concluye Condamine.

COMPARTIR: