16 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El exdirigente venezolano podría tener la oportunidad de obtener una residencia humanitaria, a pesar de ser parte de los pistoleros de Hugo Chávez

Richard Peñalver, el pistolero de Maduro, seguirá en Tenerife mientras el Ministerio del Interior no resuelva su caso

Richard Peñalver
Richard Peñalver
Richard Peñalver, el pistolero chavista escondido en Tenerife aún no resuelve su estatus migratorio. Aunque en abril de este año, fuentes policiales informaron de que el Ministerio de Interior había denegado la solicitud al exdirigente chavista, las recientes apariciones y escraches que ha recibido el pistolero demuestran que sigue viviendo en Canarias.

Desde elcierredigital.com hemos contactado con el Ministerio de Interior, que ha informado sobre las oportunidades que podía disponer el chavista para mantenerse. Fuentes de la cartera aseguran que la negativa de protección internacional puede recurrirse en el plazo de un mes. Por tanto, hasta que no se revise el caso de parte de la Oficina de Asilo y Refugio; la situación de Peñalver no está resuelta.

En caso de que sea denegado por segunda vez, podría acceder a una solicitud de residencia por motivos humanitarios, la fórmula legal que ha utilizado España para permitir la residencia de miles de venezolanos desde el agravamiento de la crisis. Sin embargo, las fuentes consultadas explican que este proceso no es inmediato y que puede tardar meses. Además, explican que es posible la denegación de este tipo de residencias.

“Aunque sea por razones humanitarias se puede denegar este tipo de solicitudes, si la persona esta solicitada por el país de origen o si es una amenaza para la seguridad nacional”, explica la fuente ministerial. Por los momentos, no se conoce que el exdirigente chavista este solicitado por el régimen. Por el contrario, varios venezolanos residentes en España muestran su preocupación y molestia con la presencia de Peñalver en el país.

El caso del pistolero de Puente Llaguno saltó la semana pasada con un vídeo en twitter. “¿Qué haces tú aquí Peñalver? Dímelo. A ti debería darte vergüenza de estar aquí. Le hiciste mucho daño a la gente” le espetó una mujer de origen venezolano en una calle de Tenerife. 

En marzo de este año, Peñalver se vio envuelto en otra polémica después de que circularan informaciones sobre la participación de su hijo en el equipo de baloncesto de Puerto de la Cruz. La información fue desmentida por el propio club en un comunicado. Según el equipo, el joven jugó una temporada, pero salió después de caducar los 90 días de estancia como turista que establece la ley.

La masacre de El Silencio

La manifestación contra el régimen chavista del 11 de abril de 2002 se originó en la sede principal de PDVSA en la zona de Chuao y estuvo convocada por los sindicatos mayoritarios. La manifestación, una de las más grandes del país hasta el momento, discurrió hasta el centro de Caracas por voluntad de los participantes. Poco antes de llegar al Palacio Presidencial, chocaron contra grupos de afectos al régimen.

Las riñas terminaron en disparos de grupos chavistas desde el Puente Llaguno, que cruza la avenida por la que discurría la manifestación. Los hechos quedaron registrados en radios de varios policías de Caracas y de servicios de inteligencia que se encontraban en la movilización opositora vestidos de paisanos. El primer herido por impacto de bala fue precisamente Tony Velázquez, un policía de la DISIP encubierto.

Richard Peñalver en su etapa de diputado oficialista.

Los vídeos grabados por varias televisoras venezolanas, en medio de la transmisión, Hugo Chávez se conectó en cadena nacional a todas las radios y televisoras del país. Sin embargo, Luis Fernández, periodista venezolano logró captar en imágenes a los pistoleros desde su escondite en un edificio cercano. Entre los captados, Richard Peñalver.

La investigación por los sucesos en los que participó Peñalver cayó en manos de la justicia venezolana, que condenó a varios detenidos, especialmente de la Policía Metropolitana de Caracas. Años después, los jueces que dieron la sentencia explicaron que la misma había sido emitida por el gobierno y el propio Hugo Chávez había obligado a los jueces a firmarla. Peñalver no paso por juicio porque según las autoridades del país no estaba envuelto.

Según el Ministerio de Interior, una orden de extradición de Venezuela podría evitar que se apruebe la residencia de Peñalver. No obstante, el sistema judicial venezolano, controlado por el régimen nunca ha emitido la solicitud.

COMPARTIR: