06 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La jueza que instruye el caso estuvo 18 meses de baja por una enfermedad, pero se niega a conceder la libertad al exministro, que padece leucemia

El oculto muro judicial al que se enfrenta Eduardo Zaplana

Eduardo Zaplana, en una foto de archivo. (Europa Press)
Eduardo Zaplana, en una foto de archivo. (Europa Press)
Eduardo Zaplana se enfrenta a un muro judicial, el formado por la jueza Isabel Rodríguez y el fiscal Anticorrupción Pablo Ponce. Ambos se oponen a la excarcelación del expresidente de la Comunidad Valenciana por riesgo de fuga o de destrucción de pruebas. La jueza teme que Zaplana huya a Estados Unidos y argumenta que el exministro de Trabajo con Aznar ha llevado una vida "muy activa" desde hace tres años cuando se le detectó la leucemia hasta su detención el pasado 22 de mayo.

La jueza del caso Zaplana, Isabel Rodríguez Guerola, que niega reiteradamente la libertad del expresidente de la Comunidad de Valencia por razones humanitarias, solicitó hasta 18 meses de baja por enfermedad.

El exministro de Trabajo con Jose María Aznar está encarcelado desde mayo del pasado año, acusado de diez delitos: blanqueo de capitales, cohecho, prevaricación, malversación de caudales públicos, tráfico de influencias, fraude en la contratación, delito fiscal, falsedad documental, asociación ilícita para delinquir y grupo criminal, todo ello dentro del sumario conocido como caso Erial. Zaplana padece una leucemia que le provoca una "inmunodepresión profunda", con alto riesgo para su vida, hasta el extremo de que cualquier bacteria o virus podría causar un daño irreversible en su salud.

Presunto cobro de comisiones ilegales

El juzgado de Rodríguez investiga el presunto cobro de comisiones derivadas de la concesión de las Inspecciones Técnicas de Vehículos (ITV), realizadas en 1997 durante la gestión de Zaplana al frente de la Generalitat, y del Plan Eólico de la Comunitat Valenciana, puesto en marcha en 2003.

 

Pablo Ponce, fiscal Anticorrupción durante un registro en el PP de Valencia.

Las investigaciones judiciales realizadas por la UCO de la Guardia Civil, apuntan a que algunos de los empresarios beneficiarios de estas concesiones habrían pagado alrededor de once millones de euros en concepto de comisiones. Para ello, la jueza y el fiscal Anticorrupción, Pablo Ponce, viajaron hace algunas semanas a Panamá y Uruguay para buscar el rastro de estas supuestas comisiones, sin que se conozca hasta el momento el resultado puesto que el sumario está declarado secreto, según ya informó elcierredigital .

Licencia por enfermedad durante año y medio

Además, ahora se ha sabido que Isabel Rodríguez, la jueza instructora que denegó en varias  ocasiones la excarcelación de Zaplana por riesgo de fuga o destrucción de pruebas -una medida que apoya el fiscal Anticorrupción, Pablo Ponce-,  se tomó licencia por enfermedad durante año y medio en sucesivas prórrogas, la última de ellas de un mes de duración, en diciembre de 2011.

Un acta de la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), de 13 de diciembre de 2011, así lo recoge: "Conceder a Doña María Isabel Rodríguez Guerola, Magistrada del Juzgado de Instrucción número 8 de Valencia, prórroga de licencia por razón de enfermedad, durante un mes y a efectos del día 17 de octubre de 2011 (decimoctavo mes de licencia) con derecho al percibo de retribuciones básicas y por razón de familia, sin perjuicio de las prestaciones complementarias que procedían con arreglo al régimen de seguridad social aplicable, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 375 de la Ley Orgánica del Poder Judicial y artículo 228 y siguientes del Reglamento 2/2011, de 28 de abril, de la Carrera Judicial, comunicando el presente acuerdo a la Gerencia correspondiente y a la Mutualidad General Judicial".

Acuerdo de la Comisión Permanente del CGPJ sobre la licencia por enfermedad de la jueza Isabel Rodríguez.

 

En su último auto la jueza argumenta que Zaplana llevó una vida "muy activa" entre 2015 cuando se diagnosticó su leucemia hasta su detención e ingreso en prisión el pasdo 22 de mayo. La magistrada argumentó que el exministro acudió a restaurantes o a dar conferencias "desplazándose de un sitio a otro sin llevar mascarilla, en un medio hostil donde se puede coger cualquier tipo de virus".

La jueza también indica que durante su estancia en la cárcel valenciana de Picassent, el expresidente Zaplana había solicitado el uso del gimnasio de la prisión, lo que a su entender "evidencia que se encuentra en perfecto estado independientemente de la enfermedad que padece".

Campaña de change.org pidiendo su excarcelación

Muchas son las voces que se han alzado en favor de un trato digno para el expresidente de la Comunidad de Valencia y exministro de Aznar, desde Pablo Casado, presidente del PP, hasta Pablo Iglesias, lider de Podemos o Mercedes Gallizo,  exsecretaria de Instituciones Penitencias. La última iniciativa ha llegado a través de una campaña en change.org. La petición fue iniciada por José Luis Bayo, presidente de Nuevas Generaciones del PP, y recuerda que Eduardo Zaplana es "una persona que está en la plenitud de su derecho a la presunción de inocencia y, además, padece una enfermedad incurable que lo ha conducido a las puertas de la muerte, según el último parte médico del jefe del Servicio de Hematología del Hospital la Fe, Don Guillermo Sanz Santillana".

Asimismo, la petición apunta a que "los motivos por los que han rechazado las repetidas solicitudes de libertad son su capacidad para destruir pruebas y el riesgo de fuga. En cuanto a la destrucción de pruebas, parece algo irrisorio que estando hablando de hechos cometidos hace más de una década, después de estar siete meses privado de libertad, y que se encuentran en investigación conforme consta en el auto de detención en el año 2015, se considere que puede destruir pruebas", argumenta y especifica que esta muestra de apoyo "no significa exculpar a nadie" y que se hace sólo por razones de humanidad.

COMPARTIR: