29 de noviembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Suscrita por diez organizaciones y de carácter asambleario, la asociación pretende aunar fuerzas frente a una decisión que "nos deja vendidos"

Nace la plataforma 'No a la España insegura': Policías y guardias civiles contra la reforma de la 'Ley Mordaza'

Policía y Guardia Civil.
Policía y Guardia Civil.
Agentes de la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Policía Local de toda España se unen en la plataforma 'No a la España insegura', una asociación con la que pretenden aunar fuerzas en su lucha contra la reforma de la 'Ley Mordaza'. Los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado consideran que la modificación propuesta "ahonda en la situación de desamparo institucional que sufren por parte de sus responsables políticos".

Policías y guardias civiles acudirán juntos a las concentraciones previstas los próximos 25 y 27 de noviembre con el fin de "formar un frente común contra la amenaza" que, a su juicio, representa la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana, más conocida como 'Ley Mordaza', que pretende acometer el Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos. 

A pesar de las discrepancias internas en la organización de las movilizaciones, sindicatos y asociaciones de ambos cuerpos aspiran a concentrar al máximo número de agentes en los actos convocados. Un llamamiento que esta semana se materializaba con la creación de la plataforma  'No a la España insegura', que trata de canalizar el rechazo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado a una reforma que "nos deja vendidos".

Convocatoria para la manifestación del próximo 27 de noviembre.

Suscrita por diez organizaciones y de carácter asambleario, no jerarquizado y libre de adhesión, 'No a la España insegura' nace con el objetivo de confrontar las enmiendas a la modificación de esta norma "mediante una acción real de los colectivos representados". De este modo, la Alternativa Sindical de Policía (ASP), el Sindicato Unificado de Policía (SUP), el Sindicato Profesional de Policía (SPP) y Unión Federal de Policía (UFP), así como la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC), la Asociación Profesional de Cabos de la Guardia Civil (APC-GC), la Asociación Escala Suboficiales de la Guardia Civil (ASESGC), Unión de Oficiales (UO) e Independientes de la Guardia Civil (IGC), además del sindicato de Policía Local Asociada (PLA) se agrupan en una sola plataforma que "está abierta a todas las personas y entidades que se identifican y comparten" los fines que persigue. 

Puntos polémicos 

Entre los puntos de la reforma que más indignación han despertado entre los policías, se halla, por ejemplo, la supresión de la prohibición de grabación y difusión sin autorización previa de imágenes de policías en su trabajo diario, una medida que preocupa especialmente al Sindicato Unificado de Policía (SUP), que señala que "supone un peligro evidente para la integridad física de los agentes y de sus familias".

Otra de los cuestiones que pretende abordar el pacto acordado por Unidas Podemos y el PSOE versa sobre la garantía del derecho de manifestación, debiendo comunicarse aquellas "de eventos previstos y previsibles". La no comunicación de este tipo de manifestaciones será sancionada como falta leve, mientras que no será necesario informar sobre aquellas que se celebren por imprevistos que provoquen su inmediatez. 

Policías durante disturbios en Barcelona. 

"Permitir que se celebren manifestaciones 'espontáneas', sin comunicarlas previamente ni advertir de sus recorridos, atenta directamente contra las libertades del resto de ciudadanos, y vuelve a poner en situación de peligro e indefensión a los policías que se vean obligados a intervenir", explican desde las asociaciones de policías. 

La reducción del tiempo de identificación en comisaría, la regulación de los cacheos o registros corporales, la disminución de la cuantía de las multas, la presunción de la veracidad o la limitación del uso de material antidisturbios son otras de las enmiendas contra las que se han pronunciado los agentes. 

"Desde ASP, a la espera de la redacción del borrador de la Ley de Seguridad Ciudadana, lo que se está filtrando a los medios parece que va en la dirección contraria a nuestras reivindicaciones", indican desde la Alternativa Sindical de Policía, al tiempo que señalan que "hace seis meses solicitamos a los grupos del Congreso más protección legislativa para los policías". 

Y es que la mayoría de agentes consideran que, con esta reforma, se "ahonda en la situación de desamparo institucional que sufren los policías por parte de sus responsables políticos". También, que "crea más inseguridad jurídica en los policías, lo que puede llevar a coartar su operatividad en la complicada situación de pandemia y rotura del principio de autoridad por la que está pasando nuestro país" .

COMPARTIR: