27 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El menor consumo de alcohol, el desarrollo de las redes sociales, el cambio cultural post pandemia destacan entre los motivos principales

Los jóvenes mantienen menos relaciones sexuales casuales: Éstas son las razones de la nueva situación en la era Covid

La mayoría de las personas probablemente estén experimentando grandes cambios en su rutina habitual debido a la pandemia mundial. Las discotecas y los bares siguen cerrados, y las aventuras de una noche son prácticamente ilegales. Prácticamente no se puede viajar, no hay fiestas a las que ir, ni cenas grupales que planificar. No es raro entonces que para muchas personas, estos cambios también hayan afectado a su vida sexual.

Según un estudio publicado a comienzos de este año que realizaron investigadores de la Universidad de Rutgers, en Nueva Jersey, y la Universidad de Albany, en Nueva York, los hombres y mujeres de entre 18 y 23 años tienen menos relaciones sexuales casuales, o relaciones sexuales sin una pareja estable, que los adultos que les sacan 10 años.

Los investigadores analizaron los datos existentes sobre la dinámica familiar y los estilos de vida, recopilados entre 2007 y 2017, y examinaron específicamente las respuestas sobre la actividad sexual de 945 mujeres y 1.040 hombres. Descubrieron que el 38% de los adultos jóvenes estudiados tenían relaciones sexuales casuales en 2007, y ese número se redujo al 24% en 2017.

Causas

Tras examinar otros datos, los investigadores concluyeron que la disminución del consumo de alcohol, el desarrollo de las redes sociales, el aumento del uso de videojuegos y que los jóvenes tardan más en marcharse de la casa de sus padres produjeron una caída del 14% durante el período de 10 años.

Hombres jóvenes tienen mucho menos sexo en el siglo XXI; redes sociales y  videojuegos podrían estar llenando el vacío, según estudio | Salud | La  Revista | El Universo

Joven jugando a videojuegos, mientras su novia lo observa.

Según explicó en un comunicado de prensa enviado al medio digital estadounidense Insider, Lei Lei, coautor del estudio y profesor asistente de sociología en Rutgers “Los jóvenes adoptan roles de adultos más adelante en sus vidas y dependen de sus padres durante períodos más largos”. Además, añadió que “La disminución de la participación en el sexo casual entre este grupo de edad podría ser otro signo de retraso en la transición a la edad adulta”.

Esta no es la primera vez que una investigación descubre que el sexo, tanto casual como en pareja, está en declive. En 2019, los datos de la General Social Survey reforzaron la idea de que Estados Unidos se encuentra en medio de una “gran sequía sexual”. La tasa de personas que no han mantenido relaciones sexuales han aumentado constantemente durante las últimas tres décadas, pero en 2018 la proporción de personas que informaron no haber tenido relaciones sexuales durante todo el año fue la más alta registrada. Según los datos de la encuesta, casi uno de cada cuatro adultos estadounidenses informó no haber tenido relaciones sexuales.

Parece que los millennials han impulsado esta sequía y la generación Z está contribuyendo. De 2008 a 2018, la proporción de estadounidenses de 18 a 29 años que informaron no tener relaciones sexuales se duplicó. Los jóvenes se casan más tarde, si es que lo hacen, y por ello tienen menos relaciones sexuales. 

Además de las tendencias matrimoniales, los cambios en las normas culturales también pueden estar ayudando a la sequía sexual. La mayor disponibilidad de entretenimiento online, incluidos los servicios de streaming y las redes sociales, influyen en la frecuencia con la que se mantienen las relaciones sexuales. Eso significa que incluso las personas que están en pareja pueden optar por pasar su tiempo libre en Netflix o Instagram en lugar de en la intimidad sexual con su pareja.

Beneficios de mantener relaciones sexuales

El sexo es un calmante para el estrés, tiene el poder de mejorar el estado de ánimo, reducir la figura y aumentar la longevidad. El cuerpo humano está planificado para beneficiarse y gozar del sexo y, sin embargo, las personas pasan por períodos de sequía en la cama por todo tipo de razones. Si ese periodo de inactividad se alarga demasiado, puede tener un efecto negativo tanto en el cuerpo, como en la mente de las personas.

La forma en la que no tener relaciones sexuales puede afectar a nuestro cuerpo varía según la salud o la edad. En el caso de personas sanas que solo han dejado de tener relaciones sexuales debido a la falta de una pareja sexual o como consecuencia de una elección consciente, podrían experimentar algunos cambios físicos y psíquicos perjudiciales, entre los que destacan sentirse más lentos, con menos vitalidad y hambrientos de experiencias sexuales.

El sexo no es solo un acto físico y carnal, sino que también tiene una parte mental, cuando las personas tienen sexo, tienen contacto piel con piel, y este tipo de contacto es la forma primordial en la que nosotros, como humanos, nos consolamos

Estudio revela que los hombres jóvenes tienen menos sexo que antes –  Hondudiario

Pareja sonriendo.

La conexión sexual regula el estado de ánimo mediante la liberación de la hormona del bienestar, la oxitocina. El sexo nos levanta el estado de ánimo a través de las endorfinas. Y sin el beneficio de estos estímulos naturales, las personas pueden ser propensas a sentirse más deprimidas.  Según Walter Ghedin, médico psiquiatra y sexólogo “El encuentro sexual es una parte fundamental de la vida interpersonal. La vida sin sexo tiene sus consecuencias fisiológicas y anímicas”.

Además, según una investigación publicada en la revista médica Frontiers in Immunology, las relaciones sexuales regulares mejoran el sistema inmunológico y preparan al cuerpo para combatir las enfermedades mediante la liberación de endorfinas. Sin embargo, la ausencia de contacto humano aumenta los niveles de estrés. Esta tensión se traduce en un aumento de la presión sanguínea y del cortisol, hormona que se libera como consecuencia del agobio y la angustia o depresión.

COMPARTIR: