05 de febrero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El exministro del PP lidera ya el consorcio MBDA tras haberse sentado en el consejo de administración de la potente corporación aeroespacial

Airbus coloca a Josep Piqué al frente de su filial de Defensa para facilitar negocios con el Gobierno si el PP alcanza La Moncloa

El Cierre Digital en
/ Josep Piqué
Josep Piqué se ha convertido en presidente de una empresa del sector de Defensa, MBDA, que está participada por Airbus, una filial en la que el exministro del Partido Popular ejerció ya de consejero. Con esta designación, la potente e influyente corporación aeroespacial podría estar buscando facilitar negocios futuros con La Moncloa si el PP se hiciera con el poder del gobierno de España.

La guerra de Ucrania ha invitado al Gobierno de España a duplicar su gasto en Defensa y esos alrededor de 10.000 millones de euros extra están siendo buscados por compañías del sector como MBDA, especializada en el diseño y fabricación de misiles, que cuenta con una facturación anual superior a los 4.000 millones de euros. 

Esta empresa, proveedora del Gobierno desde 2020, acaba de nombrar como presidente a Josep Piqué. El exministro es un hombre que goza de la confianza de Airbus, segunda accionista de la compañía y deseosa de que las buenas relaciones entre Piqué y Génova 13 faciliten el día de mañana los negocios entre MBDA y La Moncloa si Alberto Núñez Feijóo conquistara el poder. 

Cabe recordar que Piqué se sentó en el Consejo de administración de Airbus y hasta hace unos meses presidió el fabricante de motores y turbinas vasco ITP Aero, que fue adquirido por el fondo estadounidense Bain Capital tras rechazar Indra el envite.

La Moncloa utilizó al presidente de Prisa para tomar el control de Indra

La Moncloa también quiere jugar sus cartas en el terreno empresarial relacionado con Defensa y para ello impulsó el pasado año la conformación de un núcleo duro en la estratégica Indra, controlada por la gubernamental SEPI, la vasca Sapa (proveedora de Defensa) y Amber Capital (principal accionista de Prisa). 

Este trío suma más del 36 por ciento de la firma tecnológica y de defensa en un momento clave para esta compañía presidida por un directivo cercano al PSC, Marc Murtra, que desde hace unos meses cuenta con labores ejecutivas gracias al apoyo de Sapa Palencia (liderada por el nuevo consejero dominical Jokin Aperribay, tercer accionista de Indra, cercano al PNV y presidente de la Real Sociedad) y Amber Capital (primer accionista de Prisa)

Pique2

MBDA. 

Murtra preside Indra desde el pasado año en sustitución de Fernando Abril-Martorell, que no gozaba de la plena confianza del actual Gobierno de España. Cabe recordar que Abril-Martorell accedió al cargo en 2015 tras otra maniobra gubernamental, en este caso liderada por el PP. 

Entonces, el ministro de Defensa Pedro Morenés consiguió tumbar a Javier Monzón, presidente de Indra desde la fundación de la empresa en 1992. Monzón, que luego presidiría Prisa con la ayuda del Banco Santander, se había mantenido al frente de la tecnológica bajo los gobiernos de Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero

Murtra aseguró que no quería oír hablar de maniobras políticas y aseguró que piensa "en el 100 por cien de los accionistas, en los pequeños, en los grandes, en los que son activos y en los que son más pasivos. Ese es mi trabajo y solo me dedico a eso. Ni hay interferencias, ni hay injerencias, ni las habrá mientras sea presidente de esta compañía. Indra se va a regir por criterios técnicos y profesionales". 

"Nosotros nos tenemos que adaptar al mercado para pasar a ser el actor principal en España y uno de los grandes actores europeos en el ámbito de la tecnología. Si esta oportunidad no la captura Indra, la va a capturar otro operador europeo", añadió. 

COMPARTIR: