28 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

"Se prioriza a sí mismo por encima del resto, cree que puede hacer lo que quiera con los demás, para él son piezas de un tablero",señala Lara Ferreiro

El todavía presidente americano Donald Trump incita al asalto de "El Capitolio": Analizamos su perfil psicológico

El todavía presidente americano Donald Trump
El todavía presidente americano Donald Trump
Miles de seguidores del presidente en funciones de Estados Unidos, el líder republicano Donald Trump, han irrumpido este miércoles en "El Capitolio" de Washington. Han muerto cuatro personas, hay 14 policías heridos y 52 detenidos tras el intento de toma del Congreso americano, mientras el presidente electo Joe Biden pedía a Trump que "cumpla con su juramento de defender la Constitución" y no aliente más "el asalto". Analizamos el perfil psicológico de Trump.

Hace tan solo unos días elcierredigital.com iniciaba una serie de retratos psicológicos de personalidades célebres, conocidas también por sus infidelidades, con la colaboración de la psicóloga Lara Ferreiro, de Ashley Madison. Entonces, arrancamos con el más improbable de los presidentes de la Historia de Estados Unidos, Donald Trump. El que fuera empresario ha sido, públicamente, infiel a muchas de sus parejas como también a una gran parte del pueblo americano, sin que la difusión de estos escándalos le hayan molestado nunca.

Ya lo advertíamos: “Él representa el sueño americano, pero el sueño se ha convertido en pesadilla y no sabe gestionar las derrotas, incluso puede inventarse falsas realidades para seguir creyendo en sus propias mentiras. Va a poner muchas demandas y va a realizar actos de todo tipo, como mecanismo de negación de que Joe Biden ha ganado. Se niega a aceptar resultados que él no espera, su narcisismo se lo impide”, aseguraba la psicóloga Lara Ferreiro a elcierredigital.com.

Y así ha sido. Eran palabras premonitorias de la reconocida psicóloga. En casi dos siglos y medio de historia, los Estados Unidos de Ámerica no habían vivido una crisis como la que ha ocurrido este miércoles, día 6 de enero, a las puertas de su Congreso. Miles de seguidores del todavía presidente en funciones Donald Trump han irrumpido en "El Capitolio", el edificio que alberga las dos cámaras del Congreso de EEUU, con el fin de impedir la ratificación de los resultados de las elecciones del pasado 3 de noviembre, tras haber sido alentados para su "asalto" en un mitin previo por el líder republicano Donal Trump. Una votación que se había iniciado a la una de la tarde de Washington, es decir, las siete de la tarde hora peninsular española, y que tuvo que ser suspendida tras la invasión. Los 534 legisladores entonces presentes (435 representantes y 99 senadores) fueron evacuados de la sala del Pleno de la Cámara de Representantes. 

Todo ha ocurrido después de que Donald Trump se dirigiera a decenas de miles de seguidores, concentrados frente al Capitolio, y declarara que Joe Biden iba a ser "un presidente ilegítimo". El todavía presidente republicano de EEUU insistió a sus fervientes  seguidores que el vicepresidente, Mike Pence, podía anular el resultado de las elecciones del 3 de noviembre. Pero Pence, que presidia la sesión, se negó a hacerlo, ya que era ilegal.

Ante esta respuesta, los seguidores de Trump, entre ellos militares veteranos americanos, destrozaron en su asalto puertas, ventanas y cristales, e intentaron penetrar en la citada sala del Pleno de la Cámara de Representantes. Precisamente, una mujer ha fallecido, según aseguran fuentes oficiales, tras recibir un disparo en el pecho durante los incidentes protagonizados en este intento de toma del Congreso americano y otras tres personas han muerto por "urgencias médicas" sin que se sepa todavía la causa. Catorce policías resultaron heridos y fueron detenidos un total de 52 asaltantes.

La alcaldesa de Washington decretó el toque de queda en la capital americana y la Guardia Nacional y Fuerzas Armadas fueron llamadas para expulsar del edificio y su alrededores a los seguidores de Donald Trump. Pero el Departamento de Defensa se negó inicialmente a tomar esa medida. No hay que olvidar que el secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, fue cesado por Donald Trump tras su derrota electoral. El todavía presidente americano colocó al frente del Pentágono a militares de máxima lealtad hacia su persona.

El presidente electo Joe Biden compareció inmediatamente ante los medios y afirmó que "estos actos no representan lo que es Estados Unidos", a la vez que pidió a Trump que "cumpla con su juramento de defender la Constitución", y "comparezca en televisión para pedir el cese de este inaceptable asalto al Capitolio". 

Tras la pasada tarde y noche repletos de incidientes, los congresistas americanos volvieron a reunirsr en "El Capitolio" y determinaron que las elecciones de noviembre que dieron el triunfo a Joe Biden eran perfectamente legales.  

Perfil psicológico de Trump

Según señala a elcierredigital.com la psicóloga Lara Ferreiro, “Trump representa la triada oscura de la personalidad, compuesta, entre otras, por estas variables psicológicas:

- Narcisismo: Se prioriza a sí mismo por encima del resto, él cree que puede hacer lo que quiera con las demás personas, para él los demás son piezas del tablero de ajedrez que las mira con superioridad y puede hacer con ellas lo que quiera. También ejerce un rol dominante con las mujeres. Tiene la necesidad de sentirse admirado.

- Maquiavelismo: Traza un plan y lo ejecuta caiga quien caiga. No va a tener ningún sentimiento de culpa si hace algo que no debe. Él conoce la diferencia entre el bien y el mal, con lo cual todos sus actos son imputables”.

“Trump miente, pero se permite ser él mismo y los demás lo aceptan; de lo contrario podrían sufrir consecuencias negativas. El pueblo americano lo que no perdona son  las mentiras de secretos de estado", añade la psicóloga. 

Ivana Trump habló tras el triunfo de Joe Biden: “Mi ex marido odia ser un  perdedor” - Infobae

                                              Donald Trump y su exmujer Ivana en los años 80.

“Es un hombre al que le gustan las mujeres, la infidelidad es un mecanismo de autocuidado y él lo sabe. Como corroboran los estudios, los hombres inteligentes y con estudios superiores suelen ser infieles”, señala Lara Ferreiro.

El presidente en funciones de los Estados Unidos ha sido polémico a lo largo de toda su vida. Lo cierto es que nadie se lo imaginaba como Jefe de Estado, ya que Trump representaba la viva imagen de un yuppie neoyorkino y fue su divorcio, con infidelidad de por medio, lo que le convirtió en objetivo de los medios de comunicación. Era 1989 y el empresario estaba casado con Ivanna Trump.

La propia interesada lo contaba así en el libro Raising Trump. Según ella, se enteró de que su matrimonio había terminado cuando se le acercó Marla Maples, la “otra mujer” que más tarde se convirtió en la segunda esposa de Trump.

 “Esta joven rubia se me acercó de la nada y me dijo 'Soy Marla y amo a tu esposo. ¿Tú?”, relata Ivana Trump en el citado libro. “Le dije 'Piérdete. Amo a mi esposo '. No era propio de una dama, pero estaba en estado de shock", continúa su exmujer Ivanna Trump.

Donald Trump y las mujeres: una historia de amor y millones

Trump y Marla Maples. 

El asunto público de Trump con Maples fue objeto de un gran escándalo en la prensa americana. Los tres hijos de la pareja también se tomaron bastante mal la aventura de Trump con Maples, y Donald Jr. se negó a hablar con su padre durante un año después de que la pareja se divorciara.  

Pero el matrimonio con Marla Maples tampoco fue el definitivo y su fin estuvo rodeado de numerosos rumores de infidelidad. Su tercera unión, con la todavía Primera Dama Melania, también ha estado rodeado de escándalos, como hemos analizado en elcierredigital.com. Sin embargo, este proceder no sólo no parece pasarle factura al todavía presidente americano, sino que tampoco parece que él le dé mayor importancia.

Mensaje de Trump

Finalmente Donald Trump, a quien el presidente electo Joe Biden había pedido que compareciera en televisión, ha reaccionado a los disturbios pero solo lo ha hecho en Twitter. En un mensaje grabado en vídeo, Trump se ha dirigido a los asaltantes. La plataforma Twitter ha deshabilitado las opciones de compartir el vídeo o interactuar con él al considerar que "incita a la violencia".

Por su importancia, elcierredigital.com transcribe literalmente su discurso en el citado vídeo: “Sé que os duele, que hace daño, hemos tenido una elección que nos han robado, ganamos por avalancha y todos los saben, especialmente los del otro lado, pero tenéis que ir a casa ahora, tenemos que tener paz, tenemos que tener orden, tenemos que respetar a la gran gente de la ley y el orden. No queremos a nadie herido, es un periodo muy duro este momento, nunca hubo un momento como este en el que una cosa como esta pasara, en el que nos quieren sacar a todos nosotros, a mí, a vosotros, de nuestro país. Esta fue una elección fraudulenta, pero no podemos caer en las manos de esta gente, tenemos que tener paz, así que ir a casa, os queremos, sois muy especiales, habéis visto lo que pasa, habéis visto lo mal que nos tratan, tan mal y tan endemoniadamente. Sé como os sentís, pero ir a casa e ir a casa en paz”, ha dicho Trump en un mensaje ‘envenenado’ en el que insiste en su teoría de la conspiración pese a los recuentos y medidas tomadas tras su denuncia.

COMPARTIR: