16 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La abogada Ana Peña interpuso hace unos días un escrito ante los juzgados de Parla por supuestas irregularidades penales "en el traspaso de un local"

Carlos Moreno, el ‘Rey de la sandía’: Denunciado por presuntos delitos de estafa, amenazas y coacciones

Exclusiva Carlos, 'el rey de la sandía' de Parla.
Carlos, 'el rey de la sandía' de Parla. / Vende sandías y melones a un euro.
Carlos Moreno es conocido en Parla por los bajos precios de su mercancía: melones y sandías a tan solo un euro. Son numerosas las personas que acuden a la localidad a por las frutas que vende, por las que es elogiado. Sin embargo, su imagen se ha visto enturbiada recientemente ya que ha sido denunciado por presuntos delitos de “estafa, amenaza y coacciones” por “supuestos traslados de local”.

Sandías y melones a un euro. Ese es el reclamo que Carlos Moreno usa para llegar a sus clientes en la localidad madrileña de Parla. Los vecinos compran cada día una buena cantidad de fruta gracias a su bajo precio, y en los medios de comunicación Carlos ya ha sido bautizado como 'el rey de la sandía' porque "las vende a miles en un solo día". Sin embargo, según ha podido conocer elcierredigital.com, la buena imagen que Carlos podría verse afectada por una denuncia relativa a otros negocios.

Presuntamente y según esta denuncia, Carlos habría “percibido grandes cantidades de dinero en metálico que deberían ser declaradas”, además de haber “amenazado y coaccionado a sus clientes y cometer una estafa en contratos de traspaso de local de negocio y en los de alquiler”.

Según comenta Ana Isabel Peña, abogada defensora de los clientes que habría tenido Carlos, sobre el ‘rey de la sandía’ pesa ahora una denuncia –en los juzgados de Parla, "a falta de su reparto correspondiente", y por tanto no se sabe aún en qué Juzgado va a recaer– por “estafa en el traspaso del local de negocio, coacciones y amenazas”

La presunta estafa de los locales de Carlos

Ana Isabel Peña ha comentado a elcierredigital.com que la denuncia vendría dada por una presunta estafa a sus clientes, unos empresarios de Parla que “cogieron el traspaso de un local de negocios –un bar– y el alquiler de dos naves para llevar a cabo la actividad comercial. Una de las naves, supuestamente, en octubre del año pasado debería estar totalmente habilitada para el negocio”.

La letrada Ana Isabel Peña.

Sin embargo, el traslado de negocio no habría sido efectuado, supuestamente. Por otra parte, según el testimonio de la abogada, Carlos habría obligado a “mis clientes a pagar unas grandes cantidades de dinero en metálico, como viene reflejado en el contrato”, explica Peña. Esto, según la abogada, podría implicar que se les imputara un “delito de blanqueo de capitales”, al que se añadirían los de “coacciones y amenazas”.

En lo que se refiere a estos últimos delitos, parece que podría estar implicada una persona más, socio de Carlos, que habría coaccionado y amenazado presuntamente a los clientes de la letrada, recalcando que el dinero en efectivo que le habían otorgado “es ilegal, va contra la Hacienda Pública”.

Este presunto socio del 'rey de la sandía' sería también el encargado, según ha podido conocer elcierredigital.com, de ofrecerle los productos que vende. “Es como una especie de gestor que ha estado intermediando entre mi cliente y Carlos”, explican.

Unos delitos que, según afirma la letrada, no solo los habrían sufrido sus clientes sino que “lo han estado haciendo varias veces. Hay más afectados”.

El ‘rey de la sandía’ y el descontento de los fruteros

Alabado por sus clientes por el reducido precio de su producto, Carlos también se ha tenido que enfrentar a la parte negativa de la fama. En una entrevista al programa 120 minutos de Telemadrid, el frutero Luis Pacheco se quejaba de las palabras empleadas por el empresario y le recriminaba: “Lo que no me parece de justicia es que tú, sin ser frutero, digas que es un abuso y que ibas a reventar el mercado”.

La compra de uno de los clientes de Carlos.

En esta misma entrevista, Carlos se defendía, confirmando que no es frutero, que viene “de la construcción” (a pesar de que Pacheco afirma en primer lugar que provenía de la hostelería) y que lo único que quería era “demostrar que la cesta de la compra se puede bajar de precio”.

Un argumento que Pacheco rebate, afirmando que los precios tan bajos solo son posibles si no existe la cadena de intermediarios que lleva los productos a la tienda (lo que dejaría, según comenta, sin trabajo a muchos transportistas, entre otros) y preguntándose sobre la procedencia de los melones que Carlos vende a un precio tan reducido.

“Estos melones se quedan normalmente en la tierra como compost y este año los has disfrutado porque al estar caros los otros, eso lo han cortado, lo han metido en palés y lo tienes tú en la tienda como podría tenerlo cualquier otra persona”, explica sobre la procedencia de la fruta.

COMPARTIR: