10 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Está formado por el Escuadrón de Zapadores, los Grupos de Operaciones Especiales, la Fuerza de guerra naval y los CRAV de la Brigada Paracaidista

El relato de Jesús Vera, sargento paracaidista de HALO-HAHO: "Así entramos en territorio enemigo"

Un salto realizado por miembros del Ejército.
Un salto realizado por miembros del Ejército.
En nuestra línea de conocer a las unidades más especiales de nuestras fuerzas armadas, esta semana hablamos con el sargento Jesús Vera, paracaidista especialista en saltos HALO-HAHO, ya saben, esos soldados cargados de material, con cascos y oxígeno que vemos en las películas pero desconocemos sus funciones en caso de guerra. Aquí entrevistamos a uno de ellos que nos explica su trabajo.

En octubre del año 2012, el austriaco Félix Baumgartner puso en las noticias de todo el mundo los saltos paracaidistas al lograr con éxito un salto estratosférico desde los 39.068 metros de altitud durante nueve minutos de caída libre. Consiguió también romper la barrera del sonido sin ayudas mecánicas, en lo que constituye todo un récord en los límites del ser humano.

Por ello y siguiendo con nuestra línea de dar a conocer los aspectos más desconocidos de algunos cuerpos especiales de nuestras fuerzas armadas, -ya hemos contado como trabajan los tiradores de elite, la vida en los submarinos de guerra y la UME-, ahora vamos a intentar conocer un poco mejor a algunas de nuestras unidades de élite paracaidistas. Me estoy refiriendo a los HALO-HAHO que quizá por su nombre no sepamos a que nos referimos, pero si vemos su imagen saltando con mascarilla de oxígeno seguro que si los reconocemos y en alguna ocasión nos hemos preguntado a que se debe el equipamiento que llevan.

Salto de un especialista.

De nuevo contamos con nuestro amigo el Sargento Primero Jesús Vera, que también ha formado parte de estas unidades de elite de nuestro ejército.

- Jesús, ¿Qué significan los términos HALO Y HAHO?

- HALO viene del inglés High Altitude-Low Opening (Gran altitud-Baja apertura), mientras que HAHO significa High Altitude-High Opening (Gran altitud-Alta apertura). Hay que aclarar que este tipo de saltos son de uso militar y no deportivo, salvo en Estados Unidos y de una forma muy controlada.

- ¿Cuál es la principal diferencia entre ambos?

- La principal diferencia entre ambas técnicas es que en HALO el paracaidista abre el paracaídas a baja altitud, tras un tiempo de caída libre, mientras que en HAHO el paracaidista abre el paracaídas a alta altitud, unos segundos después de saltar del avión.

En nuestro país estos saltos van ligados al oxígeno, en lanzamientos HALO-HAHO siempre lo llevamos. En Estados Unidos se ponen el oxígeno automáticamente a partir de los 10.000 metros salten o no a mucha más altitud. Para HALO saltamos sobre los 18-19.000 pies y abrimos sobre los 5.000 más o menos. En HAHO lo máximo seria subir hasta los 25.000 pies y abrir casi inmediatamente para poder navegar más y mejor. En condiciones normales, el avión vuela a una altitud de aproximadamente a unos 25.000 pies - unos 7.600 metros- sobre el nivel del mar no sobre el terreno.

- ¿Cómo es el operativo?

- Antes de hacer estos saltos se hace un estudio táctico de la zona, después se hacen unos cálculos para sacar el punto de lanzamiento (H.A.R.P.), en base a estudios meteorológicos, que puede estar a 20 o 30 km del punto de toma. La idea es salir, navegar y si han salido bien los cálculos, cuando estás a unos 1.000 pies hacer un giro en contra de viento para poder frenar y que toda la patrulla coincida en el punto designado en el menor tiempo posible para no sobrevolar mucho tiempo la zona y que el enemigo te localice. El salto se puede hacer de día o al atardecer, a mí me gusta más al atardecer para caer, recoger rápido y hacer tu infiltración a pie sin que te vea el enemigo.

En resumen, el HAHO te permite más distancia de navegación y el HALO es casi caída vertical sobre el punto. Su uso dependerá sobre todo de la índole de la misión. Por ejemplo, en una zona montañosa no puedo hacer un HAHO porque no hay distancia navegación, pero si un HALO en un valle o zona similar.

Un especialista paracaidista.

- Y ¿para qué se utilizan?

- Además de para ponerte nervioso cuando vas a saltar (Ríe), militarmente hablando ambas son medios de inserción en terreno enemigo. Están pensados para unidades pequeñas, entre 12 y 15 saltadores, según la misión.

- En España ¿qué unidades realizan este tipo de saltos?

- Son saltos habitualmente realizados por personal de la EZAPAC (Escuadrón de Zapadores Paracaidistas), los Grupos de Operaciones Especiales (GOE), Fuerza de guerra naval especial (FGNE) y la Brigada Paracaidista que cuenta con la CRAV (Compañía de Reconocimiento Avanzado), que es la única Unidad dedicada en exclusiva y al completo a la inserción HALO-HAHO.

- ¿Se requiere un entrenamiento fisiológico específico para estos saltos? Especialmente sobre las presiones de los gases ¿cómo afectan estas diferencias de presión al organismo?

- Pues mira, tirarse de un avión es fácil solo hay que dejarse caer (Ríe abiertamente), pero para ser HALO-HAHO primero hay que hacer el curso básico de paracaidismo que vienen a ser los saltos que vemos en las películas de la Segunda Guerra Mundial, el curso de apertura manual que sería el curso que se puede hacer a nivel también civil y por último el curso específico HALO-HAHO. Evidentemente hay que pasar unas pruebas físicas, aunque este curso es más técnico que otra cosa. Mira, el salto en sí no tiene mayor complicación, lo tiene más el stress psicológico que te produce tirarte de un avión en marcha con todo el peso de equipamiento que llevamos, y pensar en solucionar todos los problemas que puedas tener mientras caes.

Como curiosidad te cuento que la primera vez que monté en un avión en mi vida fue precisamente para saltar … y la primera vez que viví un aterrizaje fue en el salto 15 y porque hubo un problema y se suspendió el lanzamiento. Menos mal que no tuve que solucionar ningún problema, que no estaba yo para buscar muchas soluciones.

Dispuestos a saltar.

 - ¿Qué es la hipoxia y cómo puede afectar a los saltadores?

- A partir de ciertas alturas es necesario respirar oxígeno, la falta de presión hace que el organismo no sea capaz de asimilar las moléculas, llevándonos a la hipoxia que es la falta de oxígeno en la sangre con las consecuencias que eso tiene para el organismo ya que puede causar pérdida de la consciencia, lo cual coloca al paracaidista en una situación de muy alto riesgo, ya que al estar inconsciente podría impactar contra el suelo sin haber sido capaz de abrir su paracaídas, para esto hay unos sistemas barométricos que hacen que el paracaídas se abra solo.

Para conocer estas sensaciones realizamos lo que se llama entrenamiento hipobarico y que consiste en que cada tres años pasamos por una cámara en la que se te somete a cambios de presión, a quitar y poner la mascarilla…de tal manera que vivamos esa sensación y podamos controlarla o por lo menos detectar los síntomas si nos ocurre.

Para evitar otro tipo de problemas a causa de los cambios de presión, antes de saltos HALO-HAHO hay que hacer una respiración previa, en tierra o vuelo dependiendo de la altitud de lanzamiento, que puede llegar hasta los cuarenta minutos para eliminar el nitrógeno del cuerpo.

- Y ¿cómo actuáis si le ocurre a algún saltador en pleno vuelo?

- Pues vamos con él. Si va con la “campana” abierta ira navegando a favor de viento y nosotros podemos controlar el vuelo e incluso descender más rápido que el, si va en caída libre la cosa es más complicada hasta que se abra el paracaídas. En cualquier caso, se lleva un localizador y se le puede controlar donde ha caído y recogerlo si fuera necesario, de no ser así el resto seguiríamos con la misión.

- ¿Para los saltos HALO HAHO se emplea solamente oxígeno?

- Sí, no se emplea aire a presión como en el submarinismo, para que no haya nada de humedad y evitar que pueda haber un bloqueo de los conductos por congelación, por un lado, y sobre todo para que no se respire nada de nitrógeno y evitar la embolia gaseosa.

Toda la respiración previa y la respiración durante el vuelo se hacen desde un sistema fijo al avión y que dos minutos antes del salto se cambia al sistema autónomo individual de cada saltador. Este cambio es un punto importante en la secuencia de toda la operación pues hay que cerciorarse claramente de que se está respirando del sistema autónomo antes de desconectar el sistema fijo del avión.

Un salto nocturno.

- ¿El HALO-HAHO lleva algún equipamiento especial?

- Mira yo como saltador y solo para lanzamiento llevaba, paracaídas, gafas, guantes, mascara, goretex porque a 24.000 pies hace mucho frio, altímetro, navaja por si acaso, cubre botas, GPS, brújula y luego el equipamiento unido a tu puesto táctico, es decir el tirador sus armas, el observador su equipo y todas las armas reglamentarias, además de agua, comida y una muda que no sueles usar. Yo un día pese mi mochila con todo mi equipo y pesaba 32 kilos…cierto es que luego andando te mueves con menos por que no llevas el atalaje que se usa para saltar con mochila.

- ¿Cuál es la influencia del viento en este tipo de saltos?

- Mucha, hay un límite de 20 nudos para saltar, aunque antes eran 24. Este límite de viento va relacionado con el límite de avance del paracaídas, la idea es que con el de apertura manual tomes con el viento en contra, es decir que si mi paracaídas con el viento en contra avanza menos iré para atrás y si por el contrario avanza más iremos hacia adelante, lo malo son las rachas de viento….

- ¿Cuáles son los peligros a los que se enfrenta el HALO-HAHO?

- Además de la hipoxia, las malas aperturas, solucionables o no…Todos los paracaídas llevan uno principal y otro de reserva y a veces tienes que tomar decisiones rápidas para solventar el problema o liberar la “campana” y tirar de el de reserva. Si fallan los dos. Otra incidencia es el choque entre compañeros, en el HAHO salimos de uno en uno, pero en el HALO al ser caída libre salimos todos juntos y a veces puedes darte algún golpe.

Otro riesgo son las bajas temperaturas que se producen a gran altitud. Generalmente el saltador se enfrenta a temperaturas bajo cero, con todos los riesgos que el frío extremo conlleva. Aunque se llevan trajes especiales para evitar esto.

                                        Un paracaidista HALO-HAHO completamente equipado.

- Una pregunta curiosa, ¿cómo os sacan de la zona cuando acabáis la misión?

- Por tierra o con helicóptero.

- Vamos a tu experiencia personal, Jesús ¿cuál es tu record de salto?

- Unos 25.000 pies que es lo máximo del ejército español. Hace años se realizaban lanzamientos hasta 30.000 pies.

- En estos momentos, ¿se siguen haciendo cursos HALO-HAHO en España?

- Si claro. Es un medio de inserción de cual se habla poco……(Ríe), pero todos los ejércitos tienen sus HALO-HAHO. Que yo sepa Holanda, Francia y Estados Unidos son los últimos que los han utilizado. Aunque actualmente no se use militarmente, en España sigue habiendo maniobras exclusivas solo para esto y unidades de élite que mantienen estos grupos, ya que posiblemente sea el mejor medio de inserción en territorio enemigo.

Una técnica militar más que conocemos mejor a través de las vivencias de Jesús Vera. Técnicas de combate que no valen para nuestro enemigo actual, el coronavirus porque como dice Jesús, “el bichito no te va a buscar y si pones medidas le puedes frenar, pero el enemigo si y como sea más listo que tú estás perdido”.

COMPARTIR: