23 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El excampeón de Europa reconoció haber lesionado a su pareja Lola Rivero cuando residían en Gran Canaria, por lo que ahora cumplirá condena firme

Prisión de dos años para el exboxeador Poli Díaz por malos tratos contra su mujer

/ El exboxeador Poli Díaz celebrando una victoria.
El Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 de Las Palmas ha sentenciado una condena firme de dos años de cárcel para el exboxeador Poli Díaz por malos tratos contra la que fue su mujer Lola Rivera. La sentencia emitida por la magistrada Belén Sánchez Hernández afirma que el excampeón de Europa es autor de los delitos de maltrato habitual y lesiones sobre su expareja sentimental, acusaciones por las que Poli ya cumplía prisión preventiva.

El exboxeador Policarpio Díaz, conocido como 'Potro de Vallecas' ha sido condenado en firme a dos años de prisión por –según él mismo reconoció– malos tratos habituales a su exmujer Lola Rivera y haberla lesionado cuando residían juntos en Zárate, en Gran Canaria.

El Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 de Las Palmas de Gran Canaria ha sentenciado para el excampeón de Europa la pena de prisión de dos años, el pago de 3.210 euros como indemnización a la víctima, seis años y cuatro meses de alejamiento y prohibición de comunicarse con ella. Además, el tribunal ha acordado imponerle una medida de libertad vigilada durante cinco años a partir de que cumpla la pena privativa de libertad en un centro penitenciario en Madrid.

La sentencia emitida por la magistrada Belén Sánchez Hernández afirma que Poli Díaz es autor de los delitos de maltrato habitual y lesiones sobre su expareja sentimental Lola Rivero. La víctima relató que los hechos sucedieron el 23 de junio de 2021, en su vivienda de Zárate, donde llegaron varias dotaciones de la Policía Nacional después de que algunos vecinos llamaran al 091 a las 9:15 horas tras escuchar una fuerte discusión y varios golpes dentro de la casa. Incluso, la víctima salió "desnuda" en la calle pidiendo auxilio después de que él hubiera intentado "asfixiarla".

"Poli estuvo maltratándome toda la madrugada, a ratos me pegaba con la mano abierta, en los labios, en el cuello, todo, todo... Hubo unos segundos en los que pensé que moría ya que me puso un paño en la boca y me empezó a estrangular. Por un segundo pensé que me iba a morir. Perdí la consciencia y no sé cómo me reanimó, pero lo hizo para seguir pegándome", relataba la mujer.

La juez declaró "en riesgo extremo" a la exmujer de Poli

La magistrada titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 de Las Palmas decretaba en el verano de 2021 en nivel de “riesgo extremo” en referencia a la mujer del exboxeador Policarpo Díaz, ordenando las medida necesarias de protección a favor de ésta por parte de las fuerzas del orden público.

La magistrada María Auxiliadora Díaz Velázquez fundamentaba su decisión en las manifestaciones de la presunta víctima, quien relató en sede judicial que el maltrato de Poli Díaz hacia ella era habitual y que a partir del primer año de relación con ella fue “extremadamente violento, tanto desde el punto de vista físico como psicológico”.

La denunciante relató que las agresiones de su pareja han consistido el “tirarle del pelo y darle bofetones con la mano abierta”, sucediendo que en tres ocasiones la agarró por el cuello “hasta el punto de temer por su vida”. La autoridad judicial tomó declaración al acusado, que ya se encontraba en prisión preventiva por orden del mismo órgano judicial, como presunto autor de un delito de maltrato habitual en el ámbito familiar, otro delitos de lesiones continuadas y un tercero de amenazas en el ámbito familiar. Díaz sí prestó declaración en esta ocasión.

La detención de Poli Díaz 

Una mañana del mes de junio de 2021, los vecinos del barrio de Zárate, en Las Palmas de Gran Canaria, avisaron a la Policía Nacional de ruidos en la vivienda del histórico boxeador Poli Diaz. Otros vecinos aseguraron a los efectivos policiales haber llamado porque habían visto a una mujer desnuda en la calle pidiendo auxilio.

El exboxeador Poli Díaz.

Cuando los agentes llegaron al domicilio, se encontraron a la pareja del boxeador con signos evidentes de haber sido golpeada e incluso de un posible intento de asfixia. La mujer fue trasladada inmediatamente al centro hospitalario más cercano para recibir el tratamiento necesario. Por el contrario, el boxeador no se encontraba en el domicilio cuando llegaron los policías. Los funcionarios policiales comenzaron entonces una inspección de los alrededores en su búsqueda.

Poli Diaz fue encontrado en las inmediaciones del lugar de los hechos. En ese mismo instante, la Policía Nacional procedió a la detención y el 'potro de Vallecas' no opuso resistencia

Las fuerzas y cuerpos de seguridad han detenido ya en dos ocasiones al boxeador español. El mes de mayo de 2021 fue arrestado por una requisitoria dictada por el juzgado de lo Penal número 30 de Madrid cuando acudía a renovar el DNI. En esta ocasión, la acusación era por un delito de lesiones. Por ello, pasó casi un mes en prisión

COMPARTIR: