07 de julio de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Mientras Juan Carlos I concedió cincuenta distinciones en su reinado, el actual monarca lo único que ha hecho es revocar el Ducado de Palma a Cristina

Un Rey sin nobles: En ocho años Felipe VI no ha concedido ningún título nobiliario

El Cierre Digital en El Duque de Aliaga saludando a Felipe VI.
El Duque de Aliaga saludando a Felipe VI. / Es una de las pocas imágenes del Rey con gente de la nobleza.
En ocho años de reinado Felipe VI no ha concedido ningún título nobiliario. Mientras Juan Carlos I concedió cincuenta distinciones en su reinado, el actual monarca lo único que ha hecho es revocar el Ducado de Palma a su hermana la Infanta Cristina. Apartarse de la nobleza es una de las decisiones que han marcado la nueva monarquía española.

Desde que Felipe VI ascendiera al trono de España en junio de 2014 una de sus principales obsesiones es marcar las distancias con el reinado de su padre. Los nombres y costumbres que pudieran recordar al reinado de Juan Carlos I son evitados por su hijo que quiere que su reinado tenga una personalidad propia. 

La trasparencia y la discreción son las líneas maestras de su reinado y desde Zarzuela han marcado las distancias con el mundo de la nobleza. En muy contadas ocasiones el rey Felipe VI y la Reina Letizia se han dejado ver en eventos vinculados con la aristocracia. Al poco de iniciar su reinado asistieron al funeral de Cayetana de Alba (20 de noviembre de 2014) y fue una especie de canto de cisne de las relaciones de los nuevos monarcas con la nobleza. 

No sólo tienen poca relación con la aristocracia sino que, además, el Rey no ha creado títulos nobiliarios frente a los cincuenta que otorgó durante su reinado su padre, el actual Rey Emérito Juan Carlos I. No sólo no los ha creado sino que ha revocado uno, el Ducado de Palma que ostentaba su hermana la Infanta Cristina a la que le retiró el título por su imputación en el escándalo Noos. 

Los cincuenta títulos de Juan Carlos I

A lo largo de las casi cuatro décadas de su reinado (1975-2014) concedió cincuenta títulos nobiliarios y, además, añadió la Grandeza de España a cinco títulos ya existentes. La concesión de éstas dignidades durante el reinado del Emérito recayeron por lo general en personas del mundo de la política, la empresa privada, la cultura, el deporte o la ciencia. En concreto, concedió un infantazgo, seis ducados, 35 marquesados, seis condados, una baronía y un señorío. 

Retirar el Ducado de Palma a la infanta Cristina fue una de las primeras decisiones de Felipe VI. 

Los primeros títulos que concedió fueron el Señorío de Merirás con Grandeza de España a Carmen Polo, viuda de Franco y el Ducado de Franco a Carmen Franco Polo, la única hija del dictador. Estos títulos están desde ahce meses en el punto de mira ya que el Gobierno de España quiero incluirlos en la lista de títulos que ensalzan la dictadura franquista o la Guerra Civil. Curiosamente esta ley afectaría a títulos otorgados por Juan Carlos I y dejaría 'libres' a algunos de los que concedió el propio dictador, ya que Franco en 1947 se arrogó la capacidad de conceder títulos nobiliarios, algo sólo propio de Reyes. 

Volviendo a los títulos de Juan Carlos I, también los nombres de la política fueron convertidos en nobles por el monarca así hizo Marqueses a Arias Navarro, Leopoldo Calvo-Sotelo y Duques a Adolfo Suárez y a Torcuato Fernández-Miranda. No todos los expresidentes del Gobierno recibieron un título del Rey. A parte de los citados Arias Navarro, Suárez y Calvo-Sotelo, le ofreció un título a Felipe González que lo rechazó por no considerarlo apropiado en un socialista. La mala relación de Juan Carlos I con José María Aznar hizo que nunca le ofreciera un título. A partir de ahí ninguno de los presidentes del Gobierno recibieron la posibilidad de poseer un título nobiliario. 

También durante su reinado otorgó títulos nobiliarios a miembros de su familia. A su primo Carlos de Borbón-Dos Sicilias lo elevó a la categoría de Infanta y a su hermana la Infanta Margarita le otorgó el Ducado de Soria. Este título es de carácter vitalicia, es decir una vez fallezca la Duquesa volverá a la Casa Real, igual que los Ducados de Lugo y Palma que, respectivamente, concedió a sus hijas Elena y Cristina. 

En el mundo cultural hizo marqueses de Joaquín Rodrigo, Salvador Dalí o Camilo José Cela. A nivel de la empresa privada hubo títulos para nombres como Alfonso Escámez, Covadonda O'Shea (mujer de Emilio Botín) o Juan Miguel Villar Mir. 

Los últimos título que concedió fue unas semanas antes de abdicar en 2014. Fueron tres marquesados (el de Crémenes para el empresario David Álvarez, el de Fuster para el cardiólogo Valentín Fuster y el de Grisolía para el bioquímico Santiago Grisolía) y el Condado de Gisbert para la historiadora y académica Carmen Iglesias. El Marquesado de Crémenes fue concedido de forma vitaliza por petición del propio David Álvarez. El empresario leonés no quería que el título fuera un motivo más de disputada entre sus herederos. Un enfrentamiento que ya se vislumbraba al final de los días del dueño de Eulen y que cristalizó tas su fallecimiento. 

COMPARTIR: