04 de junio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El módulo de hombres de la cárcel abulense sólo está preparado para que "resida" el cuñado del Rey Felipe VI y tenga la máxima discreción

Rodrigo Rato lanza un órdago a Instituciones Penitenciarias: quiere ir a la prisión de Brieva junto a Iñaki Urdangarín

Rodrigo Rato en el momento de su detención por el caso de las tarjetas 'black'
Rodrigo Rato en el momento de su detención por el caso de las tarjetas 'black'
Rodrigo Rato fue condenado la semana pasada por el caso Bankia, en el que también lo fueron con penas de prisión otros 14 ex directivos de la entidad por el uso de las tarjetas 'black'. Esta circunstancia ha hecho que el exministro quiera elegir la prisión de Brieva para cumplir condena, el mismo centro donde está ingresado Iñaki Urdangarin desde hace más de 100 días. En esa misma cárcel se manifestaron los sindicatos de prisiones para exigir mejores condiciones laborales

El expresidente de Bankia y ex vicepresidente del Gobierno con José María Aznar tiene en mente la cárcel de mujeres de Brieva, situada en Ávila, entre sus posibles destinos para cumplir la condena que el Tribunal Supremo ratificó el pasado 3 de octubre, por la cual deberá pasar 4 años y seis meses en prisión por el caso de las ‘tarjetas black’, según las fuentes a las que ha tenido acceso este diario.

Las posibilidades de librarse de ir a la cárcel son improbables, por lo que el que fuera ministro de economía ha preferido ir haciéndose a la idea del futuro que le espera y por ello ha tomado la decisión que menos pueda afectar a su entorno cercano. Rodrigo Rato puede presentar un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional como último intento de  retrasar su entrada en la cárcel, pero son pocos los casos en los que el tribunal admite este tipo de recursos. En el Código Penal solo aparece la posibilidad de suspensión de las penas de prisión de dos años o inferiores a este lapso.

El centro penitenciario de Brieva es una prisión para mujeres donde también cumple condena el marido de la Infanta Cristina, Iñaki Urdangarín. Es un centro que tiene casi 30 años de antigüedad y que cuenta con 43.000 metros cuadrados, entre los que se encuentran 162 celdas regulares y 18 complementarias.

Cárcel de Brieva (Ávila)

La elección de este centro evitaría el ruido mediático que podría sufrir su familia en cualquier otra cárcel. Además, Brieva se encuentra a sólo 1 hora y 20 minutos de Madrid en coche, por lo que sus familiares no tendrán problemas para ir a visitarle y, del mismo modo, el podrá desplazarse sin mucha dificultad a la Audiencia Nacional para ir a declarar en el juicio por el caso Bankia.

Si Rato finalmente elige esta cárcel para cumplir condena, es muy probable que lo haga con el mismo régimen interno que el ex duque de Palma, es decir, en un pabellón que se habilitó especialmente para que el yerno del rey emérito se estableciera y no coincidiera con el resto de las reclusas.

En El Cierre Digital ya contamos que la vida de Iñaki Urdangarin en el centro penitenciario abulense está siendo tranquila. Las principales actividades que realiza son el deporte, el cultivo de verduras y hortalizas, ver la televisión y la religión. Además, son muchas las visitas que recibe al cabo de la semana por parte de sus familiares y su mujer.

Brieva, lugar de protestas de los sindicatos de prisiones

El pasado 29 de septiembre los sindicatos de prisiones Acaip, CCOO y UGT Prisiones se manifestaron frente al centro penitenciario donde está ingresado Iñaki Urdangarin y donde ingresará posiblemente Rodrigo Rato tras conocerse la sentencia por delito continuado de apropiación indebida.

Durante todo el verano los colectivos que defienden a los trabajadores de las cárceles han estado protestando por todo el país para exigir unas mejores condiciones laborales, así como un aumento salarial. Ante esta situación, el actual gobierno socialista no se ha mostrado por la labor de poner fin al conflicto que se está viviendo en el sistema penitenciario español, que en los últimos meses ha sido protagonista de graves ataques de internos a funcionarios y de fugas de presos peligrosos de algunas de las cárceles que lo componen.

Así lo han hecho saber a este periódico fuentes penitenciarias, quienes aseguran que “No somos la prioridad de este Gobierno. El Ministerio de Interior tiene un serio problema en materias laborales. Entre esto y el lío que hay con los sindicatos policiales que se manifestaron en Barcelona el otro día se les está yendo de las manos”, señalan estas fuentes.

Los sindicatos de prisiones continuarán con las protestas que tienen programadas para este mes los días 25 y 26 y para la segunda semana del mes de noviembre.

COMPARTIR: